Barrio La Paz

Por Valentina Cardona, historiadora U de A.

está ubicado en la zona siete, y limita con los barrios Las Antillas, Loma del Barro, El Dorado y Trianón, al sur del municipio de Envigado [ver imagen 1]. Es el tercero más densamente poblado de la zona 7, superado por El Dorado y La Loma del Barro; y según el censo municipal de 2012, vivían 9.467 personas

En términos generales la infraestructura del barrio consta de diferentes equipamientos colectivos:

a. Dos iglesias: la Iglesia María Reina de la Paz y Primera Iglesia Cristiana Bautista.

b.Tres escenarios para la recreación y el deporte: Placa Polideportiva El Ocho, Unidad Deportiva La Paz y Placa Polideportiva El Oasis.

c.Tres escenarios deportivos en institución educativa: Placa Polideportiva I. E. La Paz Sección Leticia Arango de Avendaño, Placa Polideportiva I.E La Paz Sección La Paz y Placa Polideportiva I.E La Paz,

d. y por último, un escenario deportivo privado: la Placa Polideportiva Urbanización Villas del Prado

inicios

El barrio se inicia en 1963, cuando el Instituto de Crédito Territorial adjudicó las primeras 250 viviendas a las familias, en los predios de la finca de doña María de la Paz Correa. Uno de los requisitos era que tenían que ser familias numerosas. En 1976 -1977 las casas tenían un costo promedio de 2.000 pesos (El Mundo. Febrero 22 de 2007). 

Alrededor del barrio solo había fincas entre ellas la de El Trianón, la de El Oasis cuyo propietario era Francisco Ferrer, dueño de Búfalo; la de Paulina López, hija de la dueña de la finca “La Paz”4 . Poco tiempo después, en 1966 se creó la Junta de Acción Comunal del barrio con el fin de impulsar obras de modernización como la construcción de centros educativos, la parroquia y el mejoramiento de vías (El Informativo de Envigado, septiembre 1998, número 42, páginas 4A y 5A. La Paz.)

En 1966 se creó la Junta de Acción comunal con el fin de impulsar obras de modernización como la construcción de centros educativos, la parroquia y el mejoramiento de vías. La benefactora María de la Paz Correa donó los terrenos para la escuela de niñas y para la parroquia que se nombró en su honor, Parroquia María Reina de La Paz. Las obras fueron financiadas con donaciones de los vecinos y actividades realizadas para la recolección de fondos, tales como convites (El Informativo de Envigado. Septiembre de 1998 pág. 5A).

 En el proceso de construcción del barrio se formuló un plan para su embellecimiento y arborización a través del programa Civismo en Marcha que si bien efectivamente hizo el espacio más armónico estéticamente, a largo plazo significó un problema para sus habitantes pues gracias a la falta de planeación muchas de las casas y locales comerciales sufren averías por cuenta de las raíces de los eucaliptos que fueron sembrados (El Informativo de Envigado. Septiembre de 1998 pág. 4A).    

Iniciando la década de 1960 la oficina de planeación y valorización dictó una norma con la cual exigía a los constructores que para la aprobación de sus proyectos debían tener servicios públicos totales, zonas verdes y terrenos para la escuela dependiendo del tamaño del plan a ejecutar. La resolución fue aprobada por el concejo y convertida en acuerdo municipal. El estatuto produjo en un primer momento el encarecimiento de la construcción de los planes de vivienda, los constructores se encontraron con unos costos muy superiores a los acostumbrados que dificultaban la adjudicación de lotes o casas a precios favorables para los obreros e inmigrantes. La decisión fue inmediata y radical: se fueron de Envigado, pero no por mucho tiempo, en 1962 el ICT en cabeza del gerente Ditter Castrillón volvió y construyó el barrio La Paz, con todos los requisitos. Excelente barrio, como lo requería la comunidad. Sin embargo, a partir del estatuto las urbanizaciones fueron pensadas para familias con ingresos medios, que pudieran costear los costos [1]. Tal vez por eso La Paz desde su construcción fue dividido en tres partes, una manzana para los periodistas, otra para profesores de la Bolivariana y otra para personas sin características comunes.

Entre los primeros habitantes del barrio se pueden nombrar a Cristóbal Leal, Guillermo Restrepo, Eladio Espinosa, familia Carvajal Valencia y Suaza Correa, Gustavo Vásquez,

Carlos Cárdenas, Mabel Restrepo Orozco, Guillermo Londoño, Armando Cardona, Enrique Ríos, Abel Escobar, Román Hoyos. Algunos de los primeros negocios comerciales que surgieron en el barrio fueron el Granero La Rebaja, la heladería La Iguana de William y Juan de Dios Uribe Posada y la heladería Candilejas de Soledad Posada M.8 

No obstante, el vecino más recordado no solo por los habitantes del barrio La Paz sino por todo el mundo fue Pablo Escobar Gaviria quien según recuerdan los vecinos “Se la pasaba jugando fútbol en la cancha. Era muy formal en su trato”. El mentado narcotraficante pasó su niñez y juventud en el barrio robando naranjas como cualquier otro muchacho, incluso en los años setenta tuvo buena participación en las actividades comunitarias del barrio, colaboró mucho con la escuela y siempre que había un bazar, una rifa, bingos, no faltaba su aporte, incluso se comenta que tuvo gran participación en la construcción de la placa polideportiva y el patinódromo. Sin embargo, la presencia del capo en el barrio fue más corta de lo que se recuerda, a principios de los ochenta la familia se fue hacia otros sectores después de que Luis Fernando Escobar, el hermano de Pablo, muriera en un accidente cerca a la quebrada La Ayurá.[2]


[1] Rufino Torres Ramírez, “El desarrollo urbanístico de Envigado en los últimos años”, Boletín Histórico del Centro de Historia de Envigado, No. 20. (Envigado: Alcaldía de Envigado, 2010), 123 – 124. 8 Archivo Central de Envigado. Fondo Histórico, caja 548 carpeta 2035.

[2] El Mundo, 22 de febrero de 2007, número Envigado (barrios), páginas B/3. El ‘capo’ no acabó con La Paz.

El Liceo Departamental Femenino de la Paz

El Liceo Departamental Femenino de La Paz fue creado por el Concejo Municipal mediante el acuerdo no. 28 de diciembre de 1966, después de crearse la primera junta directiva el 23 de ese mismo mes donde se nombró el personal directivo, administrativo y docente que estaría encargado de guiar las labores del plantel durante su primer año de funcionamiento. En enero de 1967 el Liceo abrió inscripciones para sexto y séptimo y, el 13 de febrero recibieron los primeros 100 estudiantes. En 1971 comenzó a funcionar en el barrio el Liceo La Paz en los terrenos donados por la señora María de la Paz, después de ser trasladado de la zona céntrica donde se había creado inicialmente, con el fin de facilitar el desplazamiento de las estudiantes del sur del municipio hasta la institución educativa. La construcción del Liceo estuvo a cargo del Departamento, y las obras adjudicadas a la firma Martínez Valda (Periódico Presencias No. 3. Abril 5 de 1970 pág. 2). Hasta ese momento el colegio había estado funcionando en los planteles del Nocturno de Bachillerato y del Liceo Departamental MUA. En un principio, los vecinos del barrio llevaron a cabo las primeras obras que fueron posteriormente mejoradas por el gobierno municipal.

Escuela La Paz con su profesora Hermilda Gaviria Berrío, 1978

La madre de Pablo Escobar y su hermana Alba María Escobar Gaviria fueron profesoras en dicha institución (El Informativo de Envigado. Septiembre de 1998 pág. 5A). En 2007 el colegio tenía alrededor de 3.500 estudiantes, tanto primaria como bachillerato a doble jornada por lo que una de las exigencias de los habitantes en ese momento fue la ampliación de la planta, exigencia que sería atendida por la administración municipal. La institución educativa ha recibido diferentes reconocimientos como la Medalla Simón Bolívar en 1993, además 10 millones de pesos para la dotación de una sala de computadores en 1996 después haber ganado la campaña “Quiero a mi colegio” y, el Escudo de Oro de Envigado como reconocimiento a sus logros y proyecciones (El Informativo de Envigado Resumen de 1999 No. 152 pág. 8).

En términos de escenarios deportivos el barrio tiene un complejo deportivo que cuenta con cancha de futbol, baloncesto, voleibol y pista de patinaje; las primeras fueron construidas por iniciativa de la acción comunal y, la pista de patinaje fue financiada por Pablo Escobar (El Informativo de Envigado. Septiembre de 1998 pág. 4A). Los vecinos lo recuerdan como una persona que “se la pasaba jugando futbol en la cancha y era formal en su trato con los vecinos” (El Mundo. Febrero 22 de 2007)

Planos del Liceo La Paz, planoteca Secretaría de Obras Públicas, Mpio de Envigado.

El 27 de agosto de 1970 fue fundado en el barrio, el Club Atlético San Lorenzo de La Paz que ha participado desde su constitución en diferentes torneos locales en todas las categorías, sin embargo, desde 1984 ha concentrado su trabajo en la formación de jugadores de fútbol con la apertura de la Escuela de Fútbol con diferentes categorías dependiendo de la edad. En septiembre de 2006 el Club Deportivo recibió una nueva sede deportiva con un área de 160 m2, que está ubicada entre la Parroquia y la antigua pista de patinaje, la obra que tuvo un costo total de 155 millones y fue financiada con recursos del municipio.

Por su parte, la parroquia Nuestra Señora de la Paz fue fundada el 15 de noviembre de 1964 cuyo primer párroco fue el sacerdote Abelardo Sosa (Expresión No. 40. Febrero 14 de 1965 pág. 1).

En 1997 el municipio de Envigado adjudicó 141 viviendas de interés social, 94 de las cuales fueron construidas en los barrios La Paz, El Trianón y La Mina con una inversión de 3.651 millones de pesos (El Informativo de Envigado No. 124. Julio de 1997. Pág. 6).

De esta manera el barrio fue urbanizándose y el paisaje se transformó, se modernizaron las casas adjudicadas por el Instituto de Crédito Territorial y se construyeron urbanizaciones como Villas del Prado, Palestina, San Lucas de Barrameda y los sectores tradicionalmente llamados Los Periodistas y Bolivariana, el primero fue asignado a comunicadores sociales y el segundo a profesores de la Universidad Pontificia Bolivariana (El Mundo. Febrero 22 de 2007).

Total Page Visits: 28 - Today Page Visits: 2