Nuevo libro de R. Spitaletta: Betsabé y Betsabé.

En Bello, el viernes 22 de julio, en el café bar Sin Fronteras, se presentó la nueva novela del escritor Reinaldo Spitaletta: Betsabé y Betsabé. La narración utiliza un trasfondo histórico, centrado en la figura mítica de Betsabé Espinal, lider de la huelga de las «señoritas» en la antigua fábrica de Hilados y Tejidos de Bello en 1920. Un hito en historia de lucha de los trabajadores en Colombia. Igualmente, utiliza a otra Betsabé, una tía, de oficio espiritista o «el ejercicio increíble de adivinanzas y esoterismos», una moda en el Medellín de principios del siglo XX, para hilar una narración que nos lleva a unir dos rebeldías una pasada y una presente.

También la novela cuenta en su parte final, con dos cuentos: Los Pies de Betsabé y La Cabalgata del curioso Impertinente. Estos cuentos hacen alusión a episodios de la historia de este conflicto obrero y pionero: a la prohibición de utilizar zapatos por las obreras por el gerente de la fábrica Emilio Restrepo Callejas, y a la labor de un jóven periodista del periódico El Espectador, quien cubrió la huelga y dejo fragmentos de admiración.

En la tertulia alguien le pregunta a Spitaletta por la introducción de elementos autobiográficos, y es que existen aspectos familiares y culturales y políticos de la universidad de los años 70, época en la cual la juventud quería transformar el país. El narrador es un jóven que ingresa a la universidad, comienza las lecturas obligadas «revolucionarias» y se integra a un grupo musical donde tocaba la guitarra y cantaba canciones de protesta, un fenómeno compartido en otros países de América Latina.

Son las 6:15 de la tarde, y el café bar se va llenando de amigos, conocidos y al final en su salóncito del frente se colma hasta dejar gente de pie en sus afueras. Paula Medina, una abogada que hace parte de colectivo de mujeres bellanitas y de la cultura, hace la presentación de los dos exponentes: Spitaletta y Carlos Uribe.

Al café bar llegué en compañía de mi hermano Alejo. Previamente a mi amigo Carlos Uribe le había enviado un breve mensaje «trataré». Carlos es de los primeros investigadores y apasionado por la historia que resucitó y rescató a la líder femenina del olvido. Ha escrito dos libros»Betsabé Espinal: la natural, itinerario de una lucha» ( 2013) y «Betsabé Espinal: liderazgo fugaz trascendental» (2020). Además ha participado de coloquios, conferencias y encuentros en diversos lugares de la geografía bellanita, antioqueña y en Bogotá, compartiendo su conocimiento obtenido en multiples pesquisas, hallazgos, con una pasión envidiable de historiador nato, en un impulso incesante por entender qué y porque pasó.

Al principio se escucha deficientemente las palabras de Spitaletta contando la manera en qué llegó a conocer a Betsabé Espinal, de sus investigaciones auspiciadas por la universidad Pontificia Bolivariana, de sus artículos en la revista Huellas de Ciudad del Centro de Historia de Bello, y de sus lecturas en la sala de prensa de la Universidad de Antioquia. Después de mejorar el sonido y de la introducción, prosigue Carlos con su relato de también cómo había llegado a descubrir a la líder, de la oportunidad que tuvo al trabajar en el archivo histórico de Bello, donde encontró pistas del verdadero apellido de Betsabé, de largas horas en la prensa de la época, visitando el archivo histórico de Medellín, encontrando descendientes, en fin, una tarea ardua pero que ha rendido sus frutos.

Alguien le pregunta a Spitaletta después de un larga contextualización:¿ cuál es el tema de la novela? y después de citar a Cortazar, Steinbeck «De ratones y hombres», Faulkner «El ruido y la furia», comenta que existe un debate en la literatura sobre dar mayor énfasis o en el tema o en la forma o tratamiento de la novela. Y como impulsado por su propio discurso interpretativo, concluye que el tema de «su» novela es la DERROTA de los trabajadores. Afirmación que causa sorpresa y deja en el aire a leer la novela.

Como complemento a la tertulia, la intervención de Carlos se refiere a la figura histórica y a la influencia de los socialistas de Medellín en la preparación de la huelga y realiza la promesa de avanzar en la biografía colectiva de las 400 obreras. El público hace otras tres preguntas, hasta que una oyente invita a que Spitaletta lea un aparte de la novela escogida al azar.

Con esto es el fin de la tertulia que ha sido acompañada de un vino por parte del café bar. Solo quedamos después compartiendo entre nosotros, unos tomando vino tinto, otros cerveza, y con la idea de recuperar para el «interés nacional» y patrimonial, las casas de las luchadoras de Antioquia que aún se conservan y están ubicadas: María Cano y Betsabé Espinal en Medellín.

Total Page Visits: 191 - Today Page Visits: 2

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.