Expansión del acueducto beneficia al sur del Aburrá

Expansión del acueducto beneficia al sur del Aburrá

elcolombiano.com.co, 20 de agosto de 2019. Quejarse del servicio de acueducto era un acto repetitivo que realizaban los habitantes de La Estrella y del corregimiento San Antonio de Prado. Pero desde el 12 de julio su realidad cambió gracias a la intervención que realizó el grupo EPM con la expansión de la red.

Con una inversión cercana a los $ 56.000 millones se construyó en el sur del Valle de Aburrá el proyecto de interconexión que garantiza la prestación y calidad del servicio de agua.

John Maya Salazar, vicepresidente Ejecutivo, Proyectos e Ingeniería EPM, dijo que realmente las comunidades de estos sectores vivían una problemática, debido a que con frecuencia el líquido dejaba de llegar a sus casas. Por eso, para él es realmente un hecho gratificante saber que la organización se responsabilizó de generar una estrategia que ampliara la capacidad de distribución.

Por otro lado, Maya resalta que con la obra será posible atender la demanda futura de la zona de expansión urbana en el municipio de La Estrella, por medio de la construcción de canales primarios de acueducto y un sistema de bombeo sofisticado. 

El proyecto

El agua que provee la nueva infraestructura, que se encuentra ubicada en el sur, viene directamente desde la Aguacatala.

Se construyó una red de impulsión de 1.000 metros entre el tanque del municipio siderense y los de Santa Catalina, en la vereda San José. En este último se cuenta con dos tanques de 2.000 metros cúbicos cada uno y una estación de bombeo.

Además se tiene una red de 5.300 metros que va hasta la planta de tratamiento de aguas potables ubicada en San Antonio de Prado, con sus respectivas redes de distribución de 3.700 metros. En total, el sistema de interconexión y expansión completa 10 kilómetros.

Juan Carlos Herrera, del área de proyectos e ingeniería de EPM, expresó que esto posibilita el crecimiento urbano y que el sistema independiente logra abastecer ambas zonas urbanas.

Explicó que cuatro grupos de bombeo pueden suministras 270 litros de agua por minuto y son de tipo “lapicero”, debido a que se encuentran ubicados verticalmente.

Antes de hacerlo realidad, en el año 2017, se había instalado en el sector Barichara un sistema de inyección de agua de un circuito a otro para poder abastecer a los ciudadanos, especialmente los fines de semana que aumenta el consumo en los hogares y funcionó hasta hace unos días, debido a la construcción de la nueva red.

Maya señaló que ahora se podrá disfrutar de un acueducto moderno y se garantiza la calidad del servicio. Para él tener agua potable es sinónimo de desarrollo, en vista de que con ella se puede generar otro tipo de proyectos como negocios.

Por su parte, Andrea Mancera, líder del proyecto, dijo que desde el inicio de la ejecución a finales del 2017 se generaron 560 empleos. Andrés Ospina, contratista y habitante de la zona, expresó que el proyecto le permitió conseguir un trabajo en el cual aprendió y agradeció a la compañía la oportunidad. Añadió que además es una satisfacción saber que siempre va a tener agua en su hogar.

Amigables con el ambiente

EPM logró mitigar el impacto en los grupos de flora y fauna que habitan la zona en la que se construyeron los tanques, gracias a la implementación de medidas de manejo ambiental. Las autoridades ambientales, inicialmente, autorizaron el aprovechamiento de 23 árboles, pero finalmente solo se requirieron 17.

La empresa evitó la preparación de concretos cerca a las quebradas por las que se tenía que cruzar: La Chaparra, La Limona, La Ospina y La Manguala. Forraron con mallas los sumideros e instalaron canastillas que impidieron el ingreso de sólidos a las tuberías.

Por otro lado, se obtuvieron otros resultados diferentes al objetivo principal. Durante las labores de excavación se recuperaron más de 1.500 piezas arqueológicas. Se trata de algunas vasijas y fragmentos decorados.

En una muestra de carbón se demostró que estos objetos pertenecieron a quienes habitaron el lugar entre los años 620 y 680 después de Cristo. Hacen parte del programa de Arqueología preventiva en convenio con la Universidad de Antioquia.

Más personas tendrán agua

El proyecto de acueducto Interconexión San Antonio de Prado y expansión La Estrella no es el único que proyectó EPM. La organización tiene el propósito de brindar seguridad y suministro hídrico en todo el Valle de Aburrá y Rionegro, en un lapso de 10 años y a 2038 será un total de 94 proyectos de infraestructura en provisión de aguas y 69 más en aguas residuales. Se estima que la inversión será cercana a los $ 8,3 billones.

Jorge Ramírez, gerente de Provisión de Aguas, señaló que se quiere garantizar a los clientes los siguientes cinco aspectos: calidad, continuidad, cobertura, confiabilidad en la prestación del servicio y ser sostenibles con el tiempo. Además dijo que para llegar a más poblaciones que hoy no cuentan con acceso, implica expandir el sistema actual y ampliar la capacidad de almacenamiento.

Se busca potenciar la interconexión del sistema realizando mantenimientos sofisticados, modernizando y ampliando las redes. Además todas las obras buscan desarrollar un Plan de Manejo Ambiental con las comunidades vecinas para mejorar la calidad de vida y potenciar las capacidades de las personas. Con esta estrategia se pretende brindar un aporte a la formación, la convivencia, la conservación y el uso de recursos naturales.

Esta intención hace parte del Plan de Obras e Inversiones Regulado (POIR) para el Área de Prestación del Servicio (APS) de los municipios que atiende EPM .

CONTEXTO DE LA NOTICIA