Envigado encuentra restos de su pasado

  • Luego del registro arqueológico, la construcción se ubicará en el Parque de la Fecundidad en Envigado. FOTO carlos velásquez

    Luego del registro arqueológico, la construcción se ubicará en el Parque de la Fecundidad en Envigado. FOTO CARLOS VELÁSQUEZ. Fuente: El Colombiano.com.co Periodista MARTHA ARIAS SANDOVAL.

 hallazgos de conducciones de agua registra, por ahora, Metroplús en Envigado.

A la vista de ojos curiosos que tomaban fotos con el celular y de transeúntes indiferentes, un grupo de expertos examinaba ayer, con detenimiento, un hallazgo en medio de los trabajos de Metroplús cerca al parque de Envigado.

La estructura corresponde a un acueducto de más de 100 años: Una fosa formada por dos paredes rectas, piso sólido y techo en bóveda. En las partes donde el techo se cayó, es notorio que estaba recubierto con piedra.

Fue encontrado en la carrera 43A con la calle 38 sur, la vía que une a Medellín, Envigado y Sabaneta.

Juan Pablo Díez, director del plan de manejo arqueológico del tramo 2A de Metroplús, dijo que la estructura mide 10 metros de largo, y que, aunque por ahora no se conoce su origen, la hipótesis inicial es que hace parte de una obra hecha a finales del siglo XIX o principios del XX. “Sería una de las conducciones de agua principal que podía transportar el líquido a las viviendas cercanas o a un punto de depósito, de donde se distribuiría posteriormente”, explicó Díez.

La estructura reviste un interés arqueológico por la técnica y materiales usados en su construcción. Diez explicó que tiene partes donde el techo es una bóveda arqueada, lo que se conoce como arco carpinelo medio punto. Las piezas fueron pegadas con una mezcla de arena y cal. El estudio de este antiguo acueducto seguramente aportará mayor información sobre el manejo de las aguas potables y servidas en Envigado hace más de un siglo, aseguró Díez. El sitio donde fue encontrada la pieza antigua tiene un área aproximada de 20 metros cuadrados. Allí no se trabaja por ahora, aunque las labores se reanudan el martes o miércoles de la próxima semana.
Otros hallazgos

En Itagüí, en el borde de la quebrada La María, también en las obras para Metroplús, se encontraron, en 2016, estructuras que hacen parte de la historia municipal. En ese caso fue un pozo de aguas subterráneas construido en adobe macizo, del que por ahora se desconoce la fecha de construcción o quien la hizo. Se presume que tenía uso industrial.

Otra ruina arqueológica fue encontrada durante la construcción del tranvía de Ayacucho: el antiguo acueducto de Medellín, hecho con ladrillo macizo, que cuenta con desarenadero o tanque de sedimentación, el cual data de finales del siglo XIX.

Hallan vestigios del pasado en obras de Metroplús de Envigado

  • Un tanque desarenador de agua potable, fue hallado en Itagüí. Una acequia, en Envigado. FOTOS Cortesía

    Un tanque desarenador de agua potable, fue hallado en Itagüí. Una acequia, en Envigado. FOTOS Cortesía

  • Hallan vestigios del pasado en obras de Metroplús de Envigado
POR JOHN SALDARRIAGA | PUBLICADO EL 11 DE OCTUBRE DE 2016
 EN DEFINITIVA:  En obras de infraestructura de la ciudad aparecen vestigios arqueológicos. En las de Metroplús de Envigado e Itagüí han hallado sistemas de acueducto. Esperan destapar más elementos.
 No, no son los rieles del tranvía que pasaba en los años treinta del pasado siglo los que hallaron en las obras de Metroplús de Envigado. En esas obras, por supuesto, han hallado vestigios del pasado, pero aún no han encontrado tales vías.

De acuerdo con el arqueólogo Juan Pablo Díaz, de la corporación Sipah —investigación, arqueología e historia, son palabras que hacen parte de esta sigla—, la entidad que realiza la recuperación de vestigios del pasado en tales obras, dice que en Envigado corrió el rumor de que habían encontrado ya los rieles de ese medio de transporte. Todo partió de una reunión con la comunidad, en la que explicaba la pertinencia de su labor. En ese encuentro mencionó que los expertos esperan hallar esos rieles, porque se sabe que el tranvía pasaba por ahí.  Y no solo pasaba: “Fue una estancia del tranvía. Allí tal vez vendían refrescos y comestibles y fue un sitio importante de subida y bajada de pasajeros y de cierta carga”. Sin embargo, eso todavía no lo han hallado. Espera que debajo de una casa situada al frente de la iglesia de San Marcos estén esos elementos. Allí construirán el Parque de La Fecundidad. Lo que sí encontraron en esas obras de Envigado es una suerte de acequia, cuya construcción puede ser de principios del siglo pasado, en el sector céntrico: carrera 43 A entre las calles 38 y 39 (o sea, en la vía que une a Medellín, Envigado y Sabaneta, frente al Teatro Municipal).

Quien mira esa acequia, fácilmente cree que se trata de una tumba. Es un fosa cuadrada, conformada por cuatro paredes de piedra, que forma un ducto con origen y destino desconocido. Juan Pablo advierte que fue descubierta hace apenas tres días, de modo que está en etapa de estudio: a qué corresponde, si las aguas que conducía eran negras o limpias…

También han encontrado otros canales fabricados por seres humanos —no naturales— y numerosos restos de cerámicas indígenas, de lozas importadas y monedas.

Tanque desarenador

En Itagüí los trabajos comenzaron antes, y los hallazgos, por consiguiente, también han sido mayores. Uno de ellos es una construcción de acueducto en ladrillo macizo estriado, con techo arqueado: un tanque desarenador de agua potable. Está entero. A diferencia del hallado en Ayacucho, durante los trabajos del nuevo tranvía, que estaba en menos buenas condiciones y, sin embargo, se valora y conserva.

“Porque la importancia de los hallazgos arqueológicos —explica Juan Pablo—, más que la situación en que estén los objetos, es la información que podamos leer en ellos”. Por fortuna, no pasa debajo de una vía, sino de una amplia zona verde. Por eso, es posible que se considere su preservación como lugar de visita del público. Nadie da cuenta de ello. Ni los más viejos saben qué aguas llevaba. Ni en los archivos han encontrado algo. Por su tamaño —unos 15 metros de largo—, y por el sitio en el que lo encontraron, cerca a la quebrada Doña María, por la entrada del barrio El Rosario, la hipótesis es que llevara agua a Curtimbres. Esta teoría está en investigación.

“De un elemento así pueden derivarse varios estudios —sostiene Díaz—. Sobre técnicas y materiales de construcción de una época, los niveles de salubridad de una sociedad…”.  En otro yacimiento, situado cerca al Parque del Artista, recogieron restos de cerámica y de herramientas de piedra. En otros sitios, en las ruinas de una casa de tapia, tras picar los pedazos de muros, encontraron bordes de vasijas de cerámica y huesos paleteros (omóplatos) de bobinos. Los primeros obedecen a que los constructores de esa vivienda centenaria recogieron tierras de suelos ricos en vestigios arqueológicos y quedaron metidos en la masa de la construcción; los segundos eran los hierros de hoy, los que sostenían las paredes.

 CONTEXTO DE LA NOTICIA

PARÉNTESIS: MUSEO COMUNITARIO GRACILIANO ARCILA

 En la sede de la corporación Sipah está el museo comunitario Graciliano Arcila Vélez. La exposición itinerante Antiguos pobladores de los andes antioqueños, de la U. de A., está abierta al público. Ese lugar —que es bodega de vestigios arqueológicos y oficina—, funciona una casa de encuentro. Su directora, la trabajadora social Lucy Astrid Tobón, cuenta que hay talleres artísticos y artesanales. Está en la carrera 57 # 46 C 14, del barrio El Rosario, sector Miranda, de Itagüí.