Estudiantes crean máquina para hacer ecoladrillos

En Envigado, jóvenes pulverizan diferentes tipos de plásticos para hacer ecoladrillos y ecomacetas que son repartidas en la comunidad.

Estudiantes crean maquina que tritura desechos plásticos Estudiantes del Insituto Comercial de Envigado muestran la maquina que pulveriza desechos plásticos y las ecomacetas realizadas. Foto: cortesía estudiantes

fuente: revista Semana, 3 de febrero 2018

Pitillos, tapas, bolsas y envases de gaseosas o bebidas energéticas se encuentran por doquier en los alrededores del Instituto Educativo Comercial de Envigado. La cantidad de basura despertó la curiosidad de 40estudiantes, que se preguntaron cómo podían reutilizar este material y mitigar el impacto de los desechos plásticos en el medioambiente. Guiados por el profesor Jhon Alexander Echeverri, ellos decidieron crear ecoladrillos a partir de todo el plástico recolectado.

Puede ver:Los pitillos que se pueden usar sin cargo de conciencia

En las primeras fases de su trabajo de investigación los muchachos concluyeron que hacer ladrillos de plástico tenía varias dificultades. La primera es que el tiempo los degrada y la segunda que la exposición al sol causa la emanación de algunos gases nocivos para el medioambiente. Así que los muchachos pertenecientes a los grupos de investigación Gestores de Conciencia Ambiental (GCA) y Engineers for the Future y que hacen parte del programa Ondas de Colciencias, pensaron nuevas alternativas para materializar su idea.

De esta manera, ellos se las ingeniaron para crear dos máquinas que trituran los desechos plásticos, que después son mezcladas con cemento para la crear ecoladrillos y ecomaceteros utilizados para reforestar algunas zonas de Envigado.

La parte exterior de la primera versión de esta máquina la hicieron con madera triplex. En su interior contenía unos discos de metal cortados y diseñados por los mismos estudiantes que pulverizan el plástico. La generación de potencia era manual y se hacía con un pedal y una cadena de bicicleta que al ponerse en movimiento hacían rotar las cuchillas.

“Quisimos hacer la máquina manual por varios motivos, para darle valor a la mano de obra y darle importancia al trabajo manual de los estudiantes en la creación de los ecoladrillos y no utilizar energía eléctrica. Gracias al programa Ondas, hemos recibido asesoría y buenas ideas para continuar adelante con nuestros proyectos. Además nos presentamos al Premio Nacional al Inventor Colombiano donde quedamos terceros y fuimos la única institución educativa entre los doce finalistas”, dijo el profesor Echeverri, quien a su vez está nominado al premio Global Teacher Prize, que se entrega al maestro que es inspirador para sus alumnos y comunidad. La entrega del galardón se realizará en Dubái el próximo mes.

 La segunda versión del triturador tiene discos de acero templado, la cadena de bicicleta ya no es necesaria porque los discos forman un engranaje y su estructura externa sigue siendo en madera, pero reforzada en acrilico. Los cambios hicieron la máquina más funcional y más segura porque las cuchillas están menos expuestas a los operadores.

Ha sido tal el éxito de la iniciativa que cuenta con el apoyo de la comunidad, quienes aportan en la cadena de producción al llevar los desechos plásticos. Los estudiantes se encargan de triturar la materia prima y mezclarla con el cemento para hacer las ecomacetas que son distribuidas en Envigado, Los ecoladrillos se encuentran en una serie de pruebas para ver si pueden utilizarse en las construcciones.

“Este es el resultado de un esfuerzo mancomunado con estudiantes, padres de familia, docentes y directivos porque finalmente las propuestas que ejecutamos son transversales a los docentes y a toda la comunidad educativa”, agregó Echeverri.

 Ahora la meta de estos estudiantes es poder patentar estos inventos y ofrecerlos al público como una alternativa sostenible y contribuir a generar una conciencia ambiental.