Historia de la IUE: Institución Universitaria de Envigado

Por: Edgar Restrepo Gómez

LA GENESIS DE LA INSTITUCIÓN UNIVERSITARIA
“los hombres de Envigado han sobresalido más por su participación en procesos educativos que garanticen una mejor calidad de vida, que por su dedicación a la solución de conflictos bélicos. Es por ello que el perfil de sus gentes está mas identificado con el del Educador, que con el del General de tres soles”1. Coherentes con ese compromiso histórico, desde 1987 se inició el Proyecto de Educación Superior para el municipio de Envigado, se institucionalizó en 1992 y se cristaliza con el nacimiento de la Corporación Universitaria de Envigado el 30 de noviembre de 1993. Era la primera entidad de orden municipal de educación superior que se creaba en el país, luego de promulgada la constitución de 1991″2.
Los inicios de la década del 90 son promisorios en materia de educación y de descentralización administrativa, pues se promulga la nueva ley de Educación Superior (Ley 30 de 1992) y se había establecido desde 1988, la elección popular de alcaldes. La ley de educación superior indicaba en su artículo 58 que las universidades oficiales podían ser creadas por el Congreso de la República, la Asamblea Departamental, los Concejos distritales y los Concejos Municipales. Por otro lado, la ley fundamentaba e
impulsaba el concepto de autonomía universitaria como elemento de desarrollo de entidades de educación superior. Varios aspectos apoyaba ese concepto como la libertad de cátedra, en la misión institucional, en su perspectiva educativa, en su organización interna, como fin de impulsar los avances de las universidades y los anhelos de los sectores académicos y los grupos de intelectuales además del plan decenal de educación.

Antecedentes de la Corporación

La iniciativa de crear un ente educativo superior, data de 1988 cuando se presentó un proyecto de acuerdo al Concejo Municipal, pero no prosperó porque no tuvo acogida 1 (Monografía de Envigado: De la montaña al río, Editorial Lealon, Envigado, 2002, Tomo I, p. 253 2 Editorial, Periódico Ecos, No. 1, enero de 1996, p. 2) por la falta de mayor sustentación y dudas en su viabilidad en el municipio. Para esta situación, se celebró un convenio con la Universidad del Sur de Bogotá (Unisur) para que ofreciera sus programas de educación a distancia en Envigado, en un edificio construido para tal fin, anexo a la escuela José Miguel de la Calle. Al principio, este modelo de educación superior a distancia a través de Unisur (1989- 1991), tuvo acogida entre diferentes sectores, pero su experiencia fue limitada ya que
“no colmó las expectativas de la comunidad y ante las crecientes demandas por falta de cumplimiento de parte de las directivas apostadas en la capital, no se renovó el convenio” (Germán Vanegas “El municipio colombiano frente a la ley 30 de 1992”, en el Primer Foro local sobre Educación Superior, envigado mayo de 1994. Archivo IUE, Actas del Consejo Directivo, 1994).

Adicionalmente, no hubo entendimiento entre la Secretaría de Educación Municipal y las directivas de Unisur, porque los reclamos de una mejor atención a los estudiantes y acompañamiento de los tutores del Cread de
Envigado, no se realizaba a cabalidad. Por otro lado, se conversó con otros centros universitarios de la región, como la Universidad de Antioquia, el Politécnico Jaime Isaza Cadavid, Tecnológico de Antioquia, CEIPA, entre otros; para que ofrecieran sus programas en el Municipio, todo esto
mientras se expedía la nueva ley de educación superior; sin embargo la respuesta de algunos como el CEIPA fue negativa, porque no era viable descentralizar programas de pregrado, merced a que estaba en el proceso de reestructuración interna para acreditarse como Universidad; y los demás porque implicaba costos altos para su implementación3.

Ante la necesidad de educación superior y su difícil oferta, la clase dirigente del municipio sintonizados con la coyuntura favorable de la nueva ley de educación superior, ley 30 de 1992 y la descentralización administrativa, impulsaron la idea de crear un ente municipal de educación superior, como alternativa de solución a la necesidad local. Es así como el alcalde Jorge Mesa Ramírez, La presidente del Concejo 3 Germán Vanegas, Ibid.
Municipal Berta Inés Mejía de Serna y la Secretaria de Educación Gloria Londoño, encomendaron al médico Germán Vanegas Montoya el nuevo proyecto de crear una institución de Educación Superior en la localidad. Vanegas era medico egresado de la Universidad de Antioquia, con especialización en administración y docencia universitaria4.

Entre otras obras importantes que pensaba desarrollar la administración en los próximos años, destacaban el montaje de la universidad, afirmando que funcionaría en aproximadamente tres o cuatro meses5. Se publicita la creación de la corporación, como parte de los logros y el balance del gobierno de Jorge Mesa Ramírez, y se anticipa sus inicios para el segundo semestre de 1994, algo que solo se lograría en el primer semestre de 1995.
El proceso jurídico de la creación del ente se inició en 1992 elevando consultas al director del ICFES, el dirigente liberal Luis Pérez Gutiérrez, el cual recomendó iniciar el estudio de factibilidad de la corporación con el fin de sustentar su existencia. En ese estudio se consideraron los antecedentes históricos de Envigado y su zona de influencia, sus condiciones culturales, demográficas, sociales y económicas; se realizó un análisis de los programas propuestos con la demanda estudiantil, el mercado de trabajo; igualmente se pensó en el contexto nacional de apertura, modernización y globalización que el gobierno de Cesar Gaviria impulsaba en esa época. Además el estudio encontró mediante las “pruebas de impacto”, realizadas en el medio educativo local, que las preferencias y demandas de educación superior en el municipio, se centraban en los
programas de ciencias de la salud, ingenierías de sistemas y electrónica.
Además un argumento que apoyaba la creación de la corporación fue el déficit en educación superior que tenía el sur del valle de Aburrá, pues de los 4500 estudiantes que egresaban, solo el 20% lograban ingresar a las universidades públicas, y el resto de bachilleres, sin posibilidad de iniciar sus estudios superiores. El estudio de factibilidad 4 En enero de 1995, Vanegas había realizado un diplomado: Administración y Docencia Universitaria, en Asiesda, con el trabajo de grado “El Municipio Colombiano frente a la ley 30 de 1992: desarrollo de una propuesta local”.
5 Acta del Consejo Municipal, agosto 1-1988, pág. 2. Archivo del Consejo Municipal de Envigado (en adelante A.C.M.E.). Otras obras eran la cobertura de la quebrada Ayurá y el servicio de agua potable al 85% de la población.
de la corporación afirmaba que podría ser más alto en el municipio, pues de 1600 estudiantes, no tenían acceso el 25 %, aproximadamente.

En ese proceso de justificación del proyecto de educación superior, se expidió la ley 30 de 1992, ley de Educación Superior, lo que permitió dar mayores energías y por ello “se entra en conversaciones con diferentes centros universitarios de la región ( Universidad de Antioquia, Politécnico Colombiano, Tecnológico de Antioquia, CEIPA, etc) para que ofrezcan sus programas en el Municipio”. Sin embargo la respuesta de algunos fue
negativa, en el caso del CEIPA, consideraban que “no era viable descentralizar programas de pregrado, merced a que se estaba en el proceso de reestructuración interna para acreditarse como Universidad”6.
Creación de la Corporación Universitaria de Envigado.


En 1993, el Concejo municipal aprobó en tercer debate, la creación de la Corporación Universitaria de Envigado, mediante acuerdo 029 del 30 de noviembre; y designó una comisión para estudiar el Estatuto Orgánico, presentado por Germán Vanegas, coordinador del proyecto y el secretario de Educación Municipal, quienes se basaron en la nueva ley de Educación superior, ley 30 de 1992, y con asesoría del Icfes. La aprobación del proyecto no se realizó sin un debate en el concejo, pues el edil Francisco Garcés sostenía que el costo era “demasiado alto”, porque al iniciar la institución con la carreras de ingenierías, exigía tener laboratorios y equipos. Al decir del concejal Garcés, era mas factible montar el programa de Derecho, que era de tiza y tablero 7.
En igual sentido se pronunció el edil José Luís Ochoa Escobar, quien preguntaba a sus compañeros y a la administración: “Si han reflexionado sobre la gravedad de la creación de una universidad como ente público, dependiendo solo del municipio?”8
Instalación del Consejo Directivo y Foro de Educación Superior
6 Germán Vanegas Ibíd.
7 Entrevista a Gloria Taborda, funcionaria de Archivo y de varios años de la institución.
8 Acta 008 de septiembre 13 de 1988. Entrevista a Gloria Taborda, funcionaria de Archivo y de varios años de la institución.

En febrero de 1994, se instala el Consejo Directivo presidido por el Alcalde Jorge Mesa Ramírez, se adopta el Estatuto Orgánico de la Corporación y se crea una planta de personal, integrada por el rector German Vanegas Montoya, un asistente administrativo, un jefe de admisiones y registros, una bibliotecaria, un decano de ingenierías, un asistente de bienestar, dos secretarias y dos auxiliares de servicios generales. Como una estrategia para impulsar la nueva Corporación Universitaria, en mayo de 1994, se organizó un foro sobre La Educación Superior en el orden municipal, con la
presencia de catedráticos y profesores vinculados con universidades y versados en la actualidad educativa9. El foro permitió presentar el proyecto de educación superior del municipio en la sociedad académica local y regional, y en especial, ante el comité Regional de Educación Superior (CRES-occidente), ente gubernamental de aprobación.
En ese Foro, el director del proyecto Germán Vanegas preparó la ponencia “El municipio colombiano frente a la ley 30 de 1992”, donde reconocía la presencia de la Escuela de Ingeniería de Antioquia y la Universidad Cooperativa de Colombia, pero creía que aún no se había ofrecido un verdadero proyecto de educación superior que respondiera a
las necesidades autóctonas de formación avanzada” (Acta 01, mayo 25 de 1994).

La conclusión de la prensa como el periódico El Colombiano, fue: “A pesar de que faltan pocos años para internarnos en el siglo XXI, los retos que se evidencian a simple vista no son sencillos de afrontar. Pero lo principal es que tanto la comunidad educativa como algunas administraciones municipales, en este caso la de Envigado, empiezan a preocuparse por la necesidad de involucrarse en el cambio y en la transformación que
debe gestarse al interior del sistema educativo y, en especial el que se refiere a la educación superior”10.
9 Los conferencistas fueron: Ignacio Cadavid Gómez con Diagnostico de la realidad Universitaria; German Vanegas El municipio colombiano frente a la ley 30 de 1992 y el desarrollo de una propuesta local.; Antonio Mazo Mejía con La Orientación de la Universidad; Alonso Hoyos Betancur, La Formación de los recursos humanos para el 2000; Gildardo Lotero Orozco, Universidad y Etica.
10Ecos de un foro educativo en Envigado. El Colombiano, domingo junio 12/1994, p. 10B,

Funcionamiento de la Corporación
Después de su creación en noviembre de 1993, la Corporación centro sus labores en mayo de 1994, con los pasos necesarios para su funcionamiento legal y académico: la aprobación de sus Estatutos y el Estatuto Orgánico, además de la conformación de su planta de cargos administrativos y la estructura académica de sus facultades. Por otro lado, se reafirmó el compromiso de los parlamentarios envigadeños Álvaro Vanegas
Montoya y Ernesto Mesa Arango para gestionar ante el Ministerio de Educación, los recursos y las licencias necesarias para su desarrollo.
En cuanto al presupuesto, se estableció en 400 millones, recuperándose la mitad por concepto de matrículas, aunque se debió someter al Concejo Municipal para ser incluido en el presupuesto del Municipio. Además se estudió un convenio entre la Nación y el Municipio para concretar los aportes de cada uno al funcionamiento de la Corporación.
Para ello el Consejo designo como comisión integrada por Jaime Molina Franco y Dolly Quintero1, quienes afirmaron que el porcentaje de aportes de la Nación era “despreciable” en relación con los del Municipio y por tanto, eran más valiosos los aportes de éste, pero debían hacerse de acuerdo al índice de inflación, más ajustado a las realidades económicas de la Corporación y no aquel que obedecía al porcentaje asignado sobre el presupuesto total del municipio, pues podría generar mayores
desfases presupuestales.
En sus inicios la corporación no tuvo la autonomía requerida, pues el presupuesto fue manejado por la tesorería municipal, mientras la entidad organizaba sus propios procesos administrativos, lo cual limitaba sus acciones y demoraba la ejecución de proyectos propios. Lo anterior iba en contra vía de la idea de una institución descentralizada del orden municipal, con autonomía del manejo de sus recursos, de su personal y de su presupuesto con capacidad para regularse y autofinanciarse, de
acuerdo con sus preceptos legales.

La integración del consejo directivo reflejaba también la falta de una definitiva organización administrativa, por lo cual estuvo integrado en sus inicios por el alcalde, quien lo presidía, los secretarios del despacho, el personero municipal y el coordinador de la Corporación. Igualmente la corporación conformó un equipo básico conformado por los coordinadores generales: Jorge Iván García y Lucía Clemencia Villa, el jefe de núcleo educativo 0405 Germán Castaño, asesor de la Universidad San Buenaventura y el ingeniero Álvaro Marín, ambos asesores de programa de ingeniería de sistemas de varias instituciones con el fin de elaborar el plan curricular. Castaño sustentó además la implementación del programa de Ingeniería Electrónica, ya que podía trabajarse con un 50% de materias afines con Sistemas y los mismos docentes para atender en el primer
año a ambos programas.
Hasta tanto se le daba vía libre a la definitiva organización administrativa, con la aprobación de los cargos básicos, el Consejo Directivo estuvo integrado por el alcalde, quien lo presidía, los secretarios del despacho, el personero municipal y el coordinador de la Corporación. Igualmente la corporación conformó un equipo básico de funcionarios conformado por los coordinadores generales Jorge Iván García y Lucía
Clemencia Villa, el jefe de núcleo educativo 0405 Germán Castaño, asesor de la Universidad San Buenaventura y el ingeniero Álvaro Marín, ambos asesores de sistemas de varias instituciones con el fin de elaborar el plan curricular del programa de ingenierías de sistemas. Castaño sustentó además la implementación del programa de Ingeniería Electrónica, ya que podía trabajarse con un 50% de materias afines con Sistemas y los mismos docentes para atender en el primer año a ambos programas.

Programas

En las primeras sesiones del Consejo Directivo de la Corporación, se aprobó la conformación de sus programas: ingeniería de sistemas, con énfasis en Hardware y la ingeniería automotriz. Ante la propuesta de los programas en licenciatura en derecho procesal, derecho constitucional y Asuntos jurídicos con énfasis en administración municipal; el Consejo luego de discutirlo ampliamente, decidió postergar su aprobación, hasta recibir una sustentación con solvencia de los perfiles profesionales y laborales que
ofrecieran mayores garantías de empleo a sus egresados.

Por sugerencia del director del Icfes, Luis Pérez Gutiérrez, en 1994, se estudió la implementación del programa “Docencia del Derecho y Auxiliares para la Rama Judicial”. Pérez justificaba ésta elección por los comienzos de la constitución de 1991 y el fortalecimiento de la administración de justicia en el país. La iniciativa fue consultada
con diferentes sectores y personas, pero se encontró con opiniones encontradas, aun así, un grupo de profesores de diferentes universidades elaboró un anteproyecto para el diseño curricular de estos dos programas, esperando el aval económico de la Alcaldía.
Otro programa académico propuesto fue la ingeniería Mecánica, orientada hacia el ramo automotriz, ya que en el Municipio residía la industria ensambladora de automóviles francesa Renault SOFASA, la cual manifestó su actitud positiva ante la oferta educativa; pues consideraba que el proceso de apertura y modernización de la economía nacional, en el gobierno de Cesar Gaviria, haría incrementar la necesidad de preparación profesional en ese programa. Así mismo, se pensó en el programa de Ingeniería de Sistemas, realizando énfasis en el montaje, mantenimiento y reparación
de equipos computarizados; dado que las demandas de sectores como la industria, la banca, el comercio y el de servicios, así lo requería cada vez más.
Posteriormente, se decantan los programas propuestos, se descarta la ingeniería automotriz y la licenciatura en derecho; y se introduce la ingeniería electrónica junto con la de sistemas, ambos programas afines en sus formaciones, docentes y relacionadas en su plan de estudios. Estos dos programas se relacionaban con la vigencia del tema de la tecnología de punta y como gran aporte al medio; y se creaba el centro de idiomas; se consideraba una muy buena forma de posicionamiento de la institución en el medio académico regional. Sin embargo, ambos programas representaba un reto para la administración y la institución misma, porque implicaba
dotarla de una infraestructura en sala de sistemas y laboratorio en electrónica, además de una pertinente biblioteca en la materia. Por eso, uno de las soluciones momentáneas fue firmar un convenio con Compuestudio, para la realización de las prácticas de los estudiantes de sistemas, mientras se impulsaba las licitaciones para crear la sala de sistemas, el laboratorio y los bienes muebles para la administración académica y directiva, como era la oficina de la rectoría, la decanatura y la sala de profesores.
Por otro lado, las directivas municipales y universitarias eran conscientes de la necesidad de contar con una planta física propia, y se reconocía que el local en la escuela José Miguel de la Calle, solo tenía capacidad para dos años, y “se debería pensar en otro recurso físico provisional mientras se construía una sede nueva”.
entre las conversaciones y estudios, se pensó en dos lotes reservados en el sector de las palmas y la finca la Morena. Pero requería tiempo y mayores estudios para decidir al respecto, así que se congeló el tema, mientras se resolvían otros aspectos.
Por otro lado, el concejo municipal apoyo el avance de la corporación y la
implementación de los cuatro programas, ingeniería de Sistemas, Ingeniería Electrónica, Contaduría y Derecho, en dos facultades, Ciencia Política, Económica y jurídica e Ingeniería de Sistemas y Mecánica Automotriz; aprobando un presupuesto de gastos por valor de doscientos millones.

Inicio de actividades

El 10 de febrero de 1995, se iniciaron las actividades académicas de la Corporación Universitaria de Envigado, en los programas de ingeniería de sistemas e ingeniería electrónica, con un total de 180 estudiantes y 15 docentes de hora catedra. El momento se enmarco en un acto solemne con la participación de autoridades municipales, departamentales y nacionales. Igualmente el funcionamiento de la Corporación se estableció con un presupuesto de 308 millones de pesos, aprobado por el concejo municipal y una financiación anual, que se incrementaba en un porcentaje igual al índice de inflación11.

El concejo da también el respaldo al rector Germán Vanegas sobre su
gestión y “frente a los últimos acontecimientos políticos en el municipio”12, como eran la reelección del alcalde Jorge Mesa Ramírez y la conformación de un nuevo concejo municipal con las fuerzas políticas de los partidos liberal y conservador. La labor de Vanegas, fue fundamental para lograr el impulso, la organización, el trámite ante el ICFES para su aprobación y en general, para darle forma a este importante proyecto de educación superior, que la clase dirigente del municipio encabeza de su alcalde Jorge
Mesa Ramírez, deseaban impulsar en la localidad.
11 Acuerdo municipal No. 03 de 1995
12 Acta del Concejo Municipal No. 12, del 30 de enero de 1996, p. 1
La estrategia de promoción de las primeras inscripciones de estudiantes del 15 de octubre de 1994, en el medio social envigadeño y de la región en general fue realizada de varias maneras: la distribución de plegables en número de 3000 ejemplares, publicación de avisos en prensa, despliegue de vallas en varios sitios de la ciudad, la difusión en las antenas parabólicas como la del Barrio Mesa y en los inicios de cada función del Teatro Municipal1. Igualmente se realizaron visitas a los colegios por Lucía Clemencia Villa y Jorge Iván García, en las cuales los estudiantes planteaban la necesidad de que la institución contara con un horario nocturno y el programa de derecho.
Además de realizar las inscripciones, en noviembre la Corporación realizó la convocatoria para los cargos administrativos y docentes, dos de medio tiempo y el resto de hora cátedra. De igual manera y como parte del nuevo proceso organizativo, se presentó la creación del centro de idiomas, sustentando su costo por parte de Edgar Ospina y apoyado en el uso de sistemas de audio y laboratorios.
La estrategia de promoción de la Corporación rindió sus resultados. Al iniciar el semestre se tenían en un primer instante 332 inscritos, de los cuales se habían matriculado 180 estudiantes y el concejo municipal otorgó 64 subsidios para su matrícula por 38 millones de pesos13.
Se publicita la creación de la corporación, como parte de los logros y el balance del gobierno de Jorge Mesa Ramírez, y se anticipa sus inicios para el segundo semestre de 1994 (14), algo que solo se lograría en el primer semestre de 1995.
Como apoyo al proyecto de la institución, Vanegas obtenía en enero de 1995; el diplomado en Administración y Docencia Universitaria, en Asiesda, con el trabajo de lado “El Municipio Colombiano frente a la ley 30 de 1992: desarrollo de una propuesta local”. Precisamente, de aquella institución, y ante la pregunta de un miembro del Consejo Directivo Argiro Giraldo sobre el soporte científico de la Corporación; Vanegas comentaba que el equipo académico había obtenido la asesoría de la Universidad de (13 Acta 06 del Consejo Académico, enero 17 de 1995, p.. 1. Archivo Administrativo de la I.U.E (A.A.IUE) , 14 El Colombiano, junio 12/94, pág. 7B) San Buenaventura de Bogotá y Medellín, de Asiesda, y de la Universidad de Medellín y decía: “y pienso realmente que una Universidad se construye en su caminar, con toda la comunidad y ante todo con los estamentos dicente, docente y administrativo. Además este proyecto está formando parte del Plan de Desarrollo Educativo del Municipio de Envigado”15.
Desde el 9 de febrero de 1995 se instaló el Consejo Académico, con la
participación de Rector, el Decano, el Coordinador Académico, los coordinadores de Programa, un representante de los profesores y uno de los estudiantes. Se da una orientación institucional, que aún hoy es vigente, se debía realizar una “sensibilización a docentes para tratar de lograr un punto de equilibrio entre su saber y las demandas de los estudiantes en sus actividades de formación profesional pero sobre todo en los procesos de enriquecimiento como personas”16.
La labor del primer rector Germán Vanegas, en la primera etapa de creación y comienzo de la Corporación, fue fundamental para lograr el impulso, la organización, el trámite ante el ICFES para su aprobación y en general, para darle forma a este proyecto que la clase dirigente del municipio encabeza de su alcalde Jorge Mesa Ramírez, deseaban impulsar en la localidad.

Gestiones del primer año

Al finalizar el primer semestre, se realizaba un balance exitoso del proceso de admisión, pues se afirmaba que de 332 aspirantes, presentaron examen de admisión 323 y finalmente se matricularon 18017. Es así como para marzo, se contaba con 102 estudiantes en Ingeniería de sistemas, 75 en ing. Electrónica y 70 en curso preuniversitario18. Y para el segundo semestre, en agosto, se incrementó la matrícula con 228 estudiantes en sistemas y 139 en Electrónica19. En los resultados académicos de aprobación, el rector Germán Vanegas afirmaba que aunque “hubo estudiantes que
15 Acta 06, del Consejo Académico, enero 17-1995, p. 3. A.A.IUE
16 Acta 08 del Consejo Académico, mayo 4/1995, p. 2. A.A.IUE
17 Acta 06, del Consejo Académico, enero 17/95, p. 1, A.A.IUE
18 Acta 07, del Consejo Académico, febrero /95, p. 2, A.A.IUE
19 Acta 10, del Consejo Académico, agosto 31-95, p. 1, A.A.IUE
perdieron el semestre, solicitaron luego su reingreso con la mejor disposición de superar el proceso de adaptación”20.
Otro de los logros, fue la aprobación del reglamento estudiantil, que luego de revisar doce reglamentos de otras universidades de los tres estamentos (directivos, docentes y estudiantes), se adaptaron algunos artículos, teniendo en cuenta aspectos propios de la Corporación21. A principios del semestre se realiza su entrega a los estudiantes, “acompañado de sensibilización y de resultados positivos”.
En ese mismo recuento de finalización de semestre, el rector Germán Vanegas, sustentó en el Consejo Académico un proyecto para crear el programa académico de Contaduría y Derecho, y ofrecerlo en la jornada de la noche. Sin embargo los demás miembros opinaron que la corporación debía afianzarse más y estudiar mejor el campo de acción de los futuros profesionales, pues es era “campo muy saturado”. Por otro lado, se realizaron conversaciones con la Academia Superior de Artes para implementar algunos programas en la Corporación como construcciones, auxiliares de ingeniería mecánica y diseño, aunque sin ningún resultado efectivo.
En agosto de 1995 se concretan los convenios con el Politécnico Jaime Isaza
Cadavid para que los estudiantes de electrónica realizaran las prácticas de laboratorio
de física. Por otro lado, los de sistemas lo harían en Compuestudio22. Mientras tanto, se
realizaba la licitación para el laboratorio de sistemas, a la cual se presentaron tres
empresas: Clonix Ltda., Texins S.A. y S.C.A.ltda. El laboratorio comprendería un servidor
central, 25 estaciones de trabajo en red y cinco impresoras. El laboratorio de electrónica
comentaba que se ha comprado mesas y algunos equipos para comenzar
oportunamente las prácticas en las instalaciones de la universidad23.
Para el final del segundo semestre, Vanegas al analizar el rendimiento
académico, comentaba que era muy regular, debido a las notas de los exámenes
parciales y lo entendía al considerar la exigencia de los programas y “los estudiantes
20 Acta 09, julio 18/95, pag 2 A.A.IUE
21 Acta 08, mayo4/95, pag. 3. A.A.IUE
22 Acta 10, agosto-95, pag 2 A.A.IUE
23 Acta 10, agosto-95, pág. 2 A.A.IUE
apenas están asimilando esta situación”24. El 26 de octubre, se inauguró las primeras
jornadas universitarias, en las instalaciones de la Corporación, con un programa “muy
sencillo”.
Segundo año de la Corporación Universitaria de Envigado
Para enero de 1996, la corporación contaba con 118 estudiantes nuevo y 143 antiguos.
Y en mayo de 1996, se suscribió un convenio con el poli, y el protocolo se firma será el
31 de mayo. Se abrieron las inscripciones para el programa de contaduría pública, se
lleva 55 personas inscritas.
En julio, la corporación recibió invitación de ASIESDA (asociación de instituciones
de educación superior de Antioquia) para participar en el XIII feria “conozcamos a la
universidad”, Vanegas comenta que ellos es prueba de que la institución “ya está
posicionada en el medio y que las otras universidades la reconocen como par”25.
Primer personal administrativo
El reglamento estudiantil se aprueba, luego de revisar doce reglamentos de otras
universidades, adaptándose algunos artículos y teniendo en cuenta aspectos propios26.
Se realizó una convocatoria en prensa, donde se recibieron 120 aspirantes a
docentes y 40 cargos administrativos. El grupo de base de la corporación, hizo un estudio
técnico de estas hojas de vida, para seleccionar los aspirantes con mejor perfil para los
distintos cargos27.
Personal primero: Mary sol Chavarriaga, (secretaria), Germán castaño, Jorge Iván
García, Álvaro Marín y lucia clemencia villa, en la parte administrativa y académica y
John Jairo morales en oficios varios.
Para la remuneración de los empleados se analizó los salarios de otras
universidades, tanto oficiales como privadas. El alcalde José Ignacio Mesa Betancur pide
facultades para adelantar un estudio en tal sentido con la secretaria de hacienda. El
miembro del Consejo Directivo Guillermo Carvajal propone capacitar a los docentes que
se van a vincular. Vanegas informa que en la planta de cargos, los docentes de mayor
24 Acta 11, octubre-95, pág. 2 A.A.IUE
25 Acta 14, julio 10-96, pag. 2, A.A.IUE
26 Acta 08, mayo 4/95, A.A.IUE
27 Acta 06,enero17 de 1995 , A.A.IUE
intensidad horaria tienen 10 horas semanales, de las cuales ocho son de carga
académica y las dos restantes para asesoría y atención a los estudiantes.
Balance de personal, a 22 de marzo de 95, ocho personas en la parte
administrativa, 14 profesores, un coordinador académico y una coordinadora de
bienestar universitario y del curso preuniversitario28.
Vanegas plantea la necesidad de cambiar la dedicación de la directora
administrativa, de medio tiempo a tiempo completo, por la múltiples ocupaciones que
debe atender como la liquidación de matrícula, el manejo del personal administración
y académico y los asuntos presupuestales y financieros. Es decir que el cargo asumía las
funciones del administrador y del tesorero juntos29.
Por otro lado, se planteó las dificultades del decano de ingenierías en el
desarrollo de su gestión. Él mismo es consciente de los problemas y sugiere una persona
con mejor perfil profesional y con mayor experiencia académica y administrativa,
además de su vinculación de tiempo completo, pues recibía un salario de medio tiempo.
Esta situación fue planteada en el concejo municipal, donde el concejal Vásquez sugería:
“una asignación mayor que al menos atraiga a profesionales con la experiencia exigida;
así mismo se deberá revisar la asignación salarial de otros cargos de la Corporación,
comenzando por la del Rector”30. Para sustituir al decano de ingenierías, el rector
informaba que tenía tres hojas de vida como aspirantes, por tanto pidió autorización al
concejo directivo para nombrarlo, pero el presidente del concejo, José Ignacio Mesa,
comentó que desea verlas y aprobarlas31.
En enero de 1996, se informaba que las personas “que presentaron sus hojas de
vida para el cargo de decano, no aceptaron el ofrecimiento debido a la baja oferta
salarial”. Vanegas se muestra preocupado ante los problemas de la decanatura, tanto
académicos como administrativos, y dice que la Corporación está sufriendo las
consecuencias de su falta de experiencia. “esta persona sabe que no tiene el perfil
adecuado, así lo manifestó en la autoevaluación que realizó ante el Consejo Académico”.
28 Acta 07, marzo 22/95.
29 Acta 08, mayo 4/95,
30 Acta 09, julio 18/95, p. 4
31 Acta 10, agosto 1995, p. 2
Propone que el coordinador de ingeniería electrónica asuma la decanatura, ya que es
una persona con experiencia universitaria, aunque todavía no ha dialogado con él32.
Se vincula una persona de medio tiempo en la decanatura con buena capacidad,
pues tiene experiencia administrativa y posee dos carreras, no dice quien, pero
manifiesto a Vanegas que “no podía continuar desempeñando por el desgaste general
y solicitaba vinculación de tiempo completo y una mejor asignación salarial para este
cargo”33.
El personal administrativo (femenino) de la corporación, solicitó autorización
para utilizar uniforme. La concejala luz María Restrepo sugiere buscar un diseñador y
contactar a Everfit para que pase una cotización34. La secretaria Patricia Jaramillo
presenta en agosto del 1995, la cotización del uniforme y solicita que la corporación
asuma el 50% del costo y el otro 50% lo pagarían las funcionarias en cuotas deducibles
de la nómina mensual. El costo asciende a 1.190.045 pesos. Se aprueba y se agrega que
el uniforme lleve un distintivo de la universidad, el presidente propone un botón con el
escudo del Municipio y el nombre de la corporación.35
Se piden facultades para contratar un docente de matemáticas de medio tiempo,
“dado que la mayoría de las asignaturas de los primeros semestres tienen que ver con
esta área”36.
Se comentaba que el presupuesto para 1996: 227 millones de ingresos, y 430
millones de egresos. Se aclara que se hizo con base en los programas ya existentes, y
que no se contemplaron nuevos para el próximo año (1996.)37 Pero se apoyó el
presupuesto con 64 subsidios por valor de 38 millones, de los cuales tres eran por venta
de formularios e inscripciones (enero 6.95 acta No. 6 ) en el presupuesto anota
Guillermo Carvajal que no existe un rubro para investigación. Vanegas le responde que
sí existe por 26 millones, a pesar de que la institución todavía no había comenzado a
realizar investigaciones.
32 Acta 12 de enero 30-1996, p. 2 A.A.IUE
33 Acta 13, mayo 16-1996, p. 2 A.A.IUE
34 Acta 09, julio 18/95, p. 5. A.A.IUE
35 Acta 10-95, p. 4. A.A.IUE
36 Acta 9/95, p. 4. A.A.IUE
37 Acta 10, agosto-95, p. 3. A.A.IUE
Luz María Restrepo, miembro del C.D. comentaba que “es bueno pensar en una
mejor asignación salarial para los funcionarios de la Corporación, ya que estimulo es de
buenas consecuencias pues se tendría siempre calidad en el trabajo”.
Vanegas pone en C.D. de agosto de 1995, el problema de la insuficiencia del
espacio físico de la Corporación, Luz María Restrepo, propone trasladar la escuela a otro
sitio y dejar la corporación en ese lugar y construir un cuarto piso. Vanegas dice que no
es viable por que la escuela es patrimonio de la comunidad, esta de acuerdo con la
segunda posibilidad, pero dice “es más conveniente pensar en un campus más amplio”.
José Ignacio Mesa, presidente del C.D. y alcalde, dice que hay unos espacios llamados
Primavera y señorial.
Par el funcionamiento de la Biblioteca se requería autorización para vincular una
funcionaria, en octubre de 95, para atender directamente los procesos, a los docentes y
estudiantes. Por el momento se pidió colaboración a la biblioteca José Felix de Restrepo
para la codificación del material bibliográfico.38
Secretaría de hacienda estudio el proyecto de presupuesto de la Corporación
para 1996 y solicitó ajustes y rebaja en sus egresos. Esta situación pone en entredicho
el aumento salarial de los empleados y que incluso, podría sufrir una disminución.
Manifiesta oscar vasquez que sería un desestimulo a la gran dedicación y
responsabilidad, pues sus sueldos no son “equiparables a los del Municipio”39.
El presidente del consejo directivo, José Ignacio mesa solicitó leer de nuevo los
documentos e informó que oportunamente los hará llegar a la rectoría con la decisión
pertinente. Esto demuestra hasta que punto, le faltaba autonomía a la corporación, esto
se veía reflejado cuando los recaudos de la corporación los hacía la tesorería del
municipio. Por esta situación, el concejo directivo no aprobó en su planta de personal
un tesorero. Sin embargo, el alcalde José Ignacio Mesa pensaba que para 1996 iba a
tratar de “darle independencia a la universidad para que maneje sus propios recursos”.
A pesar del buen interés, en mayo de 1996, el alcalde reconocía que la
corporación hasta tanto no contara con el reconocimiento oficial, el manejo
presupuestal tendría que ser “coadministrado por el municipio”.
38 Acta 11, octubre-95, pag. 2
39 Acta 11, octubre, 1995, pág. 2
Los municipios de la Ceja y Caldas manifestaron deseos para que la corporación
hiciera extensión de sus programas en esas localidades . Mesa invitó al rector para la
reunión del consejo de gobierno, el 9 de noviembre.
En mayo de 1996, Vanegas en entrevista con el presidente del directivo, le
solicitó promoción de algunas personas en la corporación, asi: patricia Jaramillo, de
secretaria del concejo directivo, pasa a jefe de admisión y registro, gloria taborda, de
admisiones a bibliotecaria, Adriana diosa de secretaria auxiliar de decanatura a
secretaria de rectoría. El presupuesto por ingresos esta asi: 87 millones de pesos por
concepto de matricula sy otrs, 64 de egresos por costos académicos y admón.. y 48
girados or el municipio.
En mayo de 96, el alcalde José Ignacio Mesa visitó unas tierras en la finca llamada
La Loma, le gustó su ubicación, con buen acceso de vías, contiguo se encuentran unos
galpones que los entregarían en comodato y se podrían manejar como aulas de clase,
mientras se construye el edificio para la universidad. “esta optimista, pues espera
adquirir este lote luego de realizar averiguaciones de tipo jurídico y económico”. En julio
comenta que esta a la espera del avaluo para sentarse a negociar con los dueños.
El rector solicita: compra de programas académicos y administrativos con el fin
de sistematizar (costo 30 millones), crear comité asesor para el estudio de estos
programas, subarrendar espacio de las instalaciones para fotocopiadora, contratación
de vigilancia privada, adquirir un paquete antivirus, uniformes para el equipo de futbol
de los estudiantes, adquirir un equipo de sonido, acceso de los empleados de la
corporación a los créditos del Fondo de empleados del municipio. El alcalde solo accede
a la fotocopiadora, uniformes y los créditos que se proyecten en el presupuesto de 1997,
lo demás pasó a estudio.
Del periódico ECOS, dice Vanegas: que saldrá una nueva edición, el cual le ha
dado mucha satisfacción a la comunidad universitaria porque se ha elaborado con
calidad en todos los aspectos.
En concejo extraordinario, se habla de la reforma al estatuto orgánico de la
corporación, julio 10-1996, por la modificación del nombre de la corporación y de
algunos artículos del Estatuto. Vanegas comentó que recibió llamada del directro
general del icfes, donde le solicitó ajustes al estudio de factibilidad y recomendaciones
académicas, modificación del nombre de la Corporación y de algunos artículos del
Estatuto Orgánico de la Corporación. Por ello, en sesión del Consejo Directivo, se
procedió a modificarlo por medio del acuerdo No. 20 del 10 de julio de 1996,
reformando los artículos 1,2,5,8,9,11,20,26,30,31,42,43,44,4540.
40 Acta

Proceso histórico de 1997
El 15 de enero se desplazó a Bogotá, al ICFES, una comisión con el fin de
presentar el estudio de factibilidad para la apertura del programa de Derecho.
Esta comisión estuvo integrada por el alcalde Héctor Londoño, el asesor
externo del programa Pedro Pablo Cardona Galeano y German Vanegas
Montoya, rector encargado. Para el otorgamiento del número de registro a la
IUE se precisó algunos trámites complementarios: publicación en el diario
oficial del acuerdo 044 de 1996 del Concejo Municipal, por el cual creó la IUE y
enviar un ejemplar de la publicación a la subdirección jurídica del ICFES.
También se radicó nuevamente los programas de ingeniería de sistemas y
electrónica, luego que el consejo directivo los aprobara, pues “dichos
programas radicados en el ICFES con el número 003422 de febrero 6 de 1995,
no habían sido registrados en el Sistema Nacional de Información de la
Educación Superior”1.) Otro requisito era enviar el acta del Consejo directivo en
donde se presentaba la terna para designar al rector y copia de resolución del
nombramiento. Todo esto se debía hacer si se quería otorgar un número de
registro al representante legal de la IUE.
Para el 16 de enero, se posesionaron los nuevos miembros del consejo
directivo: Amalia Gómez Restrepo, secretaria de educación y cultura,
representa a las directivas académicas; Óscar vasquez mejía, Personero
Municipal y representante de los estudiantes y Luz María Restrepo Botero,
secretaria de gobierno municipal, y representa por igual a los exrectores
universitarios. Estos representantes tendrían su periodo hasta que fueran
elegidos los nuevos representantes de los diferentes estamentos, según el
artículo 9 del Estatuto General de la IUE.
En esta sesión se adoptó y se aprobó el Estatuto General, que fue elaborada
por una comisión de expertos, de acuerdo a los principios constitucionales y la
ley 30 de 1992. Este estatuto fue sometido a estudio de una comisión del
Concejo Municipal de Envigado; además recibió concepto favorable de la
subdirección jurídica del ICFES, dentro del estudio de factibilidad presentado al
MEN, para la creación de la Institución.
También se presentó a consideración del Consejo Directivo la elección del
próximo rector, y para ello, se presentaron las hojas de vida de tres aspirantes
de la región con experiencia en el campo educativo: Jaime molina franco,
Germán Castaño Villegas y Germán Vanegas Montoya. Vanegas es designado
por el alcalde, mediante resolución No.141 del 20 de enero de 1997.
1 Consejo Directivo, Acta de reuniones, No. 01 enero 16 de 1997. Archivo institucional.
El alcalde Héctor Londoño informó de la adecuación de la sede alterna y
provisional de la institución, en un edificio de cuatro pisos, arrendado a la
sociedad de Jesús de la Buena Esperanza.
El 22 de enero, el Consejo Directivo aprobó varios acuerdos: expedición del
reglamento de bienestar universitario, expedición del estatuto docente, creación
de la comisión de estudios socio-económicos, los porcentajes de recargos al
valor de las matrículas, establecimiento de las asignaciones salariales para los
docentes de hora catedra y la creación de la planta de personal administrativa y
académica. Los estudiantes solicitaban una reclasificación de su estrato, para
la liquidación de su matricula, por lo cual se necesitaba crear el comité de
estudios socio-económicos.
El presupuesto para la vigencia de 1997 fue de 900 millones pero solo se
aprobaron 405, este recorte fue una preocupación para la administración de la
IUE, pues en diciembre se debía cancelar las prestaciones del personal. El
personal se veía rebasado por el crecimiento de la población estudiantil, por lo
que el rector Vanegas solicitaba la vinculación de profesores de medio tiempo y
coordinadores para las áreas de matemáticas, ingenierías, humanidades y el
centro de idiomas, asignándoles horas cátedra.
El alcalde Londoño informaba que su visita a Bogotá en compañía de Vanegas,
para presentar el programa de derecho, fue satisfactoria porque “tuvo muy
buena acogida la nueva institución, lo único que falta es el número de registro
que da este organismo luego de que se presenten de nuevo los paquetes con
los programas académicos, los cuales se entregaran en el transcurso de dos
semanas”. Añadía que el director del ICFES había ofrecido su concurso para
que otros profesores de otras universidades y funcionarios del organismo,
asesoraran a la institución, en caso de presentarse inquietudes o dificultades.
Se comentó del convenio entre la IUE y la escuela de artes que no se había
realizado y los estudiantes iban en el sexto semestre y estaban a punto de
terminar su programa. El representante Álvaro Vanegas Montoya estaba
diligenciando aportes por 350 millones para la IUE, “se espera que en este
semestre la pueda obtener y así darle un gran empuje a la universidad”. Por
otro lado, Ernesto Mesa A. estaba igualmente gestionando 300 millones, “si
esto es una realidad la universidad se beneficiaría enormemente pues podría
pensarse en la consecución de los terrenos para la sede” 2.
Marzo 3:
Para marzo, se conoce que la dirección jurídica del ICFES, se hacía el
reconocimiento oficial de la IUE, con algunas anotaciones y recomendaciones
al Estatuto Orgánico. El rector Germán Vanegas comentaba que la sede
2 Consejo Directivo, acta de reunión No. 2, pág. 4, de 1997
alterna será entregada en 15 días aproximadamente, para aliviar en parte la
deficiencia de aulas. Igualmente manifestaba que en vista del recorte del
presupuesto, le preocupa la dotación de la nueva sede, por lo que iba a
gestionar una adición presupuestal con la Secretaría de Hacienda. En otro
aspecto del avance de la Institución, el alcalde Héctor Londoño expresaba su
satisfacción por los 503 estudiantes matriculados, 145 por el convenio con el
Politécnico Colombiano Jaime Isaza Cadavid, además se contaba con 41
profesores y 11 empleados de la parte administrativa. Al respecto el rector se
había reunido con el rector y el vicerrector de Politécnico, para aclarar algunos
inconvenientes con el jefe de Contaduría Publica, con los procesos y funciones
de los profesores. Acordaron que las personas del politécnico asumirían mayor
compromiso ante el convenio. La señora Amalia Gómez sugirió que ante los
inconvenientes con el Politécnico, la IUE debería pensar la Contaduría Pública
como parte de sus programas académicos y sugirió hacer las consultas
pertinentes para ello.
En el informe financiero del primer semestre del año 97, los ingresos de la
institución se discriminaban así: 99 millones fueron por concepto de matricula y
derechos pecuniarios, 10 millones por el convenio con el Politécnico, 45 están
en cartera por financiación de matrículas, que se esperaba que fueran
recaudados en dos meses3. Se esperaba que la comisión de presupuesto del
Concejo Municipal asignara 100 millones de pesos para el funcionamiento del
programa de derecho. Por esta razón, al interior del Consejo Directivo, algunos
miembros como Amalia Gómez y Oscar Vásquez, plantearon la necesidad de
que la institución contara con mayor autonomía en el manejo de sus recursos,
pues se argumentaba que tenía el personal idóneo y un manejo eficiente, y se
daría más agilidad y seguridad a sus procesos financieros. El alcalde Londoño
se compromete entonces a dar ambiente a esa idea en el Concejo Municipal,
para sacar a delante la propuesta, pues ve que el Consejo Directivo está
totalmente de acuerdo.
Creación del programa de derecho
Este programa se venía pensando desde la creación de la Corporación
en 1993, porque no implicaba grandes gastos en su implementación y su
facilidad de enseñanza. por sus bajos costos en su implementación. La idea
aún más hechaba raíces con las sugerencias del director del Icfes Luis Pérez,
quién sugirió un programa en “Docencia del Derecho y auxiliares para la rama
judicial” en 1994. Pérez justificaba su idea en el sentido de mejorar la
enseñanza del derecho y, por ende de la rama judicial, en momentos en que se
3 Consejo Directivo, acta de reunión No. 3 del 5 de marzo, pág. 2, de 1997
implementaba la Constitución de 1991. La sugerencia fue estudiada y
consultada por German Vanegas, director de la Corporación, ante diferentes
sectores y expertos, y encontró opiniones encontradas, sin embargo elaboró un
anteproyecto y un diseño curricular en borrador, en espera de la aprobación del
alcalde Jorge Mesa Ramírez.
Desde 1996, el Consejo Directivo tomó la iniciativa de crear el programa
y mediante acuerdo No. 25 del 25 de noviembre4, autorizó al rector Germán
Vanegas para adelantar las diligencias necesarias y contar con la asesoría del
abogado y profesor de la Universidad de Medellín, (Francisco Alonso Garcés
Correa) y Pedro Pablo Cardona Galeano, quien contribuyo con información y
documentación exigidas para que el nuevo programa fuera registrado en el
Sistema Nacional de Información de la Educación Superior, ante el ICFES.
Cardona debía diseñar el plan de estudios, el perfil del profesional, el
grupo de docentes, entre otros aspectos necesarios para llevar a cabo el
proyecto.
El 15 de enero de 1997 una comisión se desplazó a Bogotá, al ICFES,
con el fin de presentar la documentación requerida y el estudio de factibilidad
para la inscripción del nuevo programa de Derecho. Esta comisión estuvo
integrada por el alcalde Héctor Londoño, el asesor externo del programa Pedro
Pablo Cardona Galeano y Germán Vanegas Montoya, rector encargado.
El alcalde Londoño informaba posteriormente que su visita a Bogotá en
compañía de Vanegas, para presentar el programa de derecho, se “sintió muy
satisfecho ya que tuvo muy buena acogida la IUE, lo único que falta es el
número de registro que da este organismo luego de que se presenten de nuevo
los paquetes con los programas académicos, los cuales se entregaran en el
transcurso de dos semanas. El director del ICFES ofreció su concurso para que
otros profesores de otras universidades y funcionarios del organismo, asesoren
a la institución, en caso de presentarse inquietudes o dificultades.
4 Acta Consejo Directivo del 2enero 22-1997, Archivo Administrativo IUE.
En marzo del mismo año, la comisión de presupuesto del Concejo
Municipal asignó 100 millones de pesos para el funcionamiento del
programa5.( Por lo tanto se abrieron inscripciones para el segundo semestre de
1997, cuando se esperaba obtener la confirmación del programa y la
aprobación del estudio de factibilidad, radicados desde enero.
Ante la pregunta del concejal, Óscar Vásquez de si se podía abrir
inscripciones para el programa de derecho sin la aprobación?, Vanegas
respondió que de acuerdo a la ley 30 de 1992, los programas nuevos solo
necesitan el número de radicación en el ICFES para su funcionamiento, y en el
caso de derecho se debe además esperar 6 meses luego de radicado. El
estudio de factibilidad fue entregado el 15 de enero y por lo tanto, el programa
se podía ofrecer a partir del segundo semestre.
La corporación desarrollo una campaña publicitaria con miras a
incrementar la matricula en el nuevo programa, para ello publicó avisos en El
colombiano, el Informativo de Envigado, el Periódico institucional ECOS,
además de carteles y plegables en las parroquias. El resultado fue mediano,
pues solo se inscribieron 24 personas.
Se pensó en crear el cargo de decano para derecho, según el Estatuto
Orgánico, por lo cual el alcalde presentó la hoja de vida de Pedro Pablo
Cardona Galeano, el contrato se realizó inicialmente por tres meses. Su salario
se equiparaba con el decano de Ingenierías.
La nueva facultad inicio sus actividades académicas el 21 de julio de
1997, con 108 alumnos en un curso diurno y dos cursos mixtos. Se habían
presentado 125 aspirantes, de los cuales 123 se matricularon y 102 en el
primer año. La facultad de derecho tenía 18 docentes. El primer curso tenía
una duración de cinco años y diez semestres, mientras los demás cursos, una
duración de seis años y doce semestres. En su plan de estudios destacaba la
5 Informe del rector Germán Vanegas al Concejo Directivo, Acta del 3 de marzo de
1997.
formación humanística y ética, como elementos diferenciadores de otras
facultades, buscando la formación integral del futuro profesional en derecho.
Por otro lado, se inició con 18 docentes, la mayoría de ellos con
especializaciones y maestrías6.
Segundo semestre de 1997
El director del ICFES Carlos Muñoz fijo como fecha para el acto protocolario de
reconocimiento de la IUE, el 18 de abril, a la vez se quiso aprovechar la
ocasión para inaugurar la sede alterna.
Desde el mes de mayo, el avance de los semestres en ingeniería electrónica,
obligó a dotar mejor los laboratorios de electrónica y física, pues se requería
para las prácticas de los estudiantes, pues terminaban su ciclo básico y
entraban en la profundización de su formación7.
Desde el 21 de abril comenzaron las inscripciones para el segundo semestre.
Para ello, la institución desplegó una labor de publicidad: publicó dos avisos en
El colombiano, uno en el informativo de Envigado, carteles y plegables en las
parroquias y se utilizó aviso en el Periódico institucional ECOS. Para el 5 de
mayo se tenían los siguientes inscritos: 12 para ingeniería electrónica, 15 para
sistemas y 24 para derecho.
Problemas con el presupuesto
El presupuesto en mayo estuvo discriminado así: traslados del municipio 101
millones, ingresos 117, egresos directos 71, cartera 15, cuentas por pagar 29
millones de pesos.
Ante la preocupación del pago del arrendamiento de la sede alterna, el alcalde
anotó que el municipio asumía el rubro, y que “la administración municipal tiene
toda la disposición para que a la Universidad no le falte nada para el buen
funcionamiento, tanto en lo académico como en lo administrativo”.
Sin embargo, en julio el rector Germán Vanegas comentaba su preocupación
por que el presupuesto de la institución estaba asumiendo los costos de la
6 Periódico ECOS, No. 6 octubre, pág. 5
7 Consejo Directivo, acta de reuniones No. 6 del 5 de mayo, pág. 2
dotación de la sede alterna y del funcionamiento de la facultad de derecho, a
pesar de que en pasada reunión el municipio por medio del alcalde había
manifestado el compromiso de ambos aspectos. Por ejemplo, para el
funcionamiento de la facultad se requería en el primer año 85 millones y para
1998, 110 millones. Por otro lado, se debía dotar las dos salas de informática
de la sede alterna (40 equipos por 120 millones) y el laboratorio para la
asignatura de circuitos, la afiliación a internet y la implementación de una aula
inteligente, por 125 millones.
El problema con el presupuesto de la IUE, según Vanegas, es que se
elaboraba de acuerdo a las necesidades reales de la institución, el consejo
directivo lo aprobaba y antes de pasar al Consejo Municipal, sufría un recorte
“considerable” (más del 50%) por la Secretaria de Hacienda, lo que impedía
estar al día con su plan de inversiones. El alcalde Londoño al respecto
comentó que ante la situación se podía realizar una nueva asignación
presupuestal, “pero le preocupaba la asignación para las salas de sistemas y
los laboratorios ya que tienen un costo muy alto”. Ante esto, el rector expresó
que le preocupaba porque los estudiantes debían realizar “sus laboratorios en
otras universidades a unos costos muy altos y es imposible decirles que no los
pueden realizar, ya que pagaron su matrícula para tener acceso a todos estos
servicios”. El alcalde manifestó que en días pasados estuvo conversando en el
Consejo Municipal para que la universidad tuviera su autonomía patrimonial y
se comprometió a citar a la Secretaria de Hacienda para buscar una solución.
Igual comentó que existía un proyecto de acuerdo de incrementar el impuesto
de teléfono y otorgarle mensualmente a la universidad el 50% de ese recaudo
(12 millones aproximadamente). Para darle una solución se concertó una
reunión entre el alcalde, el rector, la secretaría de hacienda, la comisión de
presupuesto del concejo mpal y el doctor Francisco Garcés.
El rector Vanegas presenta informe financiero del primer semestre: traslados
del mpio 101 millones, ingresos 117, egresos directos (enero 1 al 30 de abril)
71, cartera 15, cuentas por pagar 29 millones. Para el salario de los decanos,
Vanegas solicita la asignación de un millón trescientos, y la creación del cargo,
se le autorizó la elaboración del acuerdo. Se autorizó también la vinculación de
la secretaria de la facultad de derecho, la señora de oficios varios de la sede
alterna, los servicios de un coordinador académico general, pues el anterior
Germán Castaño Villegas tuvo problemas por confusión de nombre (¿?), se
autorizó también la vinculación de un secretario académico general para la
facultad de derecho.
Balance de estudiantes.
El 5 de mayo se aprueba mediante acuerdo No. 10 del Consejo Directivo, el
reglamento estudiantil y académico de la IUE, al respecto Delio Valencia
Ríos, propuso que se realizara descuento en la matrícula para las personas
que trabajaran en el municipio, pero que asumiendo el municipio asuma los
costos.
El balance de estudiantes era el siguiente: en el programa de derecho se
presentaron 125 aspirantes, de los cuales 123 se matricularon y 102 en el
primer año. En ingeniería de sistemas se presentaron 84 aspirantes, 79 fueron
admitidos y 59 se matricularon. En electrónica fueron 39 personas, 36 fueron
aprobadas y 26 se matricularon. En total, para este semestre, la IUE contó con
230 estudiantes nuevos, para sumar 630 alumnos en total8.
Del programa de contaduría se calculaban en 150 estudiantes, ya que las
matriculas se realizaban en el Politécnico Colombiano por convenio suscrito, el
cual tuvo dificultades “por la falta de comunicación por parte del Politécnico,
pues continúan presentando a la institución Universitaria como la sede de
Envigado, además algunos procesos académicos y administrativos que deben
asumir, los delegan en funcionarios de nuestra universidad, pues no hay
presencia real de sus empleados. Se tienen inconvenientes con los estudiantes
porque los que no fueron admitidos en su sede les dieron la oportunidad de
matricularse en el convenio, pero no les informaron de ello y ahora dichos
alumnos reclaman pues consideran que fueron engañados”9.. En vista de lo
anterior, el rector Vanegas realizó conversaciones con el coordinador del
programa para que se revisaran las cláusulas del convenio. El coordinador
adujo no conocer todavía su contenido, por lo tanto, Vanegas le parece que no
8 Consejo Directivo, acta de reuniones No. 5, del 23 de julio, pág. 2
9 Consejo Directivo, acta de reuniones No. 5, del 23 de julio
es prudente exigirle alguna respuesta. La doctora Amalia Gómez sugiere
acabar con el convenio y la IUE ofrezca el programa. El concejal delio valencia
comentó que conocía estas situaciones ya que fue miembro del consejo
directivo y “los asuntos son manejados muy políticamente”.
Crisis institucional: cambio de rector
En noviembre se realiza una sesión extraordinaria del Consejo Directivo en el
salón de sesiones de la Alcaldía Municipal. Estuvieron presentes el alcalde
Héctor Londoño, la secretaria de Educación Amalia Gómez Restrepo, la
secretaria de Gobierno Luz María Restrepo, el Personero Municipal, Oscar
Vásquez Mejía y la secretaria del Consejo Patricia Jaramillo Lema. El punto
central fue expuesto por el presidente del Consejo Directivo y alcalde de
Envigado, Héctor Londoño, quien solicitó formalmente la renuncia al rector de
la IUE, German Vanegas Montoya, sustentando la idea de dejar en libertad al
alcalde electo, Jorge Mesa Ramírez “para que haga los trámites de elección del
nuevo rector de la IUE, con el pretexto de que cumpla un período paralelo con
el de la nueva administración municipal”10. Londoño exaltó su gestión desde la
creación de la entidad, en 1992, y como coordinador del proyecto de educación
superior del municipio. Se comentaba que según el Estatuto Orgánico se fijaba
en tres años el periodo del rector y la designación de Vanegas se hizo por
medio de la resolución 141 del 20 de enero de 1997 emanada de la alcaldía,
por lo cual se “debe convenir con el funcionario el valor de la indemnización por
los dos años restantes del período”. El alcalde propuso 25 millones de pesos,
cifra que los demás consideraron aceptable, por tanto se facultó a Londoño
para conversar con Vanegas para llegar a un acuerdo, y expedir el acto
respectivo (acuerdo). Según entrevista a Henry Roncancio, vicerrector
académico (2016), la salida de Vanegas se debió a discrepancias políticas
entre el doctor Jorge Mesa Ramírez y el senador Álvaro Vanegas Montoya,
hermano de German: “no por otra cosa… la gente recuerda su amor, su
entrega a la universidad”11.
10 Consejo Directivo, acta de reuniones No. 05, del 19 de noviembre
11 Entrevista a Henry Roncancio, junio de 2013.
Proceso histórico de la IUE 1998
15 de enero: el alcalde Jorge Mesa Ramírez, propone modificar algunos
artículos del Estatuto general de la institución: artículos 8, que modifica los
integrantes del consejo directivo y el artículo 19, la elección del rector. En el
primero se eliminaron como miembros: el delegado del ministerio de educación,
el designado por el presidente de la república y un representante del sector
productivo. Se reemplaza la elección del rector por la designación del alcalde,
por terna presentada por el consejo directivo para un período indefinido.
Luego de estudiar varias hojas de vida, el alcalde Jorge Mesa Ramírez
presentó a Argiro Giraldo como rector encargado, “mientras se conformaba el
nuevo Consejo Directivo”. Giraldo asumió a partir del 20 de enero.
6 de Abril de 1998 el nuevo rector Giraldo presenta el Plan operativo, donde
se encontraban las necesidades y proyecciones de la universidad, en especial
hacia el proceso de acreditación, lo cual se esperaba realizar para el año 2000.
En reunión del consejo directivo, el ingeniero Carlos Alberto Palacio presentó la
construcción de la nueva sede: un bloque de 21 aulas, al ritmo puesto decía
que terminaría en junio. En la misma reunión se manifestó la inquietud por la
restauración de la casa en que funcionaba la biblioteca, la parte administrativa,
la cafetería, la cocineta y los laboratorios. Para el traslado se solicitó a Obras
Publicas para que colaborara con los recursos necesarios como personal,
vehículo, cajas, etc.
El Consejo Directivo estuvo de acuerdo en solicitar a obras públicas y Bienestar
Familiar la aclaración sobre la guardería Michín, “en caso tal de que se
proyecte su localización en la sede de la universidad se solicitará su traslado
puesto que esa situación perjudicaría tanto a los niños como a los
universitarios”12 , lo que finalmente se hizo.
El presupuesto para este año 1998 es: 1.170 millones de pesos, disgregados
así: 426 por transferencia, recaudo 120, otros ingresos 16 millones. Sin
embargo Pedro Pablo Cardona (representante de los rectores) hace objeciones
12 Consejo Directivo, acta de reuniones del 6 de abril de 1998, p. 2
al mismo, pues no estaba ajustado a lo que realmente se recaudaba. Se
apoyan en el informe de la Directora Administrativa y financiera Adela Gallego
quien afirmó que el presupuesto se hizo sin evaluación previa de planes reales
y necesidades. El Consejo Directivo facultó al rector para reformular el
presupuesto ajustándolo a la viabilidad de los ingresos y ajustado al Plan
Operativo presentado.
En cuanto a los estudiantes, el rector solicitó analizar un proyecto de acuerdo
sobre la unificación de los estratos 1,2 y 3 para las matriculas, pues se
constituía como un factor de desequilibrio en los ingresos y el presupuesto. No
es posible que la mayoría de los estudiantes sean estrato 2 cuando en
Envigado el estrato 3 es la mayoría con relación al 2 y al 1”13.
Por igual, se insistió en el mejoramiento de los sistemas de verificación para
mayor control de los estudiantes. El rector expresó que realizar un estudio
socio-económico de los 800 estudiantes demandaba muchos recursos, y era
casi imposible hace un análisis objetivo, mas cuando los estudiantes presentan
recibos de servicios públicos prestados o de amigos y familiares. Se aceptó la
unificación de los estratos y el proyecto de acuerdo.
En la misma reunión el rector y Carlos Alberto palacio expresaron la urgencia
en dotar los laboratorios para garantizar la calidad de la educación en estos
programas. Sin embargo, por cuanto se pospuso el análisis del presupuesto se
dejó éste tema para futura reunión.
Se aprobó el proyecto de acuerdo sobre el pensum para la facultad de
derecho. Por igual se habla de reformar el de Ingenierías, pero que no había
sido estudiado por el consejo académico, por lo tanto se devuelve y no se
aprueba.
También se aprobó acuerdo que legalizaba el centro de investigaciones de la
IUE y el de ingeniería y derecho, también el acuerdo sobre el centro de
conciliación de la facultad de derecho. Desde 1992, la ley 23 de ese año
13 Consejo Directivo, acta de reuniones del 6 de abril de 1998, p. 3
reglamentaba los centros de conciliación, cuando se creó el consultorio jurídico
se estableció de nuevo y se baso en la ley 446 y 648, y el decreto 1818 de
1998, que exigía a las facultades de derecho su funcionamiento.
Se aprobó la creación del club polideportivo de la IUE, para implementar el
bienestar universitario, exigencia de la ley, esta dependencia contara con
convenios con secretaría de educación y la escuela de Artes del Municipio para
desarrollar sus programas.
Se aprobó el reglamento de la biblioteca, en términos generales es igual al de
otras universidades. Se facultó al rector para hacer convenios con otras
universidades.
El rector presentó propuesta de imagen institucional, tomada de una
participación de la entidad en Compu Show, intenta simbolizar que la IUE es
del Municipio y “toma la estructura de la iglesia Santa Gertrudis”. La doctora
Amalia Gómez cuestionó el símbolo religioso como representante de una
universidad pública y agregó que da la idea de una universidad confesional, por
lo que se concluyó en convocar un concurso cerrado para adoptar la imagen. El
Consejo Directivo se encargaría de escogerlo, se destinó un millón de pesos
para definir la imagen.
El 3 de mayo: el rector Argiro Giraldo trae los temas prioritarios: proyecto de
acuerdo para trazar los requisitos para obtener el título de abogado, vinculación
de personal y definición de los temas propuestos en el plan operativo.,
fundamentalmente el asunto presupuestal. El rector presentó informe detallado
del presupuesto. La IUE solo hizo inversiones en dos campos: la contratación
académica y la adecuación de los equipos de sistemas, esta inversión fue
conocida y aprobada por Jorge Mesa Ramírez, presidente del Consejo
Directivo y Alcalde. Informó también que se esperaba una partida de la
Asamblea Departamental para la dotación de los laboratorios. Al interior se
muestra preocupación por la posible tardanza de esa inversión, a lo que
Gustavo Upegui, representante de los estudiantes dijo que “el aporte no debía
entorpecer la realización de la dotación, una vez aprobados los dineros se
podían trasladar para realizar otras compras”. Lo anterior hizo decidir la
aprobación de la licitación para la compra de los equipos para laboratorio.
Se aprobó la reestructuración administrativa, propuesta por el rector con el
fin de adecuar en ella las funciones que demanda la ley 30 y reorientar la
formación académica para elevar el nivel de la institución. Por ello, ha
propuesto al Consejo Académico, la creación del nivel de ciencia, al cual
deben asistir todos los estudiantes. “todo entraría a ciencias básicas uno o dos años, bajo un esquema en el cual luego se entraría al nivel de
profesionalización y por último al énfasis, formando así un embudo inicialmente amplio para ir cerrándose en calidad y cantidad”. Giraldo propuso crear en el organigrama: la dirección de Ciencias Básicas, la Secretaría General y cuatro coordinadores de área. Además un contador, un almacenista, la oficina de planeación educativa y la oficina de programas de extensión. El decano de Derecho Pedro Pablo Cardona, manifestó que no era importante el coordinador del área porque “tiene otras expectativas para el próximo año”.
Se aprobó el proyecto de la facultad de Ciencias Empresariales por
German Castaño Villegas, pues la IUE hizo convenios de Contaduría Pública
con el Politécnico Jaime Isaza Cadavid, y tuvo éxito. El reto era crear dos
facultades: Ciencias Empresariales o económicas como contaduría con su
respectiva especialización, y pensar en el programa de Administración de
Empresas. Castaño comentaba que la “carrera de contaduría la ofrecen otras universidades privadas pero a un costo muy elevado. Se pretende iniciar con contaduría nocturna para formar profesionales íntegros, pues se debe afianzar lo humano”14.(pag.4) El representante de los estudiantes, Gustavo Upegui afirmó que se debía mirar primero las demandas que exigía la nueva sede y que si había capacidad para la creación de esta nueva sede, lo veía como un buen proyecto.
Propuso el mismo representante estudiantil la creación de la facultad de
Humanidades y Artes, lo cual se aprobó, porque con ello, se abriría una serie
14 Consejo Directivo, acta de reuniones del 3 de mayo de 1998, p. 4
de alternativas educativas a la juventud del municipio como pregrados en
psicología, o comunicación. Se consideró que existía una demanda de
psicología porque permitía la solución de conflictos inter-familiares y de orden
corporativo.
Giraldo propuso que previa autorización del alcalde, se realizara un estudio de
factibilidad para la creación de pregrado en ciencias de la salud, para ello se
debía conocer a los profesionales de la salud. .
Se aprobó que según el estatuto docente se realizara una convocatoria para
vincular cuatro docenes de medio tiempo, dos para sistemas, dos para
electrónica.
La alcaldesa delegada Amalia Gómez Restrepo, propuso la creación de un
fondo educativo con el fin de obtener fondos para realizar créditos a bajo
interés a los estudiantes, igualmente para adquirir implementos y equipo
necesario para los estudiantes de la facultad e ingeniería. “Para lo anterior
manifiesta la importancia de buscar el apoyo de las empresas”. (pag. 5) se
aprobó la presentación del proyecto de acuerdo al concejo municipal para la
creación del fondo.
Se aprobó la creación de la revista de la IUE, la futura Katharsis, con una
inversión de cuatro millones de pesos. Se aprobó el reglamento para la
obtención del titulo de abogado en la facultad.
El 3 de julio de 1998 se analizaron algunas propuestas de diseño presentadas
a la institución, con motivo del concurso abierto para escoger la imagen
institucional. Fue elegido el diseño presentado por JUAN DIEGO VELEZ,
porque “proyecta una imagen humana y científica de la institución, al tiempo
que, gracias a los elementos que conforman la propuesta de identidad
institucional, perfila la universidad de forma dinámica y vanguardista, como es
exigible a una institución que nace ad-portas del siglo XXI”.
El 10 de julio- 1998 se inició el segundo semestre con la aprobación de un
proyecto de acuerdo: “Concesión de rebaja en el costo de la matricula en 10%
tratándose de hermanos estudiantes dela Institución”. El rector presentó la
investigación del profesor Juan Carlos Echeverri “Envigado un ejemplo de
descentralización municipal en Colombia”, ante el Consejo Municipal, porque
cumplía objetivos como: ahondar en la investigación, se fundamenta en las
bases para ofrecer diplomados en la gestión municipal, realiza una
investigación que demanda la ley general de educación, aporta ideas sobre la
autogestión para el reordenamiento nacional que “se presentará en el caso de
una nueva Asamblea Nacional Constituyente. Juan Carlos Echeverri se vinculó
como docente investigador y obtuvo apoyo al proyecto.
El coordinador de sistemas, Hernán Aristizabal Gutiérrez, propuso la reforma
del pensum de ingenierías de sistemas y electrónica, porque “no es coherente
con las demandas que hace el medio a los ingenieros, se requieren ingenieros
universales . luego de comparar pensum de facultades de ingenierías de sur y
norteamerica, se incluyó un año de ciencias básicas, como periodo de especial
importancia en la formación del ingeniero, pues se garantiza la excelencia
académica en los demás semestres. En electrónica (sustentó Mario Serna
rincón), se deben formar ingenieros en áreas como bioingeniería, ingeniería
digital y telecomunicaciones, pues las entidades estatales y privadas que
demandan profesionales con este perfil. (Acta 5 de julio 10, pág. 6)
Reorganización administrativa de la IUE. Se propuso realizar un estudio
para reasignar funciones en las facultades, por parte de una estudiante
practicante de la Universidad de Medellín, de la facultad de ciencias
empresariales, para elaborar manuales de procesos, organigramas y
distribución de las funciones y responsabilidades. Se esperaba que terminara
en octubre. Se aprobó la asignación de funciones de decano a los actuales
coordinadores, lad de dirección académica para el actual decano de ingenierías
y la asignación salarial de 800.000 mil pesos por medio tiempo.
Se aprobó la adición de una o dos asignaturas para los estudiantes
matriculados en semestre especial. Se aplazó la decisión de reformar el
reglamento estudiantil y académico, por igual la creación del semestre de
ciencias básicas. (pág. 8, acta 05, julio 10-98) igual se aplazó el alza de la
escala salarial para los docentes de tiempo completo y medio tiempo, se
buscaba coherencia con la calidad y el tiempo que se dedicaba a la docencia
en la Institución. Gustavo Upegui López representante de los estudiantes
sugirió que el tema se discutiera previa presentación de un informe que soporte
la propuesta pues involucra la finanzas de la institución. Lo apoyaban Amalia
Gómez, Néstor hincapié y Pedro pablo Cardona.
Proyecto de primeras jornadas interuniversitarias “INTERU”, octubre de

  1. Es una “propuesta de integración y de esparcimiento de los estudiantes,
    enmarcada dentro de la practica de disciplinas deportivas y actos culturales. El
    rector Giraldo expuso que para el logro de esto, se ha invitado a la secretaria
    de recreación y deportes del municipio para prestar los escenarios deportivos
    para los diversos encuentros. Se hicieron reuniones con los representantes de
    la escuela de ingeniería de Antioquia, Corporación Universitaria Remington,
    Universidad Cooperativa de Colombia y la IUE. Los costos se financiaran con
    aportes de cada uno por 10 millones. El tiempo será en la última quincena de
    septiembre. La IUE será la organizadora en cabeza de bienestar universitario y
    los representantes de las universidades invitadas.
    En julio y como complemento a las medidas de mejoramiento del proceso, que
    se hizo con la reforma de los pensum de Sistemas y Electrónica (dividir el
    proceso de formación en tres áreas esenciales: ciencias básicas,
    profesionalización y práctica), se aprobó el reglamento estudiantil y académico,
    incluyendo art. 37 y la designación de una persona encargada en cada una de
    ellas. Néstor Hincapié Vargas, delegado y representante del gobernador,
    comentó que la reforma era viable con respecto a las ingenierías, pero no para
    Derecho, con respecto a la “inclusión del denominado año de Ciencias básicas
    no es nada nuevo en los procesos de formación profesional, pues no es otra
    cosa que lo que otra se llamó estudios Generales en la Universidad de
    Antioquia. Este proceso puede entregarse a una sola persona que puede ser el
    Decano de la respectiva facultad”. (Acta 06, julio 16-1998, pág. 2). Cuestionó
    la reorganización administrativa, a igual que Pedro pablo Cardona
    representante de los exrectores universitarios, pues son partidarios de que se
    cree la dirección o coordinación académica yse designe decano a las
    facultades de sistemas y electrónica, además dijo que si el decano de la
    respectiva facultad “no va a tener injerencia sobre quien resulte designado
    director de ciencias básicas, esto podría generar un choque, pues el decano
    por eso lo es y es la persona a la cual se debe dar el manejo de la facultad, sin
    perjuicio de la gestión de quienes le asesoren”.. también el representante de
    los estudiantes Gustavo Upegui, ve la propuesta en lo académico que puede
    ser aceptable pero en la parte administrativa puede generar choque y
    asperezas. El rector ante las observaciones comentó que la “tal vez la
    propuesta no estuvo lo suficientemente elaborada y no pensó en los vacíos que
    se están presentando en este debate, por esta razón se ve precisado a
    retirarla”. (pág. 3) se aprobó la conformación del departamento de ciencias
    básicas. (pag. 4). Pedro Pablo Cardona Galeano, representante de los ex –
    rectores universitarios, sugirió algunos puntos como eliminar las habilitaciones
    o haber dejado el estudiante la materia habilitable, con un promedio de 31 o 32.
    El profesor Juan Evangelista Gómez pidió que al menos se aceptara una
    habilitación. Hincapié cuestionó la medida preguntando si habían pensado en
    la mortalidad académica que ocasionaría. Gómez corroboró diciendo: “hubo
    salida de estudiantes por bajo rendimiento y el número fue alto”. El rector
    intervino en que si la institución quería el logro de la Acreditación para
    convertirla en universidad, debía tener un proceso de exigencia de alto nivel y
    rendimiento. Por los diferentes opiniones se designó una comisión para
    reelaborar la reforma del reglamento estudiantil, fue integrada por: Néstor
    Hincapié (delegado del gobernador), Carlos Palacio (representante de las
    directivas) y Gustavo Upegui López (representante de los estudiantes).
    Se aprobó un salario básico para los docentes por 700 mil pesos. Hincapié
    señaló que las vinculaciones no era lo conveniente “sino mas bien en la
    remuneración por hora cátedra…es mejor ofrecer unos salarios básicos no muy
    altos”, para que la institución no pasara por apuros económicos. El rector
    argumentó que el cumplimiento del estatuto docente es una demanda del
    ICFES y que su puesta en marcha es un logro que facilitaría el objetivo
    principal de la Acreditación. Hincapié lo refuta diciendo que la de Medellín con
    su trayectoria, hasta ese momento lo estaba implementando.
    Agosto 6-1998: se realizo en la alcaldía. Se discutió y aprobó el proyecto de
    reforma del reglamento estudiantil y académico. Fue el resultado del trabajo de
    correcciones y adiciones efectuadas de la comisión. Se adicionó dos puntos,
    claves para la acreditación de la universidad: para obtener titulo profesional, se
    deberá acreditar el curso de idioma extranjero con aprobación del Michigan
    Test; el segundo, convalidación de programas en el intercambio con otras
    universidades. Giraldo comenta que ha estado en contacto con universidades
    de Chile y Alemania. Upegui, representante de los estudiantes comenta el
    posible proyecto de instalar la universidad de Antioquia en los terrenos de la
    catedral, para instalar un centro de investigaciones “del más alto nivel”. Este
    proyecto beneficiaría al municipio y estrecharía los lazos de cooperación
    interinstitucional. Giraldo agrega que sería posible vincular estudiantes de la
    IUE a los proyectos de investigación científica y tecnológica, en especial a los
    cursos de microelectrónica para ingeniería electrónica, es materia de punta.
    Carrera que ha tenido “innumerables problemas para la dotación de sus
    laboratorios”. (pag. 3, acta 07-98)
    Reforma a la casa contigua a la sede Rosellón, para la ubicación de la
    sede administrativa: se piensa instalar la biblioteca y de la sede de los
    empleados allí. Upegui propone que se autorice a la institución para realizar las
    mejoras, con la contratación de un particular, pues obras publicas esta
    retardada. , se invita a la alcaldesa encargada Margarita María González, para
    visitar la nueva sede y se “entere de manera amplia y suficiente de la
    proposición”.
    Se aprobó contratación de personal, como la abogada para asesorar a la
    institución en la elaboración de contratos y revisión de los asuntos laborales.
    Esta deberá realizar el estudio sobre la necesidad de personal de vigilancia y
    carga prestacional y salarias que representaría.
    Fondo educativo: el rector recuerda a la alcaldesa encargada impulsar enel
    concejo mpal este proyecto para ayudar a la población universitaria mas
    necesitada. Upegui manifestó que “a titulo personal piensa abrir una un fondo
    que se alimentaría de las ganancias de la cafetería de la universidad, para
    otorgar auxilios o becas” (pag. 6, acta 07, agosto 06-98).
    Aprobó convenio entre el Inder-envigado y la IUE, para que los estudiantes
    no paguen su ingreso a los escenarios deportivos. Se realizó como una forma
    de apoyar los programas de bienestar universitario. Sobre todo porque la
    institución no poseía los espacios para realizar actividades deportivas, en
    especial los de natación y gimnasio, según sondeo sobre estudiantes. Upegui
    agrega que como directivo del Envigado Futbol Club “ya se ha ocupado de
    colaborar con el sano esparcimiento de los estudiantes y comunidad en
    general, pues el ingreso a los partidos que juega el Envigado, es gratuito en las
    tribunas laterales del Polideportivo sur.
    Se aprobó realización del estudio previo al ofrecimiento del diplomado en
    periodismo deportivo, ofrecido por el municipio y la secretaría de recreación y
    deportes.
    Crisis y paro estudiantil
    “Un grupo de amigos, después de ver ciertos problemas grandísimos que tenía
    la institución, vimos la necesidad de crear un grupo, la ASOIUE, de la cual
    fueron miembros muchos estudiantes y fui presidente de la misma. Por medio
    de ella, hicimos cosas interesantes. Cuando estaba en octavo semestre de
    ingeniería electrónica, realice el diplomado en docencia universitaria, con el
    cual la institución me abrió las puertas y pude ejercer la docencia”15.
    “Recuerdo las dificultades que tuvimos como estudiantes de ingeniería
    electrónica en la escuela José Miguel de la Calle, empezamos a construir un
    movimiento estudiantil que se hiciera responsable de enfrentar su propio futuro,
    toco enfrentar situaciones que en su momento algunos paros, suspensión de
    clases y realización de asambleas. Fue una lucha en contra de la forma en que
    se hacían las cosas y enfrentar a los propios compañeros que no compartían
    nuestra forma de pensar. Esta participación fortaleció mucho nuestra
    participación y proyecto de vida, y fue indispensable para que la institución
    fuera creciendo. Como líderes del movimiento, siempre mostramos un interés
    por fortalecer los valores agregados de los programas académicos” 16.
    15 Entrevista Jimmy Collazos, mayo 2010.
    16 Entrevista a Juan Carlos Ramírez, mayo 2010
    “En el segundo semestre de 1997, un grupo de compañeros decidimos crear
    por iniciativa de un docente, que en ese entonces daba constitucionalidad
    colombiana, una asociación de estudiantes de la universidad. Ese movimiento
    fue creciendo y en el transcurso de los años, fue cogiendo mucha fuerza y le
    dio un giro trascendental a la universidad. Impulso reformas a las carreras, a
    que la universidad tuviera su propia sede, a que los laboratorios se dotaran,
    que los decanos tuvieran unos perfiles adecuados, el cambio de rector Argiro
    Giraldo. Fue un movimiento que lo único que pretendía era que la universidad
    llegara a un punto en que esta hoy”17. Espinosa fue elegido representante
    estudiantil en el consejo de facultad de ingenierías, luego fue representante
    estudiantil en el consejo académico durante dos años, y reelegido por otros dos
    años, fue llamado por compañeros como representante de los egresados en el
    consejo directivo por dos años.
    El vicerrector Henry Roncancio comenta que “Los muchachos aducían malos
    manejos en la universidad y pedían una sede digna para ellos. En ese
    momento, la universidad funcionaba en la escuela José Miguel de la calle y
    este lote estaba destinado al liceo comercial”18. Varios estudiantes de
    ingenierías lideraron la organización de una Asamblea General de la facultad,
    el 26 de febrero de 1998, en la Escuela José Miguel de la Calle, para tratar
    sobre la carencia de los laboratorios de Física, electrónica y sistemas en los
    programas. Las directivas se comprometieron en aspectos puntuales como la
    instalación de la sala de internet, la adquisición de equipos, la adecuada
    distribución de los horarios, y, sobre todo, que se tuvieran en cuenta sus
    aportes como estudiantes junto con sus representantes.
    El 4 de mayo los representantes estudiantiles y el comité pro-asociación
    estudiantil se volvieron a reunir para realizar una evaluación de los
    compromisos, llegando a la conclusión que no se habían realizado “adelantos
    significativos”. El malestar se comenzó a gestar cuando al iniciar el segundo
    semestre los estudiantes no pudieron realizar sus prácticas de laboratorio, al no
    contarse con los elementos necesarios y al cerrarse durante 26 días la sala de
    17 Entrevista Braulio Espinosa, concejal, mayo 2010.
    18 Entrevista Henry Roncancio, vicerrector académico, 2011.
    computo; acudieron a la alcaldesa encargada Margarita María, el 7 de
    septiembre. Los representantes dejaron su opinión sobre las deficientes
    condiciones de la facultad para alcanzar un nivel académico aceptable, y
    acordó la revisión de cada uno de los puntos planteados para dar solución
    inmediata. El 7 de octubre mediante una asamblea informativa, los estudiantes
    de la facultad con sus representantes analizaron los logros y avances, además
    del informe del rector Argiro Giraldo, el cual fue considerado muy negativo,
    motivo por el cual la asamblea decretó Anormalidad académica y se conformó
    una comisión con el fin de conversar con el directivo y se propusieran
    alternativas de solución.
    El 8 de octubre se realizó la reunión de la comisión con el Consejo Directivo,
    donde se alcanzó el principal logro de invertir 400 millones de pesos en los
    diversos laboratorios. Los líderes estudiantiles a pesar de ello sentían
    desconfianza pues se habían incumplido compromisos anteriores y
    responsabilizaban de ello al rector Argiro Giraldo, por lo cual solicitaban su
    salida inmediata y para ello adoptaron estar en Asamblea Permanente hasta
    que no se acordaran “soluciones puntuales, precisas y con fechas claras”19.
    Este ultimátum a la administración de la Institución, derivo en un largo proceso
    de negociaciones, que culminó finalmente con la renuncia del rector Giraldo y
    un acuerdo para que al iniciar el semestre en 1999, se le diera solución con las
    compras de los equipos y las adecuaciones del laboratorio. A la comunidad
    estudiantil se le estuvo informando mediante asamblea informativa.
    Entre varias acciones del movimiento estudiantil para llamar la atención sobre
    la problemática, fue a detonación de un taco (que causo conmoción entre la
    población, e hizo decir a la concejala Marta Garzón que fue un petardo), la
    realización de marchas donde se unieron los estudiantes del colegio
    Pedagógico, el cierre por algunas horas de la Avenida Las Vegas, el apoyo de
    la asociación estudiantil de la universidad de Antioquia. La asociación
    estudiantil tuvo en esos primeros meses dos bandos: uno liderado por Braulio
    Espinosa y otro bando, liderado por partidarios del rector Giraldo y a favor del
    apoyo del alcalde Jorge Mesa. “Pero el primero se tomó la vocería y se paro en
    19 . Revista Katharsis, No. 3, de agosto de 2000, p. 19
    firme para hablar de las necesidades de la universidad. El doctor Héctor
    Londoño acordó con los estudiantes”20.
    Como una forma de tener un espacio para compartir y fortalecer la
    organización, la asociación solicitó en abril del 2000, un espacio en el sitio de
    las bodegas. Habían tenido inconvenientes en el sitio acostumbrado de la
    cafetería, pues se presentaba interrupciones y ruido en general. “Los
    estudiantes están cansados de recibir las conferencias en la cafetería”, decía el
    representante estudiantil ante el Consejo Directivo Juan Carlos Ramírez. El
    rector comentó que volvería a hablar con el secretario de obras públicas para
    agilizar la licitación en el proceso de adecuación de la bodega21.
    En marzo, la asociación a través de sus representantes como Gonzalo Agudelo
    Stephens, estudiante de ingeniería electrónica, y Juan Carlos Ramírez,
    estudiante de sistemas, formularon una propuesta para el cobro de matrícula,
    según el estrato social y de colegio.
    El 9 de agosto la asociación estudiantil realizó una asamblea general para dar
    solución a la crisis económica que afectaba a la universidad y a los estudiantes.
    La propuesta de incrementar la matrícula en un 24 % para el 2001, disparó los
    ánimos y la convocatoria de los compañeros. La asociación pensaba que el
    Concejo Municipal no tenía en cuenta la crisis económica del país que había
    propiciado una deserción alta (calculada por ellos en un 29%).
    Pensaban que era totalmente descabellado que solamente los estudiantes
    entraran a solucionar una crisis institucional y luego de debatir varias ideas y
    realizar un balance de los gastos e ingresos de la universidad, llegaron a
    formular la conclusión de que el municipio reevaluara sus aportes con el fin de
    que los incrementos en las matriculas, ocasionaran una deserción masiva de
    los estudiantes. Creían que los aportes debían estar por el orden de los mil
    20 Entrevista a Henry Roncancio,
    21 Consejo Directivo, acta de reuniones No. 3 de 2000, p.12
    millones de pesos. De igual manera, proponían un aumento del 6 %, de
    acuerdo al salario mínimo y una mejor gestión de mercadeo de la universidad22.
    La Asociación estudiantil, aprovechando su liderazgo de vanguardia intervino
    en las elecciones para gobernador, asamblea y concejo municipal, cuando
    organizó foros, donde promocionaban a algunos candidatos al Concejo
    municipal, invitándolos a realizar campaña en la universidad, “para conocer las
    intenciones que tienen a nivel del departamento para con la universidad”. Se
    decía que existían estudiantes que pertenecían a cuatro listas: el padre de un
    estudiante, el presidente del Concejo, el Presidente de la comisión de
    presupuesto y Jorge Iván González. También se invitó a tres candidatos a la
    Asamblea Departamental
    La organización realizó un balance de sus actividades en octubre del 2001,
    preguntándose: “que podemos esperar de nuestra universidad en los próximos
    años?”23. Una de sus acciones para apoyar la transformación y el
    fortalecimiento de la institución fue respaldar la candidatura de Carlos Mario
    Ramírez para el periodo 2001-2004, quien se había comprometido en realizar
    mayores esfuerzos económicos, administrativos y académicos para llevar a
    cabo el proyecto de acreditación. El compromiso con la candidatura de
    Ramírez se vio reflejado en la amplia votación alcanzada por éste, al obtener
    653 de los 798 votos totales.
    Otro resultado de su acción fue obtener una oficina para su funcionamiento,
    donde los estudiantes asistieran para que realizaran sus aportes en ideas y
    proyectos que se consideraran convenientes para la organización y en general,
    para la institución universitaria. Por otro lado, ASOIUE impulsó la participación
    y liderazgo de la juventud, a través de la realización de un proyecto presentado
    a la administración de Héctor Londoño para la capacitación y divulgación de la
    ley 375 de 1997, o ley de la juventud, y la elección de los consejos municipales
    de juventud. Como parte del proyecto, Asoiue realizó una consulta a 300
    22 Carta al Consejo Directivo, septiembre de 2000. Firman representantes de la
    Asamblea: Edwin Jaramillo Yepez, Braulio Espinosa Márquez, Liliana Cadavid y
    Gonzalo Agudelo. Archivo Central de la IUE, documentos de rectoría.
    23 Periódico Ecos, No. 12, octubre de 2001, p.16
    jóvenes aproximadamente, donde se tocaron cinco problemas principales de los jóvenes de envigado y la ciudad que soñaban para el 2010. El resultado de esa consulta fue la elaboración de un programa de juventud para el próximo alcalde y su integración en el programa presidencial Colombia joven. Asoiue estuvo integrado ese año en su cuadro directivo por Edwin Jaramillo, como su presidente; Juan Carlos Ramírez, representante ante el directivo; y Braulio Espinosa, representante ante el Académico.

Elección del nuevo rector.
El 4 de diciembre de 1998, el Consejo Directivo nombra como rector a Carlos Mario Ramírez. Estaba integrado por el presidente, el alcalde Héctor Londoño Restrepo; Néstor hincapié Vargas, delegado del gobernador; Pedro Pablo Cardona Galeano, representante de los ex rectores; Carlos Alberto Palacio Gómez, representante de las directivas, Jorge Vásquez Pérez, representante de los profesores; y Patricia Jaramillo Lema; secretaria del Consejo Directivo. El nuevo rector tenía varios retos por delante: la autonomía y la viabilidad financiera de la institución, la organización interna académica y administrativa, las demandas del movimiento estudiantil, que había salido fortalecido del paro y la renuncia del rector anterior en la figura de Argiro Giraldo, además de la presión sobre la administración municipal para dotar a la institución de los recursos pedagógicos necesarios para su funcionamiento y el monto de las matrículas.
Para el 16 de febrero de 1999 realizó una asamblea informativa con los estudiantes para socializar sus gestiones realizadas desde el 17 de noviembre del año pasado. Lo hizo porque los líderes estudiantiles afirmaban que no se había cumplido lo acordado con el alcalde Héctor Londoño y el consejo directivo en la etapa del paro. Los estudiantes habían convocado una asamblea permanente1.
También impulso el trabajo de los departamentos, entre ellos, el de humanidades, al apoyar la continuidad de la revista Katarsis y el periódico institucional Ecos.
Obras de infraestructura diciembre de 1999
1 Consejo Directivo, acta de reuniones No. 1, 15 de febrero de 1999, p.2
Inauguración 2001, bloque administrativo. Alcalde Héctor Londoño.
Dotación de laboratorios de ingenierías. Para febrero de 1999, el rector informaba que se habían suscrito contratos diversos por valor total de 152 millones de pesos para dotación de laboratorios y equipos para las ingenierías de electrónica. Se presentaron los avances del comité de compras: en electrónica se estuvo finalizando en 100%, para la parte de los laboratorios se concertó un empréstito con Girlesa Sierra del banco de Colombia, quien haría desembolso al 15 de diciembre, y el resto en enero. En sistemas “esta semana se tiene reunión con obras públicas, y en la restauración de la biblioteca se empezó con un “atraso de una semana”. La adecuación de las bodegas para los laboratorios comenzó la semana entrante, aunque el contratista tuvo dificultades para adquirir el cemento, por eso solo garantizaba la entrega el 10 de marzo y no el 1 de febrero. Por eso las clases de laboratorio se realizaron en la sede de la parte administrativa. “si obras publicas cumple con el cronograma que elaboró, en esta semana y la entrante, estamos en capacidad de trabajar con lo que tenemos, pues se habló con los estudiantes y están de acuerdo en la espera”2.
Remodelación de biblioteca y adecuación de las bodegas. El presidente del consejo y alcalde, Héctor Londoño afirmaba que la administración estaba realizando
2 Consejo directivo, acta de reuniones, No. 12, del 4 diciembre de 1999.
un esfuerzo grande porque la inversión era de 300 millones de pesos, entre la remodelación de la biblioteca y la adecuación de las bodegas. Para la biblioteca se adquirieron 23 millones de pesos en libros, sugeridos por las facultades de ingenierías y derecho. Igualmente, se contrató una asistente, para dar una cobertura de 7:30 am a 7:30 pm, inclusive los sábados de 8 a 2 p.m. Informaba en febrero de 1999 que la biblioteca estaba terminada en un 60%, y se esperaba ultimar detalles en rejas y seguridad. En el proceso de adecuación de las bodegas, se definió que en el segundo piso quedaran las tres salas de sistemas y en el primer piso los laboratorios de electrónica, que estaba destinado inicialmente al auditorio.
En mayo de 1999, la constructora hizo entrega oficial de la Biblioteca, la cual se reconstruyó en su totalidad, pues tiene aproximadamente más de 70 años de vida y fue por un valor de 196 millones de pesos. El Consejo directivo autorizó una semana cultural para inaugurar la biblioteca desde el martes 18 de mayo3. Paralelamente se abrió concurso en la comunidad universitaria para escoger el nombre de la biblioteca. En sesión del Consejo Directivo del 10 de junio de 1999, el alcalde y presidente del Consejo expuso tres nombres de candidatos: Fernando González, Jorge Franco Velez y Débora Arango. Se hace un corto recuento de las instituciones educativas que llevan nombre de importantes personajes y se llega a la conclusión de que el único que no tiene es el médico Jorge Franco Vélez. Es aprobado por unanimidad y se invitó a su hija para que destape la placa de inauguración de la Biblioteca.
Se conversó sobre la adecuación de la cafetería, de forma provisional, “porque la que va a quedar definitiva es donde está ubicada la guardería actualmente, porque el bloque administrativo se haría en marzo, abril o en mitad del año entrante. Se comentó que la segunda fase de la institución, se haría en la parte de la casa de la guardería Michin. Pero hasta el momento, se inició en junio de 1999, la construcción del bloque administrativo y varias aulas4. En Septiembre se realizaron diferentes obras de acondicionamiento físico por valor de $15.000.000 de pesos:
3 Consejo Directivo, acta de reuniones No 03 del 5 de mayo de 1999, p.9. (A.I.U.E.)
4 Consejo Directivo, acta de reuniones No 04 del 10 de junio de 1999, (A.I.U.E.)
oficinas de la Facultad de Contaduría Pública, donde funcionaba el Centro de Investigaciones y Coordinación de Diplomados; las oficinas de Bienestar Universitario, Tesorería, Dirección Académica y Coordinación de Humanidades, rejas para las ventanas de la Biblioteca por robo de varios libros5.
Reforma administrativa.
El 17 de diciembre de 1999 se aprobó una reestructuración académica y administrativa, estableciendo jerarquías y dependencias: el consejo directivo como máxima autoridad, dependiendo de él, la rectoría con un asesor jurídico, el consejo académico y el comité de admisiones. Así mismo, se creó las facultades de Ingenierías, Derecho y Ciencias empresariales, cada uno con un consejo de facultad. La de ingenierías quedaba con dos coordinaciones quienes a su vez asumían la dirección de los laboratorios y las salas de sistemas. La de Derecho quedaba con un centro de conciliación y un consultorio jurídico; y la de ciencias empresariales con el programa de contaduría pública.
En la parte administrativa se conformaba una dirección financiera y contable, la tesorería, el almacén y sus respectivos auxiliares. La dirección académica o vice-rectoría quedó a cargo de la biblioteca6, admisiones y registro y la revista institucional. Se establecía que a mediano plazo, se creara el cargo de Secretario General y departamentos de publicaciones y promoción. Se pensaba que, en tres años, la reforma y el nuevo organigrama, estaría en función de las necesidades de la institución7.
Para apoyar la gestión administrativa, se adquirió un paquete informático para admisiones y registro, capacitación para las secretarias, de igual forma, se estableció otro para la nómina de profesores y de contabilidad para la Dirección Financiera y de Tesorería, “para que los registros contables se lleven adecuadamente y no se presenten inconsistencias y retrasos en las liquidaciones de matrículas”.
5 C.D. acta de reuniones No 07 del 7 de septiembre de 1999, (A.I.U.E.)
6 Conformada por una directora, una bibliotecóloga y una auxiliar.
7 Consejo directivo, acta de reuniones, No. 13, del 17 diciembre de 1999, p.2
Debido a la ausencia del representante estudiantil Gustavo Upegui, en diciembre de 1999, se eligió a Clara Lía Gutiérrez Escobar, luego de un acuerdo político, según Pedro Pablo Cardona (representante de los ex rectores), entre las facultades para que el representante fuera de derecho y el representante de los docentes fuera de ingenierías.
En bienestar universitario y para llevar a cabo el programa de salud, se realizó un convenio con la institución de El Ágora, en atención médica y psicológica para toda la comunidad universitaria. También se contrató un seguro estudiantil por cobertura de un año, por gastos de accidente, desmembración y muerte accidental. Así mismo, Bienestar realizó el proceso de créditos para el pago de matrículas por cuotas para los estudiantes con dificultades económicas y con el FES se realizó un convenio por $40 millones de pesos para financiación de las matrículas.
Una de las estrategias de la institución universitaria para fortalecer su proyección ante la comunidad envigadeña fue proyectarse en los estudiantes de bachillerato, y para ello, formó grupos de semilleros y nivelatorios para que los más de 1400 bachilleres, aspiraran a ingresar a su primer nivel con “algunas bases en métodos de estudio y matemáticas”. De igual forma, se realizó un curso de extensión para líderes comunitarios.
En marzo de 1999 fue confirmado como decano de ingenierías, Mario de Jesús Serna Rincón, candidato postulado por el concejo de facultad, con el fin de que continuara con el proceso de los ajustes del pensum.
Proceso académico en 1999.
Para el primer semestre de 1999, se iniciaron en ingeniería electrónica 62 estudiantes nuevos y tenía 86 antiguos, en total 138 alumnos. En derecho se tenían 217 estudiantes nuevos y existían 205, para un total de 422 alumnos. En contaduría habían 62 estudiantes matriculados. Para el proceso de admisión, primer semestre de 1999, se realizaron tres pruebas: ICFES, la escrita y la entrevista, varios
quedaron aplazados para el 17 de diciembre, un 5% fueron descartados porque no cumplieron con los requisitos exigidos.
El director académico comentó que existía un “punto neurálgico” en el acuerdo con los estudiantes: por el transito del pensum viejo al nuevo, en sistemas y electrónica, se producirían congestiones en algunas prácticas, porque la gran mayoría de los estudiantes verán materias que tienen laboratorios8. El decano Mario Serna R., después de presentar a los estudiantes el nuevo pensum y de que se acogieran a él, se solicitó al Consejo Directivo su aprobación, lo que permitió que en marzo se presentara y aprobara el documento de reforma de electrónica y derecho para el icfes9. En Derecho se suprimió las materias de Diversidad cultural y la solución alternativa de conflictos, porque sus contenidos estaban incorporados en otras asignaturas de cuarto y quinto año.
En el semestre pasado los estudiantes de derecho solicitaron modificar el artículo 36 del reglamento estudiantil, el cual hacía referencia a los porcentajes de las evaluaciones ( parcial 20%, final 30% y seguimiento 60%) y accedió el Consejo Directivo de forma transitoria. Se analizó los resultados de la evaluación en el programa de derecho de acuerdo a los porcentajes y se llegó a la conclusión de que la deserción y mortalidad académica se debía a esos porcentajes, se aprobó modificar el artículo 36 del reglamento académico, sobre porcentajes de las evaluaciones: 20% parcial, 20% final y 60% seguimiento.
Dentro de las demandas estudiantiles del paro, estuvo la transformación de la institución a universidad, por eso en el Consejo Directivo del 4 de diciembre, Carlos Alberto Palacio, (Representante de las directivas) preguntó sobre el proceso, el rector respondió que la institución necesitaba acreditar una carrera de ciencias básicas y un centro de investigación, además no se cuenta con la infraestructura adecuada, “ya se ha hablado con los estudiantes y están conscientes de esto”10.
8 Consejo Directivo, acta de reuniones No.12, 4 de diciembre de 1998, p 4.
9 Consejo Directivo, acta de reuniones No. 2 de marzo de 1999, p. 4
10 C.D., acta de reuniones No.12, del 4 de diciembre de 1998, p 7
Otro de las exigencias del paro estudiantil fue la dotación de los laboratorios de electrónica y sistemas, por lo que el informe del rector Ramírez fue discriminar la inversión y la contratación por valor de $ 152 millones de pesos y $164 millones, respectivamente. Además se realizaron convenios con la Universidad de Antioquia y el Sena para servir de laboratorios complemento.
Como medida transitoria se autorizó la cancelación de las materias prácticas debido a los inconvenientes que hubo en este semestre con los laboratorios, “se tiene en cuenta que el reglamento estudiantil no permite este tipo de cancelaciones, pero la anormalidad académica genero este tipo de problemas”.
“con bienestar universitario, el seguro y el Ágora se han tenido conversaciones para que los estudiantes tengan acceso a citas médicas y psicológicas durante el próximo semestre, porque es bueno que tengan la parte de salud cubierta, el costo sería de diez mil pesos y además se controlarían las incapacidades para efectos académicos.”.
Al rector se le dio autorización para aprobar la reforma del pensum de las Ingenierías y “no dilatar más, ya que todavía se están realizando ajustes y más bien se le den facultades para que sean aprobados en el Consejo Académico.” En cuatro años de labores, el pensum de ingeniería Electrónica fue modificado en tres ocasiones, por los Decanos Luis Fernando Ramírez y luego por Mario Serna (jubilado del SENA) quien “propuso una transición en el primer semestre del 98 y a raíz de que la rectoría de Argiro Giraldo no les cumplió con los laboratorios que sí se podían hacer por convenio, como los tenemos ahora, estalló el paro”11. Se autorizó para modificar el pensum de la facultad de derecho, al suprimir las asignaturas de diversidad cultural del primer año y solución alternativa de conflictos de segundo, “ya que los temas que se dan en ellas se están ofreciendo en otras materias”.
11 C.D. acta de reuniones No 07 del 7 de septiembre de 1999, (A.I.U.E.)
En cuanto al programa de Contaduría se empezó a dar una serie de conferencias para estudiantes y sector empresarial con el fin de actualizar los conocimientos en cuanto a la nueva reforma tributaria.
El rector también se le dio autorización para avalar los empréstitos para la adquisición de los implementos para los laboratorios de electrónica y las salas de sistemas.
En el balance académico de los estudiantes matriculados, se tomó el Informe de admisiones y registro académico, en el primer semestre del 2000, en Contaduría publica: 45 de 67 admitidos y 61 antiguos, total 106. Se abrió jornada diurna le da margen para expandirse. En Derecho fueron 219 admitidos, 155 matriculados, 404 antiguos de 478 (deserción normal). El incrementos en este programa, se presentaba, según las directivas de la facultad, en una alta demanda, pues la institución había “adquirido estatus” y el programa tenía “buen good wil”. En Sistemas existían 60 admitidos, 50 matriculados, 245 antiguos. En Ingenierías, a igual que en Derecho, se gozaba de mejor imagen y divulgación, en especial, por los convenios con la Universidad de la Salle y otro con el SENA. La Oficina de Admisiones comentaba que en total se habían admitido 390 y de éstos, se habían matriculado 282, faltando 100 por hacerlo. Esto arrojaba un total de 1112 estudiantes y que se podía incrementar en 1150, creciendo en 90 alumnos.
En cuanto a la financiación, se consideraba que de los 1150 estudiantes, 410 estaban financiados: 160 por el FES, 80 por el ICETEX y los demás por otras entidades. De esta manera, se podía concluir que más del 65% de las matriculas se financiaban.
Presupuesto
El presupuesto para la vigencia de 1999 fue por $2820 millones de pesos. El municipio realizaba un aporte de $488 millones de pesos. El presidente y alcalde
Héctor Londoño comentó que el presupuesto “es una suma alta y espera que se pueda ejecutar adecuadamente y sin contratiempos, de todas formas, el municipio hace un esfuerzo con el aporte para la Institución, pues considera que es necesario mejorar la calidad de vida y académica de los estudiantes”.
El rector también se le dio autorización para avalar los empréstitos para la adquisición de los implementos para los laboratorios de electrónica y las salas de sistemas.
Para marzo se presentó el estado financiero una utilidad d $283 millones, invertidos en el presente año, y aunque se tiene un empréstito aprobado de $400 millones, se utilizaran para pagarle al municipio el préstamo con el cual se construyeron los laboratorios. En cuanto a matriculas se presentó un retraso en su pago por $75 millones “existen estudiantes que no han pagado este semestre, ni cancelado el semestre anterior, algunos sí están matriculados académicamente, otros están como asistentes a las clases”12. El Consejo decidió que fueran desvinculados si a la fecha no cancelaban o pagaban la matricula. Esto ocurrió porque una política de la rectoría en enero fue que los estudiantes pagaran por cuotas la matrícula, pero los estudiantes incumplieron los plazos fijados. También el Consejo creyó que el reglamento académico tiene vacíos para el cobro de las matriculas, en especial por el manejo de los estratos de los estudiantes.
En agosto de 1999, el presupuesto estaba en un cumplimiento del 60%, con ingresos por valor de $ 1.438.000.000 de pesos y unos egresos de $ 487.000.000 de pesos, siendo su 70% de sostenibilidad financiera por convenios del FES, ICETEX y los propios, es decir, que de los 996 estudiantes, 630 son financiados. Situación que ocurrió de igual forma en el semestre anterior y ponía a la institución en una dependencia económica difícil. Hubo estudiantes que no volvieron y dejaron una deuda de doce millones de pesos, y a los cuales se les hizo cobro jurídico. La
12 Consejo Directivo, acta de reuniones No 02 del 5 de abril de 1999, Archivo Central de la IUE
deuda y cartera ascendía a $155.000.000 y que correspondían al mobiliario de la biblioteca y a reformas a nivel interno.
En octubre el presupuesto estaba compuesto de la siguiente manera: por transferencia normal del municipio de $203 millones de pesos, por impuesto de teléfonos $438 millones y más otros ingresos como matricula y cuentas por cobrar, sumaba en total $1.109.643.00013. Aunque se reconocía que la realidad de que el presupuesto se encontraba inflado y basado en futuros ingresos como los impuestos de teléfonos. Como una medida de austeridad, solo se autorizó un 10% ponderado, de la siguiente manera: 4% entre el 1 de octubre y el 31 de diciembre; 7,9% entre el 1 de enero y 30 de septiembre del 2000 y el incremento para los docentes del 7,9 % entre el 1 de enero y el 31 de diciembre del 2000. “el señor presidente del Consejo Directivo (Héctor Londoño) afirma que le parece bien, y que no se pueden aumentar demasiado los salarios, habida cuenta que el año anterior se les incrementó al 22%, una suma bastante elevada y en estos momentos hay que hacer sacrificios”.
En ese mismo semestre, se presentó la discusión del porcentaje de aumento a los 150 docentes (53 en Derecho, 17 en Contaduría, 52 en Ingenierías y 5 en inglés) el representante de los docentes solicitaba 10%, un mayor incremento al 7,9% establecido porque lo consideraba “muy por debajo”. Aunque el rector Ramírez aclaró que se les paga cuatro puntos más que lo hacían otras instituciones como el Politécnico, la Universidad Nacional y la Universidad de Antioquia; que el valor de la hora estaba en $13,800 pesos (y en el 2000, quedaría en $15.000 pesos), más que en el Politécnico con posgrado. El Presidente del Consejo directivo, el alcalde Londoño, enfatizó que el año 2000 “se avizoraban tiempos difíciles y que había que hacer sacrificios” y que los profesores estaban bien remunerados frente a la realidad que se vivía en otras instituciones. Además se comentaba que la nómina de los docentes no alcanzaba a ser cubierta con los aportes del municipio.
13 C. D., acta de reuniones No.08, del 5 de octubre de 1999, A.C. de la IUE
En el aumento de matrículas, se recordaba el acuerdo del Consejo Directivo 01 del 12 de enero de 1999, el cual estableció unas tablas según los estratos: 1 y 2 en $490.000 pesos, estrato 3 en $735.000 pesos, estrato 4 en $980.000 pesos; estrato 5 en $1.225.000 pesos y estrato 6 en $1.470.000 pesos. Y según los compromisos adquiridos con el movimiento estudiantil sería el índice de inflación más dos puntos, lo que quería decir, que las matriculas se incrementarían en cada uno de los estratos en un 12%. Un punto que afectaba las matriculas y los ingresos mismos de la institución, era el alcance que podría tener la inflación: “el señor Rector asegura que la inflación llegará al tope del 11%, aunque va en 9,7%, se especula que en octubre aumente 0,7%, sumaría entonces 10,4% y que en noviembre se incremente en un 0,6%, daría un 11%, aumentando en diciembre un punto, cerraría el año en un 12%”14.
En el cierre presupuestal de 1999, se había proyectado $2.800.000.000 de pesos, pero solo se recaudaron $1.200.000.000, en una diferencia de ingreso de $962.000.000 millones de pesos, discriminada así: en 488 millones de un impuesto de teléfono que no se reclamó y que el Concejo Municipal destino a otra parte; no se hizo efectivo un empréstito de $300.000.000 millones de pesos y $ 150.000.000 por concepto de matrículas y otros. Se propuso que para el año 2000, el presupuesto fuera de $2.965.000.000 de pesos, con un incremento del 8%.15
Anormalidad académica en mayo de 1999
La asociación estudiantil declaró en mayo la anormalidad en rechazo del Plan Nacional de Desarrollo y en apoyo de la Universidad de Antioquia y la Universidad Nacional-sede Medellín, y además por la afectación sobre la institución universitaria. El rector les sugirió realizar un foro para que informaran a la comunidad estudiantil en qué medida afectaba el Plan Nacional. Sin embargo, la asociación se encontraba dividida, pues los estudiantes de Derecho y Contaduría, no apoyaban la anormalidad académica convocada por los de Ingeniería, líderes del anterior paro en la administración de Argiro Giraldo. Otro ingrediente es que el representante
14 C. D., acta de reuniones No.08, del 5 de octubre de 1999, A.C. de la IUE
15 C.D. acta de reuniones No 01 del 1 de febrero de 2000, (A.I.U.E.)
estudiantil ante el consejo directivo Gustavo Upegui López se encontraba ausente y, por tanto, el movimiento se encontraba sin voz que lo representara. Upegui se encontraba preso, y acusado por los delitos de secuestro simple agravado y concierto para la conformación de grupos de justicia privada16. Pero lo que realmente produjo tensión en el ambiente, fue la detonación de dos petardos, obligando la presencia de la fuerza policial para la vigilancia de la institución. Para la comunidad no fue claro ni la autoría ni el objeto, es decir, si apoyaba la anormalidad o la rechazaban. Inicialmente se dijo que fueron estudiantes de primer año de Derecho, pues existían estudiantes nuevo que la apoyaban mientras que estudiantes antiguos no lo hacían. El rector informaba que un estudiante de Ingeniería le dijo que ellos “nunca pretendieron realizar esta clase de actos”. El Consejo Directivo rechazó el acto violento: el alcalde Londoño lo rechazó por lo injustificado pues se había venido apoyando económicamente, “en todo sentido, es muy grave, por eso se debe estudiar quienes fueron los sujetos y tomar medidas pertinentes”. El representante Palacio creyó que debía comunicarse el espacio abierto a las ideas, con la radicación de las expresiones violentas. Los miembros Néstor Hincapié (delegado del gobernador) y Pedro Pablo Cardona ( representante de los exrectores), fueron de la idea de la investigación de los autores y su sanción drástica con la expulsión. La señora Clara Lía Gutiérrez (representante encargada de los estudiantes) consideró que los estudiantes presentaban un “manoseo muy ligero” y un cuestionamiento a la gestión del rector, “me parece arbitrario que un grupo de estudiantes estén exigiendo a personas de las características de ustedes y que se quieran igualar exigiendo documentos y generando caos, esto es lo que se ha dado con la situación de la facultad de Derecho”.
El representante de las directivas Carlos Alberto Palacio Gómez comentaba que le inquietaba “ el permanente cuestionamiento de las actuaciones, de las acciones y las políticas que se van sacando adelante…¿qué hay detrás que toda actuación que va en favor de la Institución Universitaria es cuestionada, incluso el cumplimiento de
16Jimenez H., Juan Sebastián El Espectador, 22 de noviembre de 2014. Upegui, el patrón de Envigado
http://www.elespectador.com/noticias/judicial/upegui-el-patron-de-envigado-articulo-529036
una promesa?”17. El rector creía que la crítica permanente se debía aún mayor empoderamiento de los estudiantes de ingeniería que desde la administración anterior, habían presionado para destituir al rector anterior Argiro Giraldo y su vicerrector, Hernán Aristizábal. Querían “coadministrar” decía, por el servicio prestado en el semestre anterior por los estudiantes en varias monitorias administrativas, pero que este año (1999), las tuvo que retirar, y reemplazarlos por personal nombrado en propiedad: “entonces los alumnos están muy defraudados, porque la parte administrativa no la han podido manejar y lo que quieren ahora es que se les dé informes quincenales de la gestión para coadministrar y eso no se puede…”.
En el mes de agosto, los estudiantes agrupados en la Asociación Estudiantil, elaboraron su logo símbolo ASOIUE, aspecto que el rector le molestó pues lo hicieron sin “sin previo aviso a las Directivas”, y que según la comunicadora “el logo oficial de la institución no debía tener más elementos que se le interpusieran, ya que se perdía claridad ante la imagen institucional. Se decidió a sugerencia del Decano de Derecho Pedro Pablo Cardona que presentaran sus estatutos y personería jurídica para reconocerle el logo. La Asociación solicitó la adjudicación de las bodegas continuas a los laboratorios con el fin de tener un lugar de reunión y atención a los estudiantes. El Consejo supeditó cualquier decisión a la Asociación, al cumplimiento del requisito de legalización con estatutos y personería jurídica. En septiembre, se presentaron los estatutos, el Consejo Directivo consideraba que faltaba ser socializados y aprobados por la Asamblea General de Estudiantes, para tener mayor legitimidad18.
Interrogantes sobre La representatividad
El representante de los profesores Jorge Vásquez Pérez aclaraba ante el Consejo directivo que por un convenio realizado entre los estudiantes en octubre de 1998, las dos facultades, Derecho e Ingenierías, habían acordado que el representante de
17 Consejo Directivo, acta de reuniones No 04 del 10 de mayo de 1999, Archivo Central de la IUE (A.I.U.E.)
18 C.D. acta de reuniones No 07 del 7 de septeimbre de 1999, (A.I.U.E.)
los estudiantes fuera de Derecho y el representante de los profesores fuera de ingeniería; mientras en el Consejo Académico fue al revés, y este convenio regía hasta abril del 2000, por lo tanto no se hizo elecciones con suplentes. Además, como no existía representación estudiantil en Consejo Directivo, por las dificultades jurídicas del estudiante de Derecho Gustavo Upegui, los estudiantes venían reclamando su representación, por lo que dialogaron con él, y con sugerencia de la facultad de Derecho, se acordó mantener el convenio hasta la fecha indicada, y por eso, quedó un estudiante de Derecho Gustavo A. Ochoa Pérez como representante19.
Por otro lado, el convenio no contemplaba compromisos en la representación de la directivas, por tanto el rector realizó el cambio, nombrando a Jaime García Botero, director Académico de la institución, en sustitución de Carlos Alberto Palacio Gómez.
En la facultad de ingenierías venía presentándose un problema en la evaluación de los docentes, señalaba su representante Jorge Vásquez Pérez, pues, aunque han tenido excelente desempeño, los habían dejado por fuera de la institución o les habían quitado carga académica. Solicitaba políticas claras sobre su evaluación y modo de prescindir de sus servicios, para evitar que las decisiones sobre su estabilidad estuvieran en manos de una sola persona. Adicionalmente, se presentaba un “hecho grave”: los estudiantes en Ingenierías nombraban o rechazaban los profesores. Finalizaba diciendo que ese procedimiento “indebido, de poco análisis”, lesionaba a la Institución en todos los sentidos, y reclamaba el fortalecimiento del Consejo de Facultad para el proceso de selección de los docentes. El rector respondió que: ha recibido a tres docentes que le habían dicho de las discrepancias del representante, por el hecho de que “no se le había cumplido, aseveración que no ha aclarado”. También el representante había dicho que la rectoría había manipulado el cambio en el ingreso de los estudiantes de ingenierías para modificarle la carga académica a los docentes. El rector aclaró que el Consejo de Facultad se venía reuniendo todos los martes, cada ocho días, a las
19 C.D. acta de reuniones No 06 del 11 de agosto de 1999, (A.I.U.E.)
6 p.m, donde el docente Alberto Echeverry es el representante, y que Rubén Jorge Londoño recibió facultades del Decano de Ingenierías para el control de los docentes en horarios y programas, pero que no tenía autorización para decidir o deliberar. Así mismo, continuaba el rector, se había nombrado a un coordinador académico de la Universidad de Medellín, Alberto Rúa, quien reestructuró el área de Ciencias Básicas, pues de 24 grupos existentes, solo quedaron 18, lo que llevó a prescindir de seis docentes en los cursos. También le dio todas las facultades al Decano de Ingenierías Mario de J. Serna R., para que seleccionara los docentes para una mejor profesionalización de la Ingeniería Electrónica. Terminó de “forma energica”, que si habían existido “malos manejos”, que el representante de los docentes, los expusiera ante el Consejo, a lo cual Vásquez Pérez mantuvo su inconformidad con el manejo de los docentes y la falta de políticas claras, y pidió confrontación de los testigos aludidos por el rector; y recuerda que un acuerdo del consejo directivo de noviembre de 1998, se nombró una comisión para la selección de profesores. El Rector dijo que desconocía ese acuerdo porque aún no había sido nombrado. El representante de los estudiantes, apoyó a Vásquez Pérez, en cuanto a los procedimientos y criterios de selección de los docentes en todas las facultades. Esa acalorada discusión finalizó de forma temporal con la remisión de la queja al Consejo Académico, que celebraba al día siguiente.
En la siguiente semana se realizó una reunión del rector, los docentes de la Facultad de Ingenierías, el representante de los docentes y el Decano, donde se aclaró la información dada por algunos docentes ante su salida, y la ligereza de las afirmaciones del representante y su falta de profundización sobre el asunto. Sin embargo, el representante de los docentes ratificaba sus afirmaciones en el sentido de que la evaluación de los docentes se debía realizar a tiempo y que ese informe le fuera remitido al docente “con el ánimo de mejorar”. También recomendaba que su carga académica la conociera con anticipación y tomar decisión de otras propuestas de empleo. Creía que con el paquete informático de Admisiones y Registro se podía conocer la carga docente en el próximo semestre. El rector se
comprometió con la Dirección Académica a “ser más explícito al final y principio de cada semestre”20.
Segundo semestre. Proceso académico
Para mayo sentía la preocupación por el número tan bajo de aspirantes, pues solo se habían inscrito 21 personas: 8 en Derecho, 7 en Contaduría y 6 en Ingenierías. Por eso, la institución universitaria tuvo que realizar publicidad en radio en Rumba Estereo y en Todelar, durante los partidos de futbol, además de un aviso de prensa en El Colombiano. También se decidió participar en Expouniversidad para dar a conocer la institución por fuera de la ciudad. Por ello, se aprobó abril grupos en el primer nivel a partir de 20 estudiantes.
Para junio, en inicios del semestre, se conformaron cinco grupos: dos en Derecho (66 estudiantes), uno en Contaduría (32), uno en ingeniería Electrónica (20) y otro en ingeniería de Sistemas (33), para un total de 130 alumnos nuevos. El rector consideraba el resultado de la convocatoria como “aceptable” , teniendo en cuenta que no podía realizar una segunda debido a las limitaciones de espacio, pues el nuevo bloque tardaría 75 días. Y debido a unos exámenes realizados por El Ágora, se encontró que de un total de 371 estudiantes, un 40% es decir, 94 personas residían en Envigado y el resto, 277 en otros municipios, por lo que la Institución Universitaria estaba “apoyando a las otras universidades del Valle del Aburrá” y no ofreciendo estudio a los jóvenes de la ciudad, que cada año, saca aproximadamente 2000 bachilleres.
Campañas de comunicación
A raíz de la situación planteada, y de dar a conocer la Institución en el medio envigadeño, y por fuera de él, se estableció una campaña publicitaria en diferentes medios: acciones comunales, antenas parabólicas, y en esa lógica el alcalde Londoño comentaba que “la gente no conoce a la IUE y la confunden con la Cooperativa…la idea es estructurar un espacio informativo a nivel educativo en
20 C.D. acta de reuniones No 06 del 11 de agosto de 1999, (A.I.U.E.)
donde se difunda que el municipio tiene una Universidad, señalando que carreras tiene, promocionando una entrevista con los estudiantes y sus expectativas”21.
El rector Carlos Mario Ramírez consideraba que se debía crear una oficina de Relaciones Públicas y Mercadeo, con la contratación de un profesional en periodismo, para diseñar unas estrategias y proyecto en comunicaciones, como la promoción y el manejo de la imagen institucional. Para el 11 de agosto, se nombra a María Quijano Restrepo, como asesora de la rectoría en comunicaciones y relaciones públicas de la Institución, y secretaria d del Consejo Directivo. Además se decía que tenía “buenas relaciones y contactos con los medios de comunicación”. Así también surgió la idea de las visitas de los decanos y el director académico a los colegios para que promocionaran los programas y los semilleros y, en general, a la institución. En vista de que los laboratorios de Ingenierías se entregarían el 9 de agosto y equipos para sistemas el 20 de agosto, además de las amenazas de paro; se propuso modificar el calendario del segundo semestre del año, del 21 de julio al 5 de diciembre Derecho y Contaduría, y el de Ingenierías del 9 de agosto al 18 de diciembre, cubriendo 18 semanas de clase.
En el sentido de dar a conocer más la institución universitaria en los medios, se elaboró un Video institucional por Jaime Alberto Ruiz Montoya, practicante de comunicación social de la Universidad de Antioquia, entre noviembre de 1999 y marzo de 2000 y con ayuda del Departamento de Producción audiovisual de la misma universidad. Tuvo costo de $2.870.000 de pesos, tenía una duración de 12 minutos y 30 segundos. Se dio a conocer de manera oficial en pantalla gigante a toda la comunidad. Londoño, el alcalde, comentó que “el video conserva la esencia de la institución desde su creación y ubicación en el colegio José Miguel de la Calle, abarca todas las carreras y está elaborado en un formato que permite la inserción de nuevas imágenes…” luego hace una sugerencia: “le hace falta es una toma panorámica de la biblioteca, por lo de haber realizado más tomas de los espacios de la institución. Para que la comunidad se dé cuenta que la institución posee suficiente infraestructura, es grande, tiene espacios de gran belleza y para que no
21 Consejo Directivo (C.D.), acta de reuniones No 04 del 10 de junio de 1999, (A.I.U.E.)
sigan confundiéndola con otra”.(página 6) Aunque según su realizador, su intención era mostrar los diferentes ambientes en los que se desenvuelve el estudiante y los profesores, era transmitir más ambiente universitario que planta física…lo importante no es la parte física sino los ambientes y las actitudes”22.
Medios de comunicación de la IUE
Como parte de la estrategia de la nueva comunicadora social Ana María Quijano Restrepo, se estableció un Boletín Interno “Noticias”, un órgano impreso e informativo mensual que se generaba desde la Rectoría, a través de ella, era un medio ágil y sencillo para comunicar a todas las dependencias administrativas, las actividades y proyectos que se planteaban desde las mismas y que se hacía fundamental su divulgación.
Revista Katharsis.
Este otro medio de comunicación universitario de carácter pluralista y abierto, estuvo dirigido en el año 2000 por Julia Victoria Montaño Bedoya, docente de la facultad de Derecho. Para mayo de 1999 se produjo el No. 20, subsidiada por algunas entidades financieras del medio. Dirigida por Carlos Alberto Palacio y un comité editorial, el cual dirigía también el periódico Ecos, y con claro interés de propiciar “un espíritu dialógico”, entre estudiantes, docentes y figuras intelectuales reconocidas del medio universitario externo (universidad nacional y universidad de Antioquia) como Carlos Mario González, Jorge Alberto Naranjo, Saúl Sánchez, Mauricio Vélez (universidad Eafit), entre otros. Al incorporar estos autores se buscaba afinidades y dinámicas similares, estimulando el propio desarrollo institucional. Para el segundo número se realizó una revisión y evaluación del anterior y se levantó una estructura general que sirva de modelo permanente y de su carácter municipal con la exaltación de personalidades locales y actividades de la sociedad y la cultura envigadeña. Otra parte de la estructura de secciones de la
22 Consejo Directivo (C.D.), acta de reuniones No 06 del 10 de junio de 2000, (A.I.U.E.)
revista, en esas primeras intenciones, fue realizar publirreportajes de las empresas del sur del valle de Aburrá, como forma de obtener ingresos.
Otro medio estratégico, fue retomar la elaboración del periódico ECOS, creado durante la administración de German Vanegas Montoya y dio de nuevo a la luz en abril de 2000. En estos nuevos comienzos estuvo integrado el comité editorial por los estudiantes Víctor Julián Moreno Mosquera y Saúl López Calle; los docentes Carlos Alberto Palacio Gómez y Jaime García Botero; el rector Carlos Mario Ramírez Velásquez como director, la coordinadora Martha Stella Domínguez Jaramillo y la comunicadora social Ana María Quijano Restrepo.
Segundo semestre de 1999
La marcha de la ingeniería electrónica no presentaba ningún problema en los inicios del semestre, pues una de las materias dictada por programa de extensión con la Universidad de Antioquia, venía desarrollándose sin problema y además un paquete de enseñanza de Microelectrónica se estaba implementando, apoyando de esta manera el proceso23.
En el segundo semestre existían 996 estudiantes, entre nuevos y antiguos. En Ingenierías tenía 322 (33 nuevos y 290 antiguos); Electrónica 140 (18 nuevos, 2 de reingreso y 120 antiguos); Contaduría Pública 74 (33 nuevos y 41 antiguos); y
23 C.D. acta de reuniones No 06 del 11 de agosto de 1999, (A.I.U.E.)
finalmente Derecho con 451 (91 nuevos y 370 antiguos). Como detalle del balance se presentó una deserción de 230 estudiantes, siendo Derecho con el mayor número: 80 alumnos entre bajo rendimiento, situación económica o sin asentar matrícula24.
En agosto el rector presentó un informe de gestión ante el concejo municipal a través de 22 preguntas. Asistieron los decanos y empleados administrativos de la institución, al final del informe, los concejales se mostraron satisfechos y respaldaron su gestión. Entre las inquietudes estuvieron las estrategias de mercadeo.
Se discutió en el mismo mes de agosto, si era conveniente el convenio entre la Corporación Universitaria Remington para realizar el montaje de la Ingeniería Administrativa o Administración de Empresas de la Institución, y a cambio, ellos montarían el programa de Derecho. Sería un intercambio de códigos Icfes. En una reunión previa de Decano, se concluyó que el programa de Derecho de la IUE contaba con muy buena imagen en el medio y que a la Remington le faltaba desarrollar sus programas en el medio, por lo que sería hacerle un favor sin retribución alguna. Pedro Pablo Cardona, decano de Derecho, mencionaba, era una “ley del embudo”, porque sería un convenio “mil veces favorable para ellos: porque disminuiría los aspirantes a la universidades Cooperativa, Autónoma y Nariño, desplazándolos a la Remington”. En conclusión el convenio serviría para fortalecer la presencia en el medio de la Remington, a costa de la Institución Universitaria de Envigado.
Se presentó la reforma al reglamento estudiantil, para que sea socializado y compartido a los estudiantes, con el fin de obtener sugerencias, por igual se hizo en los consejos de facultad. Se esperaba que la reforma fuera de forma concertada entre los estamentos y presentara en noviembre ante el Consejo Directivo para su aprobación, y comenzara a regir en el año 2000, pues debido a diferentes casos se había evidenciado sus vacíos. El Reglamento había sido modificado en dos
24 C.D. acta de reuniones No 06 del 11 de agosto de 1999, (A.I.U.E.)
ocasiones, pero sin socializar con todos los estamentos. Se requería este proceso para que fuera conocido y estudiado por todos y tuviera una vigencia de dos o tres años25.
De igual sentido, se reformó el calendario de las fiestas o Jornadas Universitarias que planeaban hacer en octubre para llevarlas a cabo entre el 16 y 19 de septiembre, en el marco de revivir las Fiestas del Carriel. Una de las integrantes del comité fue la concejala Marta Garzón, quien había obtenido la colaboración de varias empresas. El rector quedó de “venderles la idea” a los estudiantes y las ventajas de participar en ellas.
En septiembre se firmaron cuatro convenios o “alianzas estratégicas” para fortalecer el portafolio de servicios de la Institución: Con la firma de software XENCO por un año, para la implementación de programas de cartera, inventarios, activos fijos y contabilidad, que se aplicarían en la enseñanza en Contaduría Pública. Estaba coordinado por el Decano Luis Antonio Anaya Bernal; con la Universidad Lasallista para apoyar su proceso de aprobación ante el ICFES de las Tecnologías de Informática y Telecomunicaciones, mediante el uso de los laboratorios de la Institución y a su vez, accederá a un intercambio de docentes, talleres, prácticas de campo, laboratorios de Física; en estudios de Robótica con el SENA, en su laboratorio, para dos estudiantes y dos docentes de la IUE ( Sistemas y Electrónica); con La Corporación Universitaria Remington para un postgrado en Revisoría Fiscal y Contraloría; y una capacitación docente en el área de Ingenierías con la Universidad de Antioquia26.
La oficina de admisiones y registro informaba que para el semestre 01 -2000, habían ingresado 90 alumnos nuevos, para un total de 1150 estudiantes, discriminados así: 106 en Contaduría Pública; 478 en Derecho; y 245 en Ingenierías. Se señalaba que el 65% de las matrículas se financiaban.
Himno de la IUE
25 C.D. acta de reuniones No 06 del 11 de agosto de 1999, (A.I.U.E.)
26 C.D. acta de reuniones No 07 del 7 de septiembre de 1999, (A.I.U.E.)
Fue escrito por la estudiante de Derecho Claudia Soto, quien le puso letra y música. La letra fue revisada y aprobada por Álvaro Posada. Se estaba buscando la musicalización por Víctor Hugo Ayala o Fausto.
Gestión sobre lote para el bloque administrativo
El rector inició en agosto la gestión para la compra del lote que existía detrás de la casa biblioteca “Jorge Franco Vélez”, y con el apoyo del alcalde Héctor Londoño, presidente del Consejo Directivo. El 27 de agosto se reunión en compañía del asesor jurídico del Municipio Henry Roncancio con la Constructora Rosellón, específicamente con la Piedad Gaviria González, gerente del Proyecto Camino Verde para negociar la compra del lote, concretando la compra-venta en cien millones de pesos, entregando el 70% en la promesa y el 30% restantes en la firma de la escritura. El terreno componía un área construida (capilla, tres locales y la Casa roja) y una zona verde en total de 800 metros cuadrados . La adquisición del terreno permitió que la institución unificara todo el terreno, desde la entrada, donde se ubicó el almacén de ropa Tenis, hasta los laboratorios.
Propuesta de suprimir las habilitaciones
El rector trajo al Consejo Directivo la propuesta del Consejo de Facultad de Ingenierías sobre los motivos para suprimir las habilitaciones a partir del primer semestre del 2000. La idea era que el C. Directivo le diera facultades al C. Académico para reformas las evaluaciones del semestre y aumentarlas a cinco con un valor del 20% cada una. La propuesta se resumía en cuatro puntos: repartir la evaluación en diferentes eventos y actividades, el manejo adecuado de los temas en las asignaturas, las asignaturas deben ser aprobadas por encima de 3,5 y no son habilitables y según las transferencias de otras universidades con homologación de materias exigen una nota mínima de tres con cinco.
Tanto el representante de los estudiantes como el Director Académico. El primero afirmaba que, aunque novedosa, no parecía viable por que la Institución no se había estructurado plenamente, necesitaba una mejor y fuerte sustentación además de una aprobación de toda la comunidad. El segundo consideraba que se requería un
estudio más profundo, una socialización suficiente, sobre todo, debía ser estudiado por los demás Consejos de Facultad, y que las habilitaciones “se haga como un proceso, ya que influyen muchos elementos para que un alumno pierda una materia”. Finalmente, el Director Académico consideraba que cinco parciales “era algo peor, y era una propuesta facilista y simplista”. Finalmente, ante la propuesta, se llegó a la conclusión de darle autorización a la Dirección Académica para que reuniera a los tres Consejos de Facultad y los estudiantes para ser analizada.
Proyecto del padre Wilber Ángel Tamayo
El padre Wilfer fue capellán de la Universidad de San Buenaventura y en la Universidad Pontificia Bolivariana, y proponía crear un servicio de Capellanía Universitaria o Pastoral Universitaria, en la cual desarrollara temas de ética, derechos humanos, servicios religiosos, entre otros. La iniciativa es presentada por el rector, quien venía conversando con el padre desde octubre de 1999, y pensaba que la Institución debía contar con una “instancia que oriente a todos los estamentos universitarios a nivel espiritual”. El Director Académico como el representante de los Ex rectores Pedro Pablo Cardona Galeano consideraban que debía “analizarse o revisar con detenimiento”, para no causar inconvenientes con estudiantes que no profesaran la religión católica y que además la Institución se regía por la libertad de cultos, según la Constitución Política de 1991. Se acordó que el nombramiento se le cambiara de Capellán por Asesor Psicológico-espiritual y quedara bajo la coordinación del Director Académico.
Balance parcial en el 2000
En la Editorial del periódico ECOS, de abril de 2000, la rectoría realizó un balance de su Plan Estratégico frente a la infraestructura física como de dotación de la institución:
“En estos 14 meses hemos realizado inversiones de dotación de laboratorios de la facultad de Ingeniería por 500 millones de pesos. Se ha incrementado la bibliografía de la Biblioteca Jorge Franco Vélez en 100 millones de pesos. Y para hacer más completo este paquete de inversiones, se adquirió un lote por valor de 100 millones
de pesos, donde se ampliará la planta física en 1.610 metros cuadrados, divididos en tres bloques que comprenderá: Bloque administrativo, que tendrá cuatro pisos y se ubicarán las dependencias administrativas de la Institución y contará con un auditorio para 140 personas. Un segundo bloque de aulas de tres pisos, en el cual se destinará la primera planta para la ampliación de la Biblioteca, ya que en el momento contamos con una población estudiantil de 1300 alumnos y en dos semestres más la cobertura, será insuficiente. Las otras dos plantas serán para aulas. En el tercer bloque, se ubicarán dos aulas de Audiovisuales, estará la oficina de Bienestar Universitario y aulas en los dos pisos siguientes. Esta obra tendrá un costo cercano a los 700 millones de pesos”27. También comentaba que había fortalecido el recurso humano y reestructurado todo su funcionamiento a través de Manuales de funciones como soporte de la gestión para cumplir los principios de eficiencia, eficacia y transparencia.
Hizo especial énfasis en la apertura de las “puertas democráticas” a la comunidad estudiantil y a los demás estamentos, al fomentar y llevar a cabo las primeras elecciones de representantes de los docentes y estudiantes al Consejo Directivo, el 24 de febrero de 2000, siendo elegidos Héctor Arango Morales, docente de la facultad de Derecho, entre 45 votos de 85 sufragantes; y el estudiante de Ingeniería Electrónica Juan Carlos Ramírez Velásquez, de 450 votos de 980 sufragantes. Es curioso señalar que el segundo estudiante más votado fue José Diego Gallo Riaño, estudiante de Derecho para la época y futuro alcalde de Envigado (2010-2014)28.
27 Editorial del Rector, Periódico ECOS, Edición No. 9, abril de 2000, p.3
28 C.D. acta de reuniones No. 2, del 8 de marzo de 2000, (A.I.U.E.)
Continuara…