Envigado, el municipio que está literalmente en construcción: hay 140 obras

Hay inversiones por $621 mil millones. Empresa municipal gestiona el grueso de la contratación. 

fuente: periodico El Tiempo. 17 de enero 2023. «Administrar un municipio es administrar una empresa”. Así empieza por explicar Braulio Espinosa, alcalde de Envigado, al sur del Valle de Aburrá, el ambicioso programa de infraestructura que quedó consignado en el Plan de Desarrollo municipal y que este año, el último de su mandato, se materializará con la inauguración de decenas de obras durante todos los meses.

La lista es larga, pero el paquete incluye intercambios viales, un nuevo bloque para la universidad local, adecuaciones en instituciones educativas, renovación en escenarios deportivos, la reconstrucción de la plaza de Mercado y un nuevo Centro Administrativo Municipal.

En total, la inversión en los cuatro años de gobierno asciende a 621.000 millones de pesos que se dividen en tres fuentes de financiación: 150.000 millones de pesos en deuda pública, 242.000 millones de pesos en recursos propios y 229.000 millones de pesos en cofinanciación con el Área Metropolitana, la gobernación de Antioquia o el Gobierno Nacional, según sea el caso.

“Hemos administrado muy bien los recursos y nos ha rendido la plata. Pero también los hemos gestionado por fuera del municipio. Para un alcalde sería muy fácil sentarse en la silla del poder a gastarse los recursos de los ciudadanos. Nosotros le pedimos al Concejo que nos diera su voto de confianza con un crédito público. Cuando me reuní con los concejales, lo primero que les expuse es que siempre iba a buscar recursos por fuera”, apuntó Espinosa en diálogo con EL TIEMPO.

El mandatario aseguró que ninguna de las más de 140 obras que hay en el municipio está en riesgo financiero de quedarse sin recursos. Además, afirmó que la deuda pública no es mala, siempre y cuando, quede bien invertida y no se trunque la capacidad de inversión de las administraciones siguientes.

De hecho, Fitch Ratings dio una calificación de ‘AAA(col)’ y F1+(col)’ a Envigado en su reporte de mayo de 2022. Entre las razones se encuentran que el municipio presenta “un desempeño fiscal fuerte; un impacto menor al esperado por la pandemia y la crisis económica, y una economía con indicadores más sólidos que los promedios nacionales”, en palabras de la calificadora.

En las calles de Envigado, en general, hay una buena aceptación de las obras que adelanta la administración municipal. Tenderos, taxistas y transeúntes respaldan la construcción de las mismas. “Lo importante es que se vean y no que se roben la plata”, dice un señor de unos 60 años en el parque principal.

“Son obras que se necesitaban y van en beneficio de la comunidad. Están acordes al aumento poblacional y a la época que se van presentando. Es un acierto haberle metido la mano, porque tarde que temprano se iban a necesitar”, comentó Hernán Gómez, presidente de Asocomunal de Envigado.

El líder comunitario, además, destacó los avances en infraestructura educativa y recreativa en diferentes puntos del municipio.

Y es que entre el mega paquete de obras sobresalen la construcción de una nueva sede del Tecnológico de Artes, Débora Arango ($ 21.413 millones), la reconstrucción de la Institución Educativa John F. Kennedy ($ 33.671 millones), un nuevo bloque para la Institución Universitaria de Envigado ($ 35.020 millones), la construcción de una nueva sede para el Inder ($ 10.071 millones) y la reconstrucción del ‘parquecito’ Infantil ($ 37.004 millones).

A eso se suma el nuevo Centro Administrativo Municipal ($ 98.538 millones), una estructura con dos edificios de 20 pisos, 20.403 metros cuadrados y un nuevo teatro municipal, y el intercambio vial de El Esmeraldal ($ 27.288 millones), que fue inaugurado este lunes, 16 de enero, pero no estuvo exenta de críticas por los retrasos, demoras en las obras, sobrecostos y órdenes judiciales. Sin duda, la obra que más revuelo ha causado.

Parque El Dorado

Yo entiendo que la comunidad tenga dudas porque como nunca se habían desarrollado obras tan grandes en una administración y al mismo tiempo, entonces hay dudas. ¿Será que si las entregan todas?, ¿será que si las terminan? pero también hay una noticia, vienen más obras”, añadió el alcalde, quien señaló que en los próximos meses anunciará la construcción del parque Fernando González y el parque del barrio La Paz, hasta el momento desconocidas para la ciudadanía.

Para la concejala Sara Rincón (Centro Democrático), las obras se justifican en el deterioro de escenarios educativos y deportivos, la necesidad de habilitar espacios con accesibilidad universal y el déficit en espacio público que se busca subsanar con infraestructura nueva.

Los contratos con Desur

Para la contratación y ejecución de los proyectos, la administración de Envigado se ha valido de una empresa industrial y comercial del estado que creó el propio Concejo municipal en junio de 2020, durante la pandemia.

Se trata de la Empresa de Vivienda y Desarrollo Urbano y Rural de Envigado ‘Desur’ que, según registros oficiales del sistema de contratación pública revisados por EL TIEMPO, tiene contratos interadministrativos con el municipio que ascienden a 376.270 millones de pesos para el desarrollo de las obras de infraestructura.

“Algunos dicen que estas empresas son para contratar directamente, eso es falso. Desur tiene manual de contratación y los procesos se tienen que subir a Secop II. Tiene que publicarse pliegos y todo tiene que estar de acuerdo a la norma de contratación del Estado”, argumentó Espinosa sobre la millonaria contratación a través de esta empresa.

Para el alcalde, esta modalidad agiliza los tiempos de contratación de las obras, que terminan por suponer un ahorro para el municipio.

“Se puede contratar de diferentes maneras que lo permite la norma colombiana, ese no es el problema. El problema es que se contrate la obra y no se haga, que se contrate con precios que no son, que se contrata la obra y quede a mitad de camino o termine con sobre costos. Ninguna de las anteriores ha ocurrido en envigado, entonces estamos absolutamente tranquilos”, agregó Espinosa.

Esa misma postura es respaldada por la concejala Rincón, quien comentó que el taller de diseño de la empresa facilita los procesos y asegura la planificación de nuevos proyectos para las próximas administraciones. “Desur ha sido mucho más eficiente en la creación de proyectos. Si bien la modalidad de contratación es cuestionada, es mucho más efectiva, los cambios se ven y las entregas se realizan”, explicó la corporada.

Colegio Normal de Señoritas, 2022. fotografía CHE.

Una voz crítica

A pesar del respaldo generalizado hacia la administración municipal, hay algunas voces críticas que cuestionan pertinencia de las obras en Envigado. Una de ella es la del concejal Sergio Molina (Conservador), quien fue el único corporado que no apoyó el actual plan de desarrollo durante su trámite en 2020.

“Las necesidades del municipio, ahora más que nunca, siguen siendo del orden social y el bienestar no está reflejado específicamente en términos de cemento. Eso es lo que está haciendo Envigado. El municipio tiene una muy buena infraestructura, hay que reconocerlo y hay que mantenerla, pero en ningún momento estamos hablando de que haya que crecer la infraestructura oficial como lo está haciendo con el Palacio Municipal y sin planeación, como el caso de la Plaza de Mercado”, apuntó el corporado.

Las necesidades del municipio, ahora más que nunca, siguen siendo del orden social y el bienestar no está reflejado específicamente en términos de cemento

Y agregó: “No se trata de hacer edificios, se trata de destinar recursos para fortalecer que la gente de Envigado tenga la posibilidad de estudiar, de aprender en centros de educación técnica, pero no es construyendo edificios, porque de hecho ya los tenemos”.

En cuanto a la deuda pública, para Molina es más importante saber en qué se está invirtiendo, más que en saber si el municipio se está pasando de la línea de endeudamiento. “No se está invirtiendo en bienestar social, en la tercera edad, en niñez, en juventud, con programas de recreación. De formación y preventivos como es el caso de la salud mental”, puntualizó.

En todo caso, en los próximos meses, los envigadeños serán los encargados de juzgar la pertinencia de las obras, con la oleada de inauguraciones que ya fue anunciada por el alcalde Espinosa. “Uno tiene que concentrarse en resultados, no solamente inmediatos. Se puede ser impopular en un momento, pero cuatro o cinco años después lo entienden”, concluyó el mandatario.

periodista: SEBASTIÁN CARVAJAL BOLÍVAR, CORRESPONSAL EL TIEMPO MEDELLÍN, ESCRÍBANOS: SEBBOL@ELTIEMPO.COM

Total Page Visits: 49 - Today Page Visits: 1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *