Sur de Aburrá: la pelea entre el uribismo y los partidos tradicionales

Sur de Aburrá: la pelea entre el uribismo y los partidos tradicionales

fuente: eltiempo.com, 1 de octubre, 2019

Caciques electorales y maquinarias políticas, más que voto de opinión, son los que dominan las elecciones locales en los municipios del sur del valle de Aburrá. Así lo creen varios expertos en el tema.

Néstor Julián Restrepo, coordinador de la maestría en comunicación política de Eafit, explica que para estos comicios del próximo 27 de octubre se está librando una batalla entre los poderes tradicionales y algunas fuerzas que, como el Centro Democrático, ganan posición entre el electorado.

En general, opina Jharry Martínez, miembro de la Corporación Región y quien cursa una maestría en ciencia política, el sur del Aburrá tiene dos grandes retos en materia democrática: generar mayor participación ciudadana y construir un modelo político transparente.

Para el experto, además, en municipios como Envigado hay una crisis de gobernabilidad que pide un cambio político. Este, sin embargo, no se ha dado debido a la apatía de gran parte del electorado.

A continuación un panorama general de estas elecciones en los principales municipios de esta zona del valle de Aburrá.Envigado: el continuismo en aprietos

Envigado, considerado el mejor vividero del área metropolitana, ha permanecido 40 años bajo el dominio liberal. Según Restrepo, este control se ha sabido mantener mediante alianzas y maquinarias políticas. Ahora, sin embargo, se encuentra en peligro luego de que el alcalde Raúl Cardona fuera depuesto de su cargo y hoy se encuentre en detención domiciliaria.

“Hay una crisis de gobernabilidad en ese municipio. Allí hemos visto, durante muchos años, que las cosas se han manejado a punta de clientelismo y corrupción. Por eso,  todo el poder tradicional se unió para apoyar a Braulio Espinosa, esa es su carta de salvación”, opina el director de la maestría.

Creo que el Centro Democrático va a perder la oportunidad para arrebatar el poder tradicional en Envigado, no van a saber aprovechar esta crisis.

No obstante esa crisis, Restrepo cree que Espinosa ganará las elecciones. Lo explica de la siguiente manera: el uribismo, el principal opositor al poder tradicional, presentó como candidato a Carlos Manuel Uribe, un hombre relativamente joven y una carta floja ante el electorado. “Creo que el Centro Democrático va a perder la oportunidad para arrebatar el poder tradicional en Envigado, no van a saber aprovechar esta crisis”, anota el experto.

Uribe tiene el apoyo de la senadora Paola Holguín y se presenta como un candidato ‘verde’, que apoya el medioambiente y la movilidad sostenible. La otra ficha que quiere tumbar al poder tradicional es Andrés Torres, quien en un principio iba a ser el candidato del Centro Democrático pero que, luego de una disputa interna en la colectividad, recibió el apoyo del partido de La U y ASI.

“Lo más grave de la crisis de Envigado es que los sectores tradicionales no parecen comprometidos con la transparencia política, no rechazan lo que sucedió con la administración actual”, expresa Martínez. En Envigado son en total cinco los candidatos que aspiran a quedarse con la alcaldía.Sabaneta, una disputa entre dos

La contienda para conquistar la alcaldía de Sabaneta enfrenta a solo dos candidatos: Santiago Montoya, del movimiento ‘Somos Sabaneta’, y Carlos Mario Cuartas, la ficha del Centro Democrático, quien ya fue alcalde entre 2004 y 2007 y concejal en tres periodos.
Cuartas, quien cuenta además con el apoyo del Partido Conservador, propone crear una Sabaneta innovadora, inteligente y sostenible. Montoya, por su parte, expone que la planeación, la movilidad y la seguridad son el eje de su plan de gobierno.

En Sabaneta se evidencia una incapacidad por generar movimientos políticos alternativos. En general, lo que es más grave, es que la población demuestra un enorme desinterés electoral

Para Martínez, el caso de Sabaneta representa lo que pasa en varios municipios del sur. Gran parte de sus habitantes lo utilizan solo como un pueblo ‘dormitorio’, es decir, viven allí pero trabajan y desarrollan gran parte de su vida en otro lugar, como en Medellín.

Por esa razón desconocen los problemas y los procesos políticos del municipio. “Solo hay dos candidatos: son polos opuestos. Pero, por otro lado, en Sabaneta se evidencia una incapacidad por generar movimientos políticos alternativos. En general, lo que es más grave, es que la población demuestra un enorme desinterés electoral”, expone Martínez.

Solo hay dos candidatos: son polos opuestos

El experto añade que allí las elecciones, como es constante en el sur, dependerán más de las maquinarias que del voto de opinión. Restrepo, por su parte, recuerda que hace apenas dos semanas fueron anuladas más de 5.000 cédulas en este municipio por presunto trastero de votosCaldas, el gran enigma

Restrepo reconoce que “no tiene idea” de qué vaya a pasar el próximo 27 de octubre en ese municipio. Para el analista, la administración actual, liderada por el alcalde Carlos Eduardo Durán, ha sido un “desastre”. “En Caldas vemos el típico caso de la olla raspada, hay un desgaste muy evidente”, opina Restrepo.

La contienda allí presenta una particularidad y es que el Centro Democrático está dividido. Dentro de la colectividad hay un grupo que ha decidido no dar su apoyo al candidato oficial, Jorge Iván Álvarez, para dárselo a Mauricio Cano, aspirante por el partido de La U. Otros de los candidatos son Daniel Castaño, de la Alianza Verde; Fernando Vergara, por firmas; Jorge Mario Rendón, de Cambio Radical y Carlos Mario Pulgarín, de Colombia Humana.Itagüí, la cuna del barón

La política itagüiseña, opinan los expertos, tiene nombre propio desde hace dos periodos electorales: Carlos Andrés Trujillo, exalcalde de Itagüí y senador. Su candidato, José Fernando Estrada, se postula como el ganador de estas elecciones.

“La disputa será contra el Centro Democrático, pero personalmente pienso que todos los opositores, ni siquiera uniéndose entre ellos, lograrían pelearle al candidato del oficialismo”, opina Restrepo.

El analista político añade que Rosa Acevedo, la aspirante por el uribismo, no tiene fuerza para competirle al candidato de Trujillo. También piensa que los movimientos y partidos pequeños terminan siendo un comodín bajo el control del barón electoral. “No hay duda de que Trujillo es uno de los políticos más poderosos del valle de Aburrá”, concluye.

No hay en Itagüí voto de opinión, las cosas terminan definiéndose en el parque principal

Martínez, por su parte, comenta que en el municipio hicieron un foro al que no asistió Estrada, el candidato de Trujillo. Para el experto, el gran reto allí es fomentar la participación democrática pues, según cree, no ha habido procesos de control ni de veeduría al poder político por parte de los ciudadanos.

“Solo hay una campaña fuerte, las otras no despegan. No hay en Itagüí voto de opinión, las cosas terminan definiéndose en el parque principal. Hay que tener en cuenta que este no es un municipio dormitorio, por lo que podría consolidarse un electorado más consciente”, dice Martínez.

La baraja de candidatos en Itagüí es completada por Nelson Acevedo, del Polo Democrático; Byron Caro, de Cambio Radical; Carlos Arturo Holguín, de Marcha Patriótica y Colombia Humana y, por último, Andrea Castaño, de Colombia Justa Libres.

MEDELLÍN