Jesús Uribe palacio

POR: HENRY GALLO FLÓREZ, expresidente del Centro de Historia de Envigado
El profesor Jesús Uribe Palacio, nació en Jericó pero de progenitores envigadeños. Su padre don Manuel Uribe Díez fue un notable ciudadano y en su juventud se distinguió como un pundonoroso militar al servicio de la Patria, con el grado de capitán participó en los históricos
combates de Peralonso, Enciso y Palonegro y posteriormente prestó sus servicios como Alcalde en diferentes municipios del Departamento de Antioquia entre ellos la Estrella.

De su matrimonio con la matrona Doña Teresa Palacio Vélez hubo 24 hijos. Fueron éstos además descendientes en su tronco genealógico de su
familia, del prócer Miguel Uribe Restrepo y del médico y sabio humanista Manuel Uribe Ángel. Su hermano Manuel Uribe Palacio fue un distinguido ciudadano, quien desempeñó por muchos años el cargo de Tesorero Municipal en Envigado, siendo su esposa Doña Camila Garcés, hija de don Sacramento Garcés Escobar, benemérito historiador y autor de una sobresaliente monografía de ésta ciudad, además de haber contribuido como socio fundador a la creación del Centro de Historia de la localidad.

El profesor Uribe Palacio, cursó estudios secundarios en la Universidad de Antioquia y en el Colegio de San Ignacio y los profesionales en la escuela
Normal Superior de Medellín, en donde obtuvo en el año de 1933 el título de Institutor Nacional. Se especializó posteriormente en Docencia Comercial y obtuvo su diploma el año de 1934 y el de experto en Comercio en la Escuela Departamental de Comercio de Medellín y en la Escuela de Comercio de Cali, el año de 1940, se graduó como Taquígrafo Corresponsal. Además estudió Auditoría en el Instituto de Auditoría y Contabilidad de Medellín en 1949 y en el 59 obtuvo el título como Contador Juramentado, expedido por el Gobierno Nacional por mediación de la Junta de Contadores de Medellín.
Durante su largo e ininterrumpido ejercicio de su profesión como catedrático trabajó en diferentes instituciones educativas del departamento, como fueron la Universidad de Antioquia, el Colegio de San Ignacio, la Universidad Pontificia Bolivariana, el Colegio de la Presentación, El Cefa, el de San Agustín, el Gimnasio Caycedo, el Instituto Pardo Vargas, el Instituto Popular, la Escuela de Comercio Moderno y la Escuela de Comercio Remington. En el año de 1950, fue nombrado Subsecretario General del Ministerio de Educación, en el cual se distinguió por su eficaz y buena marcha en esa importante rama de la administración pública.

Por todo ello adquirió fama como buen catedrático y eminente administrador. Una de sus obras más meritorias y a las que mayor intensidad y  consagración dedicó el profesor Uribe Palacio, en la mayor parte de su vida, fue la dirección del Liceo Comercial de Colombia, destinado a la capacitación
y formación de la mujer en las áreas de comercio, la cual fue creada por iniciativa de él en Medellín en el año de 1933 y que se denominó inicialmente Escuela Nacional de Comercio y se le cambió el nombre en 1955. Por iniciativa del presbítero Monseñor Pablo Villegas López, ilustre sacerdote y párroco de la Iglesia de Santa Gertrudis la Magna, quien viendo las necesidades y los problemas que ofrecía para las mujeres del municipio de Envigado su educación en estas labores del comercio y tratando de buscar solución a ello, resolvió solicitar ayuda del profesor Uribe Palacio, para crear en el municipio una seccional del Liceo Comercial y a ello se dedicó el ilustre maestro durante muchísimos años, para beneficio de la comunidad envigadeña. La vinculación del profesor Jesús Uribe Palacio a la educación en la “ciudad señorial”, fue definitiva. De esta manera adquirió renombre no sólo
como educador, sino como hombre cívico.

El profesor Uribe deja así su huella como preclaro hombre que apoyó con su sapiencia la formación de la mujer envigadeña, junto a otro emérito como lo fue el párroco Jesús María Mejía por haber fundado el “Colegio de Jesús”, que posteriormente pasó hacer el Colegio de la Presentación y que tuvo entre sus profesores a personajes tan ilustres como el presidente Marco Fidel Suarez y eminentes educadores como Alejandro Vásquez Uribe, Alejo Marulanda y el ilustre historiador José María Mesa Jaramillo.

En el año de 1958, el Gobierno Nacional, le condecoró con la Medalla Camilo Torres para los educadores de mérito por el decreto No 3.678 de 5 de septiembre. Y al cumplir los 30 años de existencia el Liceo Comercial de Colombia, la Cámara de Representantes y el Senado de la República, aprobaron moción de felicitación a su fundador y Rector, con la siguiente leyenda: “Al educador Jesús Uribe Palacio, el Senado de la República tributa homenaje de reconocimiento con ocasión de su arribo a los treinta años de labor profesional en beneficio de la cultura patria”. Su espíritu cívico fue encomiable, entre las instituciones a las que perteneció, podemos mencionar:
Miembro de la Sociedad de Mejoras Públicas de Envigado; miembro cofundador del Centro de Historia de Envigado y su presidente por tres períodos; el Centro Cívico Sofía Ospina de Navarro le confirió el diploma de Méritos Cívicos; miembro correspondiente del Centro de Estudios Históricos de Cuenca (Ecuador). Además escribió muchos trabajos didácticos, históricos, sobre comercio, artículos de prensa sobre varios aspectos culturales y técnicos, además dictó conferencias sobre diversos temas en diferentes instituciones.

Nuestro personaje estuvo casado con la señora Fanny Ochoa de Uribe quien fue su colaboradora en su labor profesoral e igualmente contó con la colaboración de su hermana Doña Lucila Uribe de Zea especialmente en la seccional de Envigado del Liceo Comercial de Colombia.

nuestro ilustre educador, falleció el 7 de mayo de 1982, después de realizar durante su larga vida una fecunda labor en bien de la educación, en especial hacia la capacitación de la mujer para el servicio del comercio y la industria en general. Su brillante hoja de vida, lo enmarca dentro de los hombres cívicos que con mayor arraigo trajo para este municipio progreso y bienestar. Por ello es necesario rendirle un tributo a su memoria y debe dársele a conocer como ejemplo a la juventud.

El Centro de Historia del Municipio, se enorgullece de haber tenido como su presidente durante varios períodos a este ilustre hijo de Jericó, pero que gran parte de su vida la dedicó a este terruño envigadeño, patria de sus ancestros y en la cual culminó su labor como educador y como hacedor de cultura y progreso en lo civil y en lo educativo. El pueblo envigadeño está en mora de hacerle un reconocimiento a su memoria y se espera en el futuro se le distinga como uno de sus ciudadanos que han dejado huella imperecedera en y para las próximas generaciones.

Total Page Visits: 4 - Today Page Visits: 1