historia del archivo histórico del concejo

Por Edgar Restrepo Gómez

El texto a continuación es la descripción del  valor histórico que posee este archivo, y el cual se utilizó la obtener la valoración histórica y su proceso de patrimonio documental.

Un bien posee valor histórico cuando se constituye en documento o testimonio para la reconstrucción de la historia, así como para el conocimiento científico, técnico o artístico. Es la asociación directa del bien con épocas, procesos, eventos y prácticas políticas, económicas, sociales y culturales, grupos sociales y personas de especial importancia en el ámbito mundial, nacional, regional o local.

El archivo representa  una de las principales fuentes documentales para estudiar la vida municipal en sus múltiples aspectos de sus protagonistas, actores sociales, políticos y culturales, así como sus dirigentes, empresarios, comerciantes, campesinos y propietarios.

Por ejemplo, los registros de la junta de caminos discriminan el valor de las propiedades y sus dueños, aspecto que permite analizar el régimen de la propiedad, sus características, su valor y su mayor o menor concentración. En general, al estudiar esta fuente, facilitaría entender las condiciones económicas y sociales de sus habitantes, y apreciar los cambios en el tiempo y en el espacio.

En el archivo se encuentra referencias sobre lugares, espacios, casas y edificios que  han logrado adquirir un valor testimonial y valor simbólico e histórico para los ciudadanos, constituyéndose en referentes obligados en la mentalidad colectiva y que pueden ser investigados y rescatar su origen, desarrollo e historia con el fin de establecerlos como bienes patrimoniales o de interés cultural, y en consecuencia, obtener su protección según la ley de cultura.

En estas fuentes están los acuerdos sobre presupuestos de rentas y gastos, registro de impuestos, valor, actividades productivas de todo orden, y en especial, las inversiones públicas en materia de educación, salud, y construcción de bienes inmuebles como la Casa Consistorial. O el ritmo de la modernización con la implementación de servicios públicos como acueducto, alcantarillado, telefonía o energía eléctrica. De hecho, existen testimonios del desarrollo del tranvía como servicio de transporte. Con esos presupuestos se puede hacer un balance de los éxitos y dificultades  del municipio en la inversión pública y desarrollo.

En el ámbito privado,  se puede evidenciar la creación de las primeras industrias como las textiles, calzado o alimentos, que permitieron un desarrollo nuevo a la ciudad y crearon la clase obrera como actor principal de la nueva sociedad.  Industrias como Rosellón, establecieron ritmos y disciplinas, mentalidades y expresiones en la población, que de la mano de la iglesia Católica, produjeron una actitud diferente ante la vida, la política  y el trabajo. Aún hoy, Envigado tiene sus industrias propias del automóvil, comunicaciones y el vidrio que le permiten tener un protagonismo en el panorama nacional. De ellas, también se escribirá en un futuro y se deberá consultar sus propios archivos y los del concejo, para obtener un análisis económico completo.

Desde las actas, proyectos de acuerdo y acuerdos se pueden analizar las discusiones planteadas, los intereses  de los actores involucrados y las tendencias políticas de la época. Están los registros de las elecciones para el concejo y otros órganos de representación, que expresan la competencia democrática de los partidos y facciones. En especial están allí, los líderes más destacados con sus iniciativas  e ideas, lo que puede servir de elemento para reconstruir el devenir jurídico-político, los discursos y las mentalidades. Jueces, alcaldes, personeros, concejales y demás funcionarios y empleados aparecen en su papel. Así entonces, se puede entender mejor de qué manera el Concejo, se ha constituido como el escenario por excelencia de la lucha por el poder y el manejo del Estado.

La evolución demográfica tiene su complemento con los censos realizados por la entidad municipal y la discriminación de los pobladores que se encuentran en los documentos, y da cuenta del cambio en la estructura social y la expresión de conceptos como crecimiento vegetativo, tasas de natalidad y mortalidad, inmigración y emigración. De hecho, existe la hipótesis de que el movimiento de colonización hacia el suroeste por parte de las gestes de Envigado fue fruto de esa evolución demográfica y del régimen de concentración de la tierra y de la riqueza.

En igual sentido, la fuente registra los cambios en las jurisdicciones territoriales, en la asignación jurídico administrativa, en la pertenencia a un cantón, una provincia, un departamento o un estado, según el sistema determinado por las constituciones políticas del siglo XIX.

La planeación y el crecimiento urbano tienen su respectiva normatividad en el concejo. Se nombraban, se ampliaban o se creaban nuevas calles como la que llevaba a la nueva estación “Manuel Uribe Ángel” del ferrocarril de Amagá (1914).  Se erigían monumentos a la cultura, a la política o a la religión como el de Cristo Rey en el barrio Mesa. Se propiciaban nuevos barrios, se legalizaban viejos barrios,  aparecían urbanizaciones “modernas” reflejo de las bonanzas de constructores o iniciativas privadas de compañías inmobiliarias.  Todo se legalizaba y se oficializaba mediante actos y acuerdos.

Controversias sobre las fiestas del carriel, depuración y puritanismo de costumbres, grupos de juventud católica, procesiones y semanas santas, apoyos a organizaciones culturales como la sociedad de mejoras públicas, el centro de historia, grupos juveniles o de la tercera edad son eventos documentados en la labor del Concejo.

Acontecimientos que han marcado al municipio y las administraciones dejan su huella en documentos oficiales o en los actos públicos o privados de sus alcaldes, ejemplo la cárcel de la catedral de uno de los bandidos más recordados o maldecidos de la ciudad. Su imagen aún continua en la mentalidad de las generaciones presentes como símbolo de astucia, maldad, destreza, desafío, locura o lucha.

En definitiva, el valor documental del archivo del Concejo de Envigado, está presente en cada línea, párrafo, palabra, dato, imagen, fotografía o plano que registra el acontecer cotidiano, solo falta que los historiadores o cualquier persona del común se atreva a investigarla, a interpretarla o escribirla para dar cuenta de su trascendencia y actualidad.

Total Page Visits: 9 - Today Page Visits: 1