Parques de borde, respiro para el Aburrá Sur

fuente: Periódico El Mundo, redacción, 28 mayo de 2017 – 04:59 PM

En el Aburrá Sur hay tres sitios que conforman un corredor ambiental: El Alto de San Miguel El Salado y La Romera.

Cesar Augusto Mora, secretario de Medio Ambiente y Desarrollo Agropecuario de Envigado explicó que San Miguel, La Romera y El Salado conforman los parques de borde del Aburrá Sur, espacios que se  encuentran en la zona de transición urbano-rural de los municipios y deben ser pensados desde la planificación municipal con una proyección que garantice su preservación.

El Alto de San Miguel, Caldas, es el lugar de nacimiento del río Medellín. En 2016 fue declarado Reserva Forestal Protectora Regional de la jurisdicción de Corantioquia, tras cuatro años de estudios técnicos de identificación y  caracterización de la biodiversidad del ecosistema y su riqueza hídrica.

Los objetivos de esta declaratoria fueron: preservar las áreas de ecosistemas de bosques altoandinos, tanto la protección de las coberturas vegetales como favorecer la regeneración natural; preservar y mejorar los hábitats de especies endémicas; conservar la oferta de bienes y servicios ambientales especialmente el recurso hídrico.
El Alto de San Miguel, ubicado a tan solo 30 kilómetros de Medellín, representa el 10% del total de  la biodiversidad  que existe en el país, además allí se encuentra 49 especies de mamíferos, el 14% de las especies reportadas en Colombia. También hay, según reportes de Corantioquia, 162 especies de aves  y 130 de mariposas. A su vez, es hábitat de especies endémicas y en riesgo.

Alejandro González Valencia, director de Corantioquia destacó la importancia de esta reserva y manifestó que la declaratoria significó el trabajo de muchos años de investigación. También expresó que la  corporación seguirá trabajando junto a las administraciones locales y a la Gobernación de Antioquia para lograr la declaratoria en otras zonas del departamento que estén bajo su jurisdicción.

En Sabaneta, en el lugar conocido como Alto de Piedra Blanca, está el parque La Romera, lugar de tradición en el turismo ecológico del sur del Valle de Aburrá y zona destinada para la protección del patrimonio ambiental mediante la compra de predios que aseguran la no utilización de La Romera para futuros proyectos urbanísticos, según manifestó la administración municipal.

En Envigado está el más próximo a Medellín de estos tres espacios ambientales: el parque ecoturístico El Salado. Según Jorge Mario Cadavid, director del parque, El Salado no es solo una zona de gran importancia ambiental sino histórica para Envigado en virtud de la tradición centenaria que ha tenido esta zona del municipio en lo referente a temas como los paseos de olla y la importancia  que tiene para los envigadeños la Quebrada La Ayurá, principal afluente del municipio y cuyas aguas se configuran en columna vertebral del parque.
Estos sitios, pese a estar bajo figuras jurídicas distintas, son pulmones verdes dentro de una zona cada vez más urbanizada.