Nueva obra en Envigado no acabó con el taco

Nueva obra en Envigado no acabó con el taco

fuente: el colombiano.com.co. Luego de tres semanas desde que se venciera el último plazo contractual y se habilitara el paso vehicular en los nueve ejes viales, el nuevo intercambio vial de Envigado continúa en obra.

Así lo evidenció EL COLOMBIANO ayer, tras recorrer el proyecto que hace parte del megaplán de movilidad del municipio y que en su segunda etapa tuvo cinco prórrogas contractuales que implicaron una demora de 233 días para entregar la obra.

A pesar de que todos los ejes viales están en funcionamiento, aún hay obreros realizando retoques en temas de paisajismo y técnicos coordinando el traslado de cables y redes de servicios públicos que obstaculizan algunos senderos peatonales.

Lo que falta

La Secretaría de Obras Públicas de Envigado explicó que los detalles están próximos a terminar. “Hace falta el retiro de cables de UNE, se estima que el próximo 23 de agosto sean retirados. De otro lado, falta terminar la señalización horizontal, la cual debe esperar un tiempo para no afectar la calidad del pavimento, lo que se podrá hacer en una semana más; además, falta instalar las botoneras peatonales y una cámara videocontadora que optimiza los tiempos de los semáforos”, reseñó.

Beneficios y críticas

Luis Alfonso Ángel, vecino de la zona y miembro del colectivo Ciudadano Envigado, valoró que la obra se haya terminado a pesar de las demoras.

“Quedó bonita y me parece que sirve para el carro particular, pero para el peatón y para los ciclistas no la veo tan funcional”, explicó Ángel, quien participó en reuniones de veeduría de la obra que terminó costando $17.446 millones.

Otra queja de los usuarios frecuentes de la nueva vía es que, en las horas pico de la mañana, el taco por el semáforo que está en la Intermedia en sentido sur – norte, es decir Envigado – Medellín, se extiende hasta la loma del Chocho.

Sobre el tema la alcaldía respondió que Movilidad hace monitoreo constante en la horas de mayor flujo vehicular y que “El sentido norte – sur ha mejorado considerablemente, ya que no tiene conflicto con ningún otro flujo y el sentido sur – norte presenta por el momento una mejora media, debido a las condiciones de seguridad que se deben tener en la solución semaforizada de adaptación de los usuarios”.

Otro vocero de Ciudadano Envigado, que prefirió mantener su nombre en el anonimato, es más crítico con la obra.

“No se le da prioridad al peatón ni al transporte público; no entendemos por qué tanta inversión; es una obra que depende de la semaforización y, tercero, tiene problemas de diseño importantes porque hay giros con ángulos muy estrechos que representan un riesgo para peatones y para conductores .

Algunos de los detalles que faltan por solucionar en la obra. FOTO EDWIN BUSTAMANTE

Algunos de los detalles que faltan por solucionar en la obra. FOTO EDWIN BUSTAMANTE