La 43 A, el cuello de botella de Sabaneta, sería ampliada en 2021

fuente: elcolombiano.com.co, diciembre 5. 2020. La doble calzada de la carrera 43 A, en Sabaneta, por fin podría dejar de ser una promesa incumplida por más de una década. La administración pasada, como lo informó EL COLOMBIANO en julio de 2019, dejó los planos listos para ampliar la vía, pero al llegar el nuevo alcalde, Santiago Montoya, lo consideró un “proyecto inviable: nos tocó empezar otra vez desde cero”, reveló el mandatario.

Para la comunidad, la estrechez de la vía actual ha sido un dolor de cabeza padecido por décadas. Así lo consideró Rocío Emilse Montoya, presidenta de la Asociación de Juntas de Acción Comunal de Sabaneta, quien aseguró que la comunidad sufre con las congestiones interminables en la “estrecha e insuficiente vía”.

El alcalde le reveló a EL COLOMBIANO que ya tiene unos nuevos diseños formulados y que el primer tramo de la obra saldría a licitación el segundo trimestre de 2021.

La 43 A es la vía de acceso a Sabaneta por Envigado, es decir, la prolongación de la avenida El Poblado. El alcalde reconoció que la ampliación es una deuda histórica. “Es un atraso evidente que tenemos y eso lo vamos a enmendar. Esta administración se compromete a entregarla”, advirtió.

La señora Montoya, por su parte, recordó que esta es la cuarta administración que les habla sobre el proyecto.El lío de los diseñosEl alcalde expresó que los diseños tuvieron que ser modificados por varias razones.

En primer lugar, se había decidido una ciclorruta en la mitad, lo que hacía peligroso el cruce de los ciclistas; segundo, se contemplaba la construcción de una glorieta que obligaba a hacer un giro de 90 grados; tercero, los retornos estaban mal definidos pues, según el mandatario, quienes vivieran en Envigado tendrían que ir hasta el supermercado La Vaquita (en Sabaneta) para hacer un giro. “Eso es un absurdo de movilidad, tener que ir de un municipio a otro para volver a la casa. Ajustamos todas esas incoherencias y ya tenemos los nuevos diseños listos”, explicó el mandatario.

La presidenta Montoya confirmó lo dicho por el alcalde. Según su opinión, los anteriores diseños habían desatendido varios problemas importantes, como la ciclorruta en la mitad.La futura 43 AEl tramo I, entre la 67 sur y la 62 sur, tendrá un costo de $10.000 millones, financiados a mitades entre la administración municipal y la Gobernación. Del tramo II, sin embargo, todavía no se tiene presupuesto definido. “La obra va a descongestionar la entrada al municipio, además de que va a tener espacios para los peatones: en cada lado tendremos aceras de tres metros. Según nuestros cálculos, nos va a descongestionar por unos 30 años”, remató el alcalde.

Sabaneta tiene que negociar 113 predios para comenzar las obras. El mandatario local expresó que el año pasado se cerró el negocio de 11 y este año terminará con acuerdos en todos. La líder Montoya, como miembro de la comunidad, es optimista: “Al comienzo hubo desacuerdos en la negociación, pero ya todo está muy avanzado”.

Luis Carlos Díaz, experto en movilidad, es incrédulo frente al beneficio de 30 años del que habla el alcalde. Dijo que la ampliación a una doble calzada es buena, pero no solucionará las congestiones. “Bienvenida sea la obra, pero es que se viene hablando de ella hace 10 años. Lastimosamente, el desarrollo vial llega muy tarde, cuando ya la efectividad de las obras planteadas se perdió”, criticó Díaz.

Algo similar consideró José Fernando Ángel, exsecretario de Movilidad de Medellín y experto en la materia. “La ampliación es necesaria, pero fomenta el uso de las motocicletas y los carros particulares. Hay que hacerla, pero también fomentar un sistema de transporte masivo o un carril exclusivo para Metroplús o buses”, recomendó Ángel.

Al respecto, el alcalde dijo que Metroplús no es una alternativa. Explicó que no va a fomentar ese sistema, pues considera que iría en detrimento de las empresas transportadoras que, según su opinión, han “forjado la economía de nuestro municipio”.

“Un carril exclusivo para buses tampoco es posible por temas de espacio. De igual manera, el transporte público transitará por allá y el municipio se va a descongestionar”, concluyó.

Lillyam Mesa, directora de la Cámara de Comercio Aburrá Sur, hizo un llamado de atención sobre el crecimiento demográfico del municipio (ver recuadro), pues ese aumento va mucho más rápido que la ampliación de las vías.

“Que sea esta la oportunidad para reiterar nuestro llamado a racionalizar ese crecimiento habitacional (…) porque la capacidad de expansión vial es bastante restringida en los planes de inversión locales, dadas las representativas inversiones que demanda la misma”, expresó Mesa.

Total Page Visits: 11 - Today Page Visits: 1