En 8 días dos mujeres murieron por intervenciones estéticas

Ximena López Cuervo, de 21 años, estudiaba diseño en el Sena y residía en el municipio de Envigado. FOTO Cortesía. Periódico El Colombiano.  26 de marzo de 2016

Mientras ayer a las 9:00 a.m. se llevaba a cabo el sepelio en el cementerio de San Pedro, de Medellín de Ximena López Cuervo, de 21 años a quien le inyectaron biopolímeros en un local de El Poblado, las autoridades daban a conocer otro caso de muerte por procedimientos estéticos, ocurrido el pasado 19 marzo.

Según el reporte oficial, en una clínica de Estética de El Poblado falleció víctima de un paro cardiorrespiratorio, sufrido cuando le hacían una liposucción, Elizabeth Bolívar Ospina, de 45 años, con cédula del municipio de Envigado. La mujer fue sepultada el pasado domingo 20 de marzo, en el cementerio del corregimiento San Cristóbal en el noroccidente de Medellín, donde reside la familia.

Allanamiento

En el caso de la joven Ximena López, muerta el pasado 23 de marzo, el CTI de la Fiscalía allanó el local en un centro comercial de El Poblado, donde la inyectaron para aumentarle los glúteos. Los investigadores establecieron que el sitio no tenía licencia y carecía de elementos de reanimación que se requieren para casos de emergencia. De igual forma, decomisaron computadores y papelería que servirá para agilizar la investigación.


Teresa Villa, tía de la joven, indicó que su sobrina vivió con sus padres en el municipio de Caldas hasta hace 15 días cuando se vino a vivir con una amiga en Envigado y, por eso, no estaban informados de que se fuera a someter a una intervención estética tan delicadas como la que le hicieron. Agregó que, según lo que han podido establecer, la joven tuvo información de este sitio por la publicidad que tiene en las páginas web. En tal sentido, la mujer les solicitó a las autoridades más control para estos establecimientos que se presentan con una fachada, pero en realidad hacen intervenciones tan invasivas y lesivas para la salud humana como aplicar estas inyecciones que traen, a corto y mediano plazo, graves consecuencias.

Agradeció la forma como la paciente recibió atención médica en el Hospital General de Medellín, pero allí los médicos no pudieron hacer nada por su vida, ya que el biopolímero le invadió los pulmones en un 98 por ciento. Contó que la sustancia se la aplicaron el jueves 17 de marzo y salió para la casa con muchos dolores y quebrantos de salud, pero el miércoles pasado se complicó y, por eso, tuvieron que acudir de urgencia a un centro asistencial de tercer nivel.