Metroplús descontaminará el túnel verde de Envigado, dice estudio de la Universidad Nacional

Fuente: El Colombiano, Periodista: GUSTAVO OSPINA ZAPATA | PUBLICADO EL 27 DE ABRIL DE 2017

troplús en Envigado

Foto: Twitter @Metroplus_SA

El profesor Óscar Sáenz, ingeniero forestal, presentó en nombre de la Universidad Nacional, los principales resultados del estudio sobre los árboles del tramo 2B de Metroplús en Envigado.

Fuente: Caracol radio, 27 abril.2017
La construcción del tramo 2B del Metroplús en Envigado, en vez de contaminar, generará un impacto ambiental positivo en el sector de influencia del mismo, pues el túnel verde que motivó parar la obra hace más de tres años (31 de diciembre de 2013), por la forma de dosel cerrado como están distribuidos los árboles, impide la dispersión de gases, aumentando la contaminación por partículas PM2.5, que se quedan concentradas en el sitio.

Las partículas PM2.5 son las que más amenazan la salud de las personas, porque son tan diminutas que no alcanzan a percibirse y por eso son el principal objeto de medición de la calidad del aire en el Valle de Aburrá.

Así lo estableció el estudio de impacto ambiental realizado por la Universidad Nacional, que tenía por objeto analizar la problemática forestal y ambiental asociada al túnel verde, cuya defensa por los moradores del tramo, en la carrera 43A, entre calles 21 sur y 29 A sur, originó la acción popular que detuvo la obra por orden del Tribunal Administrativo de Antioquia.

Óscar Sáenz, ingeniero forestal del Departamento de Ciencias Forestales de la Universidad Nacional y coordinador del estudio, señaló que las talas de árboles permitidas por el diseño del proyecto “no son un número tan significativo y, lo propuesto por Metroplús, apunta a recuperar lo ambiental y la memoria histórica y cultural de la gente sobre el tramo”.

La investigación señala que, en la actualidad, hay partes del tramo muy afectadas por las constantes intervenciones, por interferencia de cableados eléctricos o por el movimiento vehicular, que es constante en el sitio.

“Los árboles han estado sometidos a mucha contaminación y tienen deterioro, su estado fitosanitario no es el ideal y la comunidad del sector se aferra mucho a ellos por la nostalgia que les produce el componente arbóreo”.

Ayer, ante la comunidad, la Universidad presentó los resultados de la investigación, que tardó tres meses, con participación de 10 profesionales de las ciencias forestales y sociales, la realización de 18 entrevistas personales y 5 encuentros colectivos. Se instalaron equipos medidores de aire y ruido, detectándose que el túnel verde, además de concentrar las partículas contaminantes, también concentra el ruido por quedarse atrapado entre la capa de árboles.

Otros hallazgos
Según el estudio, entre el 60 y el 70% del inventario de árboles del tramo va a permanecer cuando se ejecute la obra y las talas no van a ser tan fuertes como se plantearon al inicio.

Metroplús, cumpliendo un requisito impuesto por el Tribunal Administrativo de Antioquia, redujo las talas de 172 a 82, un porcentaje del 52%, considerado más bajo que el que recomienda la investigación de la U. Nal., que es de 130 individuos.

“Los diseños no van a interferir con el arbolado que no tiene problemas, pero la idea es generar espacio público y otras soluciones de movilidad no motorizada que le permitan al corredor volverse más dinámico y conservar las calidades ambientales”, señaló el ingeniero Sáenz, único vocero para revelar los resultados de la investigación.

Insatisfacción
Al conocer los resultados, la comunidad se expresó, de manera preliminar, a través de Hilda Elena Castaño López, cofundadora del colectivo Túnel Verde y consejera ante el Consejo Ambiental de Envigado, quien dejó sentir su inconformismo con la obra.

“Hay una propuesta que hicimos los colectivos y no fuimos escuchados. Las soluciones de movilidad que se están dando no son determinantes frente a la necesidad de todo el Valle de Aburrá”, recalcó la vocera ambiental.

Lo que sigue es que la Alcaldía de Envigado, con el estudio de la UN en sus manos, solicite ante el Área Metropolitana el permiso de Aprovechamiento Forestal.

Alexánder Restrepo Quiceno, abogado especialista en medio ambiente y consultor de Envigado para el tema del tramo 2B, aclaró que “con la reducción del número de árboles a talar y el compromiso de utilizar un combustible limpio, de cero emisión de contaminantes, queda más cerca la obtención del permiso de Aprovechamiento Forestal”.

Sin embargo, aún no está cerca una posible reactivación de las obras, pues el Área Metropolitana dispone de seis meses para estudiar la solicitud y este es solo un paso dentro de otros necesarios, como la socialización del proyecto entre las comunidades, que se dará cuando esté listo el nuevo diseño acogiendo las recomendaciones la Universidad Nacional

Foto: Edwin Bustamante Restrepo
Foto: Edwin Bustamante Restrepo

Estudio de U. Nal. dice que Metroplús descontaminará el túnel verde Envigado

Área Metropolitana debe decidir si acoge los resultados y recomendación para tala de 78 árboles.

CARACOL RADIO

La Universidad Nacional hizo entrega de los resultados del estudio del Túnel Verde que realizó sobre el componente arbóreo para darle continuidad al tramo 2B del proyecto que construye Metroplús en Envigado y que se encuentra paralizado desde hace 4 años, por acciones legales interpuestas por colectivos ambientalistas.

El estudio hace parte de los tres requisitos que solicitó el Tribunal Administrativo de Antioquia para continuar con el proyecto, los otros dos, socialización y cambio de diseños para reducir el número de talas, ya fueron realizados.

El estudio que comenzó a ser socializado con la comunidad establece que la población arbórea se encuentra en estado adulto de desarrollo, incluso algunos con evidentes muestras de senilidad, y la mayoría son de gran tamaño y talla, ubicadas en espacios poco aptos para su óptimo desarrollo.

Se encontraron 126 individuos con algún grado de afectación fitosanitaria morfológica, lo cual corresponde al 38.1% del total de árboles en el tramo 2B, afectaciones ocasionadas por intervenciones periódicas dado el permanente conflicto con redes de distribución y con el sistema de movilidad.

Las talas propuestas por Metroplús equivalen al 23.9% del inventario arbóreo del tramo, mientras que el estudio propone acrecentarlas, ya que muchos individuos a conservar fueron considerados de riesgo, por lo que el porcentaje total de talas es de 39.3%, para un total de 130 árboles.

Se debe considerar el principio de oportunidad y responsabilidad para realizar el número adecuado de las mismas, aunque este número resulte mayor que el inicialmente propuesto, señala el estudio.

La mayoría de estas talas obedecen fundamentalmente por senilidad, estado fitosanitario y riesgo y menos del 20% por necesidades del diseño y trazado de Metroplús y el estudio recomienda que estos últimos deben ser considerados de manera diferencial para la reposición por estar en buen estado de salud y no tener interferencias ni riesgo.

No obstante, se considera viable su tala siempre y cuando la reposición propenda por mejorar la calidad proyectada de los árboles existentes.

Resalta el estudio realizado por la Universidad Nacional que al evaluar los diseños de Metroplús en la forma reestructurada frente a la propuesta inicial, se evidenció el máximo esfuerzo por preservar los individuos arbóreos cuyas calidades y bondades así lo permitieran. Esa propuesta integral en que avanza Metroplús S.A. considera un 52% de menos talas respecto a las autorizadas inicialmente.

Se advierte que si bien la infraestructura verde urbana, podría ser determinante en la disminución de contaminantes en el aire, también para mejorar el confort del ambiente sonoro y el manejo del ruido, sin embargo, la infraestructura verde urbana podría generar afectaciones negativas sobre el bienestar humano, como respuestas alérgicas al polen a las esporas de los hongos. Igualmente, algunas especies vegetales generan malos olores.

Se plantea que el componente arbóreo del tramo 2B en relación al flujo vehicular de la carrera 43A tiene efectos sobre la calidad del aire de la zona, ya que el dosel cerrado de los árboles sobre de la vía son una barrera que dificulta la salida de los contaminantes a la atmosfera.

Pero además, la vegetación afecta la transmisión, reflexión y absorción del ruido de fondo y del producido por los vehículos cercanos, pues las copas de los árboles localizados en el separador central y en los laterales cubren la vía.

El estudio reconoce que las mediciones no simultáneas y el corto tiempo de monitoreo de calidad del aire y ruido ambiental representan limitaciones para la interpretación de resultados y conclusiones y se requieren esfuerzos adicionales de medición.

A nivel local, se logró identificar que las rutas de conectividad ecológica en la zona no se encuentran sobre el corredor vial del tramo 2B, sino que éste es atravesado por corredores perpendiculares al mismo, en al menos seis puntos, y el corredor más importante se encuentra asociado a la quebrada La Ayurá y otros dos puntos críticos en cercanías del colegio Colombo Británico, que ya se encuentran transformados por proyectos ajenos a Metroplús.

Como medida para evitar la pérdida de conectividad ecológica, el plan de manejo contempla la construcción de pasos de mamíferos en tubería de PVC o concreto, pero los realizadores del estudio consideran que esta estrategia es incompleta y requiere un análisis detallado para escoger el diseño y el tipo de estructura más adecuado para la implementación de los pasos de fauna.

La selección de especies para la compensación y su configuración espacial en el área de intervención directa deben considerar criterios que favorezcan la dispersión de contaminantes y la reducción del ruido ambiental en el tramo de interés, de manera que se potencialicen los servicios ecosistémicos ofrecidos por el componente arbóreo en beneficio de la población.

Se concluye que si se acogen las directrices y recomendaciones de cada componente, se considera que el proyecto puede generar un impacto ambiental positivo a mediano plazo en el sector de influencia directa del mismo, a través de la implementación de un diseño paisajístico que no sólo embellecerá la zona e incrementará el número de individuos arbóreos, sino que estará acorde con las características referidas en este estudio.