Fabrica calzado Rey Sol

Fue fundada el 26 de abril de 1919 (notaría 1, escritura No. 760), por una sociedad anónima, constituida con un capital de 130 mil pesos, dividido en 13.000 acciones, a $10.00 pesos cada una. Tuvo como accionistas a: Banco de Sucre, Hijos de Félix A. Correa & Cía, Pedro Vásquez Uribe, Eduardo Vásquez Jaramillo, Julián Vásquez Uribe, Eduardo Correa Isaza, Josefa M. Restrepo de Vasquez, Inés Vásquez de Pérez.

De los anteriores se destacan:

Eduardo Vásquez Jaramillo

Don Eduardo Vasquez Jaramillo, quien desarrolló emprendimientos de carácter inmobiliario, minero, bancario, comercial e industrial y fue también uno de los promotores del cultivo y la comercialización del café. En el campo político fue Gobernador e influyente conservador. Fundador de la Compañía Harinera de Antioquia, de la Fábrica de Calzado Rey Sol. Eduardo Vásquez Jaramillo, así mismo fue socio fundador de la Cervecería Antioqueña, la Propiedad Urbana, el Remate de Ventas y de la Compañía de Tejidos de Medellín.

Don Pedro Vásquez Uribe, fue uno de los líderes del desarrollo empresarial antioqueño, despuntó desde muy joven. Muy rápidamente este personaje se distinguió en los negocios por su extraordinario dominio de las finanzas y fue gracias a esto y a otras virtudes propias del espíritu empresarial, que con el paso del tiempo se destacó como creador y modernizador de empresas como Noel, Antioquia Commercial Corporation, Harinera Antioqueña, Coltabaco, Suramericana y Cine Colombia, en las que incidió claramente en su tecnificación, mercadeo y publicidad. También fue destacable su papel como hacendado en Puerto Berrío y Rionegro.

Don Pedro Vásquez Uribe

El Banco de Sucre, fue fundado en 1905 por las sociedades Ángel Jaramillo y Cía., Ángel López y Compañía, José María Sierra Félix Salazar y Cía., el Banco Central, Hijos de Félix A. Correa y Cía., Nemesio Camacho entre otros. Además de ofrecer operaciones bancarias, participó en diferentes actividades de compra de bienes raíces y como accionista en la fundación de empresas como la Nacional de galletas y confites en 1916, Calzado Rey Sol en 1919, Cervecería Libertad en 1919, Vásquez Correas y Cía., en 1907. A partir de 1922 se inicia la liquidación del banco el cual pasó a llamarse Propiedades y Negocios Sucre, como liquidadores de la firma estuvieron el señor Tomás Uribe W., y Pablo Rodríguez.

Hijos de Félix A. Correa y Cía.” :  Félix Antonio Correa González, era hijo de Juan Pablo Correa Mejía y de María Antonia González Londoño y había contraido matrimonio con Felicinda Uribe Restrepo. En 1899 fundó la sociedad Félix A. Correa e Hijos, con sus hijos Emilio, Maximiliano y Félix; posteriormente entraron sus otros hijos y conformaron “Hijos de Félix A. Correa y Cía.” la cual era una de las principales firmas de exportación de café antioqueña. Emilio, casado con María Bárbara Mejía Peláez, fue industrial, comerciante y banquero; Maximiliano, casado con Casimira Isaza Gutiérrez, fue uno de los más importantes empresarios de Medellín de la época, banquero, industrial, agricultor, político, comerciante y constructor; y Félix, casado con  Teresa Uribe Campuzano, fue comerciante. Esta casa comercial participó en la fundación del Banco de Sucre, Banco de Fredonia, empresa Calzado Sol,  Vásquez Correas y Cía. (fundada en 1907 entre las familias Vásquez, Correa y Uribe) y de la Compañía Colombiana de Exportación.

Obtuvo diferentes distinciones: en 1923 la medalla de oro y el diploma en la exposición de Antioquia; diploma de de primera clase con medalla de oro en la exposición industrial y artística de Pereira.

En 1931 poseía más de 80 unidades de maquinarias, entre las cuales estaban las de montar y emplantillar calzado. En la fábrica se empleaban 40 hombres y 30 mujeres, distribuidos en diferentes secciones de la producción, capacitados en cada uno de los puestos de trabajo requeridos.

Tenía una capacidad instalada de 6000 pares de zapatos mensuales, con 30 tipos diferentes de calzado, casi todos muy aceptados por la población, especialmente el llamado “selección”, “Tuscan” ( para niñas); el “Barranca” (para hombres y de suela impermeable). Los precios de los tipos de calzado fluctuaban entre $1.20 y $7.50 pesos.

Los materiales que se empleaban en la producción, eran importados de Europa y E.U.; otras materias primas nacionales como la que proveía la empresa de curtimbres Itagüí.

En la publicidad de la época se decía: “El calzado “Reysol” presta distinción al que lo lleva por su exquisitez, al mismo tiempo es el más práctico debido a su sólida confección y a los buenos materiales que intervienen en la misma”.

Fachada de la Fabrica, quedaba al frente de la actual Universidad Cooperativa, cerca al puente los fundadores (Barrio Antigua Estación, en Alcalá)
interior de la fabrica con su maquinaria y obreros, tomada del libro Antioquia Industrial (1931), Editorial Bedout
Fachada del banco de Sucre, en el parque principal de Berrío, principios del siglo XX.

Fuentes:

José J. Hoyos (director) Antioquia Industrial (1931), tipografía Bedout, Medellín.

100 empresarios, historias de Vida, Cámara de Comercio de Medellín.

Davila, Carlos. Empresas y empresarios en la historia de Colombia. Universidad Eafit. Bogota, grupo editorial Norma, 2003 Ocampo, Gloria Isabel.La instauración de la ganadería en el valle del Sinú: la hacienda Marta Magdalena, 1881-1956.” Editorial Universidad de Antioquia, Instituto Colombiano de Antropología e Historia, ICANH. Medellín, Antioquia. Primera edición, noviembre de 2007.

Total Page Visits: 9 - Today Page Visits: 1