Solo el 2 % del Valle de Aburrá se moviliza en bicicleta

  • El área metropolitana cuenta con 80 kilómetros de ciclorrutas y un sistema público de bicicletas con más de 50 estaciones y 1.500 vehículos. FOTO Manuel Saldarriaga

    El área metropolitana cuenta con 80 kilómetros de ciclorrutas y un sistema público de bicicletas con más de 50 estaciones y 1.500 vehículos. FOTO Manuel Saldarriaga

POR DIEGO ZAMBRANO BENAVIDES |El Colombiano. 22 de enero de 2017.
 Solamente el dos por ciento de la ciudadanía se moviliza en bicicleta, según el último informe de la percepción ciudadana, Medellín Cómo Vamos 2016. Sin embargo, el Área Metropolitana en su Plan de gestión 2016-2019, trazó las metas para que esta cifra llegue al 4% no solo en Medellín, sino en todo el Valle de Aburrá. Hoy en día existen 80 kilómetros de ciclorrutas a lo largo del Aburrá, de los cuales 45 kilómetros se encuentran en Medellín. Para este año, el Área Metropolitana pretende construir 22 kilómetros más, y dejar los diseños finalizados de otros 57,6 kilómetros que quedarían para el 2018.

“El Plan de gestión del Área Metropolitana para el presente cuatrienio incluyó una línea estratégica llamada movilidad no motorizada o movilidad activa, que busca poner en marcha la visión y acción del Plan metropolitano de la bicicleta que se adoptó el año pasado y llevar el número de viajes en bicicleta a un cuatro por ciento, el doble de los viajes actuales”, manifestó Viviana Tobón, subdirectora de Movilidad del Área.

Para Mauricio Mesa, socio fundador del colectivo y la Corporación Siclas, el porcentaje entregado en el informe de Medellín Cómo Vamos 2016, es solo un estimado y no representa un conteo preciso. No obstante, explica que por las características y las condiciones de la ciudad, el bajo número de personas que se moviliza en bicicleta tiene una explicación. “Hemos aumentado poco, pero se ha crecido, y teniendo en cuenta la topografía, los pocos kilómetros de ciclorrutas que hay en la ciudad, y la poca promoción que se ha hecho de la bicicleta en las administraciones, el porcentaje es apenas lógico”, señaló Mesa.

Metas para 2019

El Área Metropolitana, consciente de que la cifra debe subir, sobre todo teniendo en cuenta la Ley 1083 de 2006, que obliga a los municipios a construir ciclorrutas y a tener como medio alternativo de movilidad la bicicleta, se ha trazado unas metas para lograr mejorar la cicloinfraestructura que hay, mejorar el sistema de bicicletas públicas Encicla, e implementar programas para promover la movilidad sostenible.

En el tema de infraestructura, Tobón dijo que la meta para el presente cuatrienio, no solo es construir 80 kilómetros adicionales de ciclorrutas, sino la recuperación de espacios urbanos en todos los municipios que hacen parte del Área, y la implementación de 10 proyectos de zonas 30, que son áreas urbanas en las cuales los vehículos solo pueden transitar a 30 kilómetros por hora. A propósito de los nuevos kilómetros de ciclorrutas, el Colectivo Siclas, que actúa también como veedor ciudadano, manifestó que estará pendiente del desarrollo y cumplimiento de estos objetivos que se trazó el Área. “Vamos a estar muy vigilantes para que los kilómetros que se van a construir sean amigables con los peatones, y que se hagan sobre la carretera, porque por ahí deben ir las bicicletas, no por los andenes”, apuntó Mesa. La Alcaldía de Medellín tiene contemplado que las vías para las bicicletas faciliten la conexión con el metro, o con los paraderos de buses. El alcalde Federico Gutiérrez señaló que los 80 kilómetros que se construirán equivalen al “doble de lo que hay hoy. Vamos a construir más biciparqueaderos, mejorar la seguridad y promover la cultura ciudadana entre quienes manejan carro y bus”, dijo. Según el Plan Maestro Metropolitano de la Bicicleta, para 2030 el Valle de Aburrá debe contar con 440 kilómetros de ciclorrutas.

Bicicletas públicas

Encicla empezó en el 2011 con 6 estaciones y 105 bicicletas. Hoy en día, el sistema cuenta ya con 1.500 bicicletas, tiene más de 50 estaciones, y registra un promedio cercano a los 10.000 viajes al día. Este sistema se ha ido robusteciendo, pero la idea del Área es construir más estaciones en los municipios aledaños a Medellín. “Iniciaremos el proceso de expansión que incluye la instalación de 90 estaciones y la llegada de Encicla a los 10 municipios del Valle de Aburrá. En 2017 iniciaremos operación de 10 estaciones en Envigado y la expansión en el municipio de Sabaneta, donde actualmente hay dos”, dijo Tobón. A comienzos de este mes, se inauguró la primera estación en el municipio de Envigado, que cuenta con 10 bicicletas que servirán como prueba piloto para la posterior construcción de nueve estaciones más a lo largo del año.

Promover la bicicleta

Además de los esfuerzos en infraestructura y fortalecimiento del sistema de bicicletas públicas, el área también contempla otro punto fundamental para estimular el uso de este vehículo en la ciudad.

“Vamos a desarrollar estrategias orientadas a transformar los valores culturales en torno a la movilidad y la ocupación en la ciudad. Trabajaremos porque más personas se motiven a usar la bicicleta como modo de transporte, a fomentar en los conductores de automotores el cuidado por el peatón y los ciclistas como actores priorizados y protegidos”, dijo Tobón. En 2017, el Área dará inicio al plan de promoción de la bicicleta que se desplegará en 5 proyectos estratégicos.  Por su parte, el Colectivo Siclas, que este 2017 cumple siete años, también viene desarrollando desde su creación, actividades que estimulan la movilidad sostenible.

“Como la bicicleta es un vehículo que permite muchas cosas, conocer sobre cultura, patrimonio, arquitectura, ocupación y forma en la que se construye la ciudad, nosotros desarrollamos actividades con la participación de todos los que se quieran unir libremente para demostrar que sí se puede usar la bicicleta como medio de transporte”, manifestó Mesa, líder del colectivo. Siclas realizó una serie web y un programa de radio, teniendo como tema central la movilidad sostenible. El miércoles pasado se realizó la Siclada número 283, un ciclopaseo que se hace cada semana en el se han llegado a participar 2.500 personas, tomándose las calles de Medellín pacíficamente para enviar un mensaje a la ciudadanía motorizada acerca de la importancia que se le debe dar a los ciclistas.

Además, el colectivo tiene cursos para aprender a montar bicicleta. “Dictamos las clases en tres niveles, en el último enseñamos a la gente a moverse dentro de una ciudad que ha sido pensada para los carros”, explicó Mesa.

Seguridad

Para Santiago Restrepo, ingeniero mecánico que se moviliza con mucha frecuencia en bicicleta, Medellín no es una ciudad amigable con estos vehículos. “No existen los incentivos que uno desearía, todavía en la conciencia vial del paisa no está respetar al ciclista como parte del tráfico de la ciudad. Hay mucha gente que siente temor para usar la bicicleta como medio de transporte por su seguridad personal y por la falta de cultura vial”, dijo Restrepo.

Sergio Mejía, estudiante de la universidad Luis Amigó, opina que el ciclista es ignorado por el resto del tráfico. Además, dice que muchas veces los mismos peatones invaden las ciclorrutas lo cual genera accidentes. Hay tramos de ciclorruta que están mal planeados, porque en verdad no hay espacio para que los peatones caminen sino por donde van las bicicletas”, añadió Mejía. Para Mesa, lo más inmediato debe ser la inversión en la promoción de la cultura de la bicicleta, la cual según él es muy baja, por lo cual las personas siguen comprando cada vez más carros y motos. “La gente sigue pensando que los vehículos solo son los automotores, sin integrar dentro de ellos a las bicicletas. Además, la cicloinfraestructura existente es muy mala porque no está bien conectada”, aseveró Mesa.