Cristalería Peldar se va de Envigado luego de 70 años

Alcalde Raúl Cardona Envigado . Ayer a las 12:08 · 31 de agosto. fuente: facebook de la alcaldía.

“Esta mañana recibimos la visita de Álvaro Suárez Quiceno, Presidente de O-I Peldar Colombia, quien nos expresó su gratitud por el apoyo con el que siempre han contado durante estos 70 años, y nos manifestó que la compañía está en un proceso de transición, en el cual tomaron la decisión de llevar la planta a Zipaquirá. No obstante, el área administrativa de la compañía seguirá operando desde una nueva sede en Envigado y su Centro de Servicios Administrativos proyecta vincular cerca de 70 oportunidades laborales.”

fuente: periódico ciudad sur

En 1947 Industrias Peldar abrió su planta en el municipio de Envigado y con el paso de los años se convirtió en la empresa más importante de este sector en el continente, una de las mayoras generadoras de empleo en el municipio y una de las más queridas.

Tras 70 años de funcionamiento, la compañía que hace parte del grupo Ardila Lulle decidió cerrar la planta a partir de junio de 2018 y trasladar toda su producción a Zipaquirá en Cundinamarca.

Sin ocultar su tristeza, Álvaro Suárez Quiceno, presidente de Cristalería Peldar, explicó las razones de la decisión y los beneficios que tendrán en el centro del país. “Hemos evaluado todas las opciones y condiciones para permanecer en el Valle de Aburrá. El horno que funciona actualmente debe realizar cada periodo un mantenimiento que se avecina y que es muy costoso. Decidimos entonces no hacerlo, cerrar el horno y operar en Cundinamarca”, dijo.

Esto permitirá ahorrar costos en el transporte de insumos, los cuales en su mayoría se encuentran en el centro del país. Además, de llegar a muchos más clientes en esta región del país.

Ya la compañía tiene un plan para sus empleados, los cuales en un 70% también se trasladarán a la nueva planta, mientras que las oficinas permanecerán en Envigado. El lote donde funciona actualmente la planta será vendido, pero aún no hay una oferta clara.

Por: Juliana Vásquez