Pastor Garcés Londoño

Por: Elizabeth Redondo Benítez, Miembro de Número 

El Envigado de antaño vio crecer entre sus hijos a uno de sus ciudadanos más comprometido con el desarrollo de su pueblo en todos sus aspectos.

Su calidad humana se manifestó siempre en su profunda religiosidad y amor a Dios, en su vida cristiana, en la oportuna ayuda solidaria para con sus semejantes más necesitados, el aporte a la cultura con su inspirada poesía y en su misión de servicio comunitario a través de su periódico” EXPRESIÓN “.

Don Pastor Garcés Londoño, es un envigadeño de pura cepa, nacido el 30 de octubre de 1915, y destacado líder cívico desde su primera juventud hasta su muerte ocurrida el 1 de septiembre de 1979, en la “Ciudad Señorial”, que tanto amó. Su partida de bautismo se encuentra anotada en el libro 027, folio 066, Nº 0185 de la Parroquia de Santa Gertrudis.

Sus padres don Jesús María Garcés Molina y doña María Jesús Londoño Restrepo, conformaron un hogar profundamente cristiano, que fue el crisol donde se formó don Pastor, como hombre íntegro, ciudadano ejemplar siempre dispuesto a trabajar por el engrandecimiento de su municipio y el bienestar de sus conciudadanos, lo que le permitió destacarse como uno de los envigadeños notables del pasado siglo XX.

Por su precaria salud, no completó su educación escolar en la Escuela Modelo (hoy Fernando González), pero su espíritu de superación, la dedicación de su padre y la colaboración del sacerdote Manuel José Jaramillo Flórez, lo convirtieron en autodidacta, lo que le permitió ejercer tanto su profesión de comerciante, regentando por muchos años el Almacén Ideal (calle 39 A sur), como su vocación de poeta, escritor y periodista.

En su obra como poeta nos legó dos folletos con lo mejor de su producción: “ SOLEDAD “ de profundo contenido religioso, publicado en 1966 y “ATARDECER” dedicado a Envigado con motivo del bicentenario de su fundación en 1975.

Destacamos algunas estrofas que nos muestran su sensibilidad poética emotiva, religiosa y patriótica:

FELIZ HALLAZGO

(POEMA DEDICADO A SU ESPOSA)

Cuando ayer errabundo, vacilante,

Anhelaba una dulce compañera

Algo más en edad que quinceañera

Y de finos modales y elegante.

Te encontré de improviso y delirante

Vi en mi mente grabado todo un mundo

Tan hermoso, tan vasto, tan profundo

Que imposible decirlo en un instante.

Y con tal embeleso el pensamiento

Me instó con ansia y devoción a amarte

Que sumido quedé en arrobamiento;

Y hube de ver con íntimo contento,

A juzgar por la dicha de mirarte,

Que serías mi bien, mi complemento.

QUE  CONTRASTE

“Tú clavado en la cruz y desangrado

Y yo libre, Jesús, y envilecido…?

¿ Cómo cabe que mueras suspendido

Y que yo pecador no esté clavado….?

Cómo puedes, mi Dios y dulce amado,

Tolerar impasible tal absurdo…?

Tú en madero de infamias tosco y burdo

Porque yo,  miserable he pecado?

No, Señor, imposible: que me espanto

Aceptarlo no puedo, moriría….!!!

Y si amarme deseas, mide un tanto

Ese amor infinito, tierno y santo;

Porque tanto, mi Dios me humillaría

Y me harías verter copioso llanto.

CANTO A ENVIGADO

( Fragmento )

“ Envigado, Envigado, Envigado

Pueblo grande de nombre inmortal

Tu presente y glorioso pasado

Son de fama y honor nacional.

En tus campos y ricas praderas

La belleza sentó su dosel,

Y armonizan allí charreteras

Ciencia, ruanas, virtud y carriel.

Tengan paz y cosecha tus campos

Y tus prados follaje y verdor,

Y habrá luces, aromas y cantos,

Remembranzas, ternuras y amor.

“Se de Antioquia, indomable y bravía

Gran fortín y precioso mural;

Ama el bien, se de Cristo y María

Y serás la ciudad SEÑORIAL.

Como periodista colaboró en distintas publicaciones: “ CEIBAS “. “VIGAS” “ y  “ EL COLOMBIANO”  y desde su periódico “EXPRESIÓN” que publicó 50 ediciones, lideró campañas en pro del mejoramiento material y cultural de su amado municipio; desde esta tribuna de opinión contribuyó al engrandecimiento de Envigado, utilizando siempre un lenguaje respetuoso, que no ofendiera a sus opositores.

Las ediciones completas de este quincenario se encuentran en la Biblioteca “ José Félix de Restrepo”, gracias a la donación de su familia, y en sus artículos se puede apreciar el profundo amor por su ciudad, sus gentes y su progreso y bienestar que fueron un interés relevante en la vocación de servicio de don  Pastor.

Como hombre de bien, conformó su hogar con doña Lucelly Sierra García, con quien se casó el 30 de octubre de 1950, en La América, de cuya unión nacieron 10 hijos. Su amor por su esposa y sus hijos, lo demostró tanto con sus actos como con sus bellos poemas en los que exaltaba su felicidad familiar.

Como ciudadano hizo parte de múltiples organizaciones culturales y de acción social, y de prestigiosas entidades cívicas del municipio entre las que se destacan:

LA SOCIEDAD DE MEJORAS PÚBLICAS DE ENVIGADO, desde la cual impulsó numerosas  obras de beneficio común para el municipio.

EL CLUB ROTARIO DE ENVIGADO, del cual fue socio fundador y desde el cual trabajó con entusiasmo por el engrandecimiento de su amado terruño.

LA SOCIEDAD DE SAN VICENTE DE PAÚL, a la cual perteneció por más de 40 años, y en la cual ejerció la caridad sin límites en pro de los desvalidos a los cuales amó cumpliendo el mandato de Jesús, de amar a nuestros hermanos como Él nos había amado. También fue presidente de la misma.

Fue tal su dedicación a esta benemérita institución, que las directivas nacionales, lo designaron “Presidente Honorario de Colombia”, en reconocimiento a su apostolado constante y a su lucha por mejorar el nivel de vida de los pobres, cumpliendo a cabalidad con la filosofía de esta institución.

EL CENTRO DE HISTORIA DE ENVIGADO, entidad a la cual perteneció como miembro de número y en la cual se destacó por su entusiasmo por la historia, su sobriedad al escribir importantes biografías de envigadeños destacados, obras que fueron publicadas en el “ BOLETIN HISTÓRICO”, el órgano informativo del Centro, que se publica anualmente.

Perteneció además a la Junta de  ACCIÓN SOCIAL del templo de San José, de la cual fue tesorero e impulsor entusiasta de la construcción de este bello templo, dineros que no solo manejó con lujo de honradez, sino que de su propio bolsillo pagó muchas veces a los obreros, con el fin de acelerar la obra y alcanzar su oportuna culminación.

Por su espíritu de servicio a la comunidad, el Concejo Municipal lo condecoró con la MEDALLA CÍVICA DE ENVIGADO”, galardón creado para exaltar la labor de las personas más destacadas en pro de la cultura y el progreso del municipio.

Tras penosa enfermedad don Pastor falleció el 1 de septiembre de 1979, confortado por su profunda fe cristiana y convencido como lo manifestó en los numerosos poemas religiosos que escribió de su próximo encuentro con el Creador.

Su familia, los ciudadanos comunes, la administración local y las numerosas instituciones a las que sirvió, lamentaron su fallecimiento y despidieron al padre, al amigo y al ciudadano ejemplar que dejaba con su partida un gran vacío en sus corazones, pero cuyo trabajo incesante a favor de los necesitados y del progreso material y cultural de su pueblo, los impulsaba a continuar la encomiable labor realizada, por quien no solo fue un cristiano cabal, sino un líder cívico, gloria envigadeña del siglo XX..

El Centro de Historia de Envigado emitió una Resolución de condolencia, dirigida a su familia y a la Sociedades de Mejoras Públicas y de San Vicente de Paúl.

También decretó que un retrato al óleo de don Pastor Garcés fuera colocado en la Pinacoteca del Centro de Historia, donde se destacan los personajes ilustres del municipio.

Hoy a 29 años de su muerte, el Centro de Historia “JOSÉ MANUEL RESTREPO”, en reconocimiento a sus invaluables servicios cívicos  a su patria chica, a su meritoria labor caritativa y a su gran aporte a la cultura, como escritor y poeta, quiere destacarlo como envigadeño ejemplar, al lado de otros notables personajes del siglo XX que  contribuyeron con su trabajo y talento a hacer de Envigado una ciudad destacada en el ámbito regional y nacional.

Total Page Visits: 17 - Today Page Visits: 1