En Envigado, una madre y sus tres hijas juegan fútbol para mantenerse unidas

Llegamos con nuestra Cámara Ambulante hasta la vereda Arenales del municipio de Envigado y encontramos una historia de ejemplo y superación: una madre y sus 3 hijas que juegan fútbol 3 veces a la semana para mantenerse unidas y olvidar los momentos difíciles de la vida.

Doris, Nataly, Vanessa y Daniela tienen una historia en común, ella, ella es la mamá, Nataly la hermana mayor, Vanessa quien le sigue y Daniela es la menor y todas comparten la misma pasión por el fútbol.

Recuerdan que el amor y la dedicación por este deporte inició hace más de 3 años cuando Nataly antojó a su mamá y hermanas para que entrenaran y jugaran por lo menos 3 veces a la semana, como pretexto para mantenerse unidas. Desde entonces, llegan juntas a las prácticas, se uniforman juntas, comparten y se convierten en el ejemplo de sus compañeros de equipo.

Vanessa dice que se siente orgullosa de jugar al lado de su mamá y que desde que entrenan juntas, hay más unión en la familia.

La Alcaldía de Envigado aplaude estas acciones

La Alcaldía de Envigado estimula estas acciones familiares y asegura que desde el fútbol con enfoque de género acompaña más de 130 familias del municipio. Se cuidan y protegen entre sí y aunque Doris es la jefe en la casa, en la cancha son las jugadas y los goles quienes animan a esta familia.

Coinciden que son más felices juntas desde que juegan fútbol, son el ejemplo del resto del equipo y están convencidas que no dejarán de jugar mientras tengan alientos de vida.