Envigado entregará propuesta a Corantioquia para reabrir relleno El Guacal en menos de 6 meses

La Administración de Envigado dice que El Guacal tienen licencia ambiental vigente, pero para enfardado. Ahora buscan que les den permiso de operar el vaso sur. FOTO Esteban Vanegas

Foto: Donaldo Zuluaga Velilla El Colombiano, publicado el 28 de julio de 2016

No será nada fácil que la Administración de Envigado logre su propósito de reabrir El Guacal, en límites entre Medellín y Heliconia. Aunque un grupo de expertos trabaja en un plan que presentará antes de dos meses a Corantioquia, habitantes de San Antonio de Prado, concejales de Medellín, e incluso, el alcalde Federico Gutiérrez, se oponen a la operación. La propuesta, sustentada en la necesidad de un lugar de disposición, además de La Pradera—ubicado en el Norte— busca la modificación de la licencia ambiental otorgada para el lugar y plantea argumentos técnicos y sociales. Actualmente El Guacal, propiedad de Envigado y manejado por Enviaseo, tiene clausurado uno de sus vasos al haber cumplido su vida útil. En octubre de 2015, se solicitó a Corantioquia licencia para operar otro vaso, llamado Centro. Sin embargo, en noviembre del mismo año, le fue negada en última instancia. De ese tiempo a hoy no pidieron nueva autorización.

El alcalde de Envigado, Raúl Cardona, aceptó que buscan reutilizar el relleno, a través de un permiso de Corantioquia, por lo que socializan el plan y trabajan con alcaldes y habitantes de San Antonio de Prado. “No negamos que ha habido fallas que la autoridad ambiental ha reportado. Pero se han corregido”, anotó. Aseguró que el cierre del relleno tiene en emergencia a varios municipios y que la disposición hasta Pradera es costosa, incluso para Envigado. Argeni Taborda, alcalde de Heliconia, consideró que pasaron de recolectar basuras dos veces a la semana a una. “Hoy las familias están afectadas, más el Alcalde porque no sabe qué hacer con las quejas por residuos en quebradas, espacios públicos y calles pasamos de gastarnos $1 millón mensuales a $11 millones por mes. Aguas Heliconia está en liquidación, porque nos quebramos. Las deudas se hicieron insoportables”, dijo.

Los puntos de la propuesta

Lo primero que plantea el proyecto, que espera la Alcaldía de Envigado sea estudiado por la autoridad ambiental en menos de seis meses, es la recepción de residuos ya separados y no que esa segregación se haga en el sitio, como se había planteado en la creación del Centro Industrial del Sur El Guacal, en 2005. También se plantea en la propuesta la utilización de un relleno directo que garantice la separación y, en consecuencia, la eliminación del enfardado.

Según Alexander Pérez, asesor ambiental y jurídico de esa administración la propuesta está sustentada en que El Guacal, ubicado a 33 km de Medellín, 17 del centro de San Antonio y 23 del casco de Heliconia, está sobre la vertiente del río Cauca y no genera ni deposita ningún tipo de afluentes en el Aburrá, “por lo que ninguna de las laderas de San Antonio se ve afectada. “La propuesta de modificación comprende la parte occidental y estamos en influencia directa y exclusiva, en lo operativo, de Heliconia”, acotó.

Reclamos de la comunidad

Además de las denuncias por caos vehicular y accidentes generados por carros recolectores que depositan basura en El Guacal, los reclamos se hacen por la contaminación que, dicen, se ha hecho a quebradas como La Morro. Carlos Uribe, representante de San Antonio de Prado, pidió revocar la licencia. “El Guacal no es un centro industrial ni es un relleno”, afirmó. Alejandro González, director de Corantioquia, dice que existen cuatro procesos sancionatorios para El Guacal, pero recalcó que los mismos inconvenientes que este relleno ha tenido son los que se presentan en La Pradera .