Envigado, planificación a través de la innovación

Modificar el Plan de Ordenamiento Territorial es un objetivo en el que la tecnología es clave.

fuente: http://la.network/envigado-planificacion-a-traves-de-la-innovacion/

Envigado, planificación a través de la innovación
Vista aérea del municipio de Envigado, Colombia.

Una herramienta tecnológica que le permite a Envigado conocer e incluso proyectar cuánta carga soporta un territorio de su municipio, dependiendo del número de personas, de sus necesidades y sin que ello deteriore su calidad de vida y la sostenibilidad del mismo; es la clave del actual e innovador ejercicio de ajuste del Plan de Ordenamiento Territorial (POT) que realiza la administración de este municipio de 238 mil habitantes.

Vigente para el periodo 2011 – 2023, el POT fue objeto desde el actual gobierno, de profundos estudios para determinar su coherencia ya que se estaban “presentando unas disparidades entre la realidad y los objetivos de esas estrategias de largo plazo en algunos componentes del Plan”, recuerda el ingeniero civil y magister en Procesos Urbanos y  Ambientales, Esteban Salazar Ramírez, Director del Departamento Administrativo de Planeación  de Envigado.

Según el líder de planificación, tras un intenso trabajo de análisis -adelantado en 2016 con las distintas Secretarías-, sobre cuáles deberían ser esas modificaciones y después de ello determinar qué estudios se requerían para argumentar esos cambios; Envigado contrató a la Universidad Eafit, específicamente al Grupo de Estudios Urbanos y Ambientales, Urbam.

Envigado, planificación a través de la innovación
Parque Principal del municipio de Envigado, Colombia.

Con este grupo de expertos, se adelantaron los estudios técnicos que tuvieron como base el Plan Estratégico Territorial realizado en 2013 y con visión al año 2030 y que; además de concretar los diagnósticos para las modificaciones, le permitieron a este municipio contratar el estudio de capacidad de carga y soporte, “que también derivó en una gran innovación, una herramienta tecnológica, un software que nos permite hacer simulaciones de las diferentes condiciones del territorio con su norma urbanística para poder determinar si una zona, área o polígono es sostenible con base en unas variables no solo ambientales, sino también urbanísticas y de movilidad”, destacó Salazar Ramírez.

¿Pero qué variables permiten definir cuántas personas, cuánta carga soporta un territorio?

El funcionario explicó que son 58 entre las que se cuentan la disponibilidad de servicios públicos, de agua, de energía;  la generación de residuos sólidos; la carga contaminante al agua; la oferta de espacio público; los equipamientos para salud, educación y cultura.

En el componente ambiental algunas de esas variables son la calidad de la estructura ecológica, la cantidad de zonas verdes y en materia de movilidad, por ejemplo, se destacan el acceso a sistemas de transporte masivo de mediana capacidad y acceso al transporte público.

“El desarrollo del territorio tiene una capacidad límite y esa capacidad es la que tiene que determinar cuántas personas pueden habitarlo sin ir en detrimento de la sostenibilidad y la calidad de vida de sus habitantes”, destacó el Director de Planeación municipal.

Con esta innovadora herramienta tecnológica de planificación y prospectiva, Envigado y sus planificadores tienen en sus manos la capacidad de simular y evaluar escenarios a cinco, 10, 15 y 20 años, en los cuales se puede conocer qué elementos de ese ideal de bienestar y sostenibilidad entran en déficit; qué límites de crecimiento debe tener determinada área; cuántas personas -cuántas viviendas-, puede soportar ese territorio.

“De manera técnica ya podemos asignar densidades e índices de construcción en las zonas con un criterio objetivo y no con un criterio subjetivo.  Incluso podemos determinar las densidades a partir de la altura de las construcciones”, puntualizó el director Salazar Ramírez.

Con esta tecnología, Envigado buscará una mejor planificación de su territorio a partir del objetivo de mejorar su POT, lo que representa para esta ciudad, sostenibilidad económica, ambiental y social para sus habitantes.