El tranvía

El tranvía que se desarrollo en Envigado en la década de 1920, hacía parte de un sistema de transporte que se inició en Medellín en enero de 1887.  En un principio el servicio consistió en una serie de coches tirados por mulas ( como se puede apreciar en una de las imagenes); su recorrido era desde la Plazuela de la Veracruz hasta el lugar que actualmente es el Jardín Botánico de la ciudad. Posteriormente, dicho sistema se amplió por la Avenida Bolívar y por Ayacucho, hasta llegar a la iglesia del barrio Buenos Aires.

La operación cambia en 1921 con la introducción de la electricidad, se pasa de la fuerza animal a la fuerza de la energía eléctrica. Se forma así, el Tranvía eléctrico. Este cambio hace parte de la introducción de las primeras plantas de generación y su introducción en la industria.  El uso de torres distribuidoras de energía a lo largo de los trayectos permitió ampliar su cobertura a otros sitios de la ciudad de Medellín como los barrios Robledo, Belén, La América, El Poblado y Manrique. En este punto del desarrollo del servicio, se posibilitó su prolongación hasta Rionegro y se llamó tranvía de oriente. En 1922, el sistema contaba con 22 kilometros de rutas,  tranvía tenía 12 coches para el servicio que movilizaban 9.150 personas al día; tres años más tarde, en 1925, el sistema ya tenía 36 kilometros, atendiendo una población de 120 mil habitantes.

Con la masificación de los buses a gasolina en las ciudades Colombianas, y el incremento de los vehículos particulares en Medellín, las operaciones del Tranvía empezaron a disminuir a partir de 1945 y ya para 1951, solo prestaba servicio la ruta de Aranjuez, que cerró ese mismo año.

Con la prestación del servicio hasta el barrio el Poblado, se dan las conversaciones entre el concejo de Envigado y el municipio de Medellín para extender la línea hasta la población y realizan varias acciones para dar luz al proyecto de tranvía para Envigado.

El concejo de Medellín produjo el Acuerdo 32 de 1928 donde oficializaba las obras necesarias para prolongar la vía del  Barrio El Poblado al municipio de Envigado. Entre tanto, el concejo de Envigado, realizaba varias acciones:

Mediante acuerdo 16 del 29 de marzo 1928, sobre construcción de las líneas tranviarias en las calles de envigado se establece utilidad pública la obra para la expropiación de fajas y ocupación de terrenos de particulares en el caso de que sea necesario la línea de Medellín envigado será explotada por la empresa constituidas Medellín y todos los gastos y productos de la explotación pertenece a Medellín pero este municipio dará al de Envigado,  el 10% del producto neto de la línea, según el artículo 4 del acuerdo. Se entendía por producto neto el valor total de lo que pagan los pasajeros de la linea menos los gastos de explotación y servicio de capital.
el 24 de febrero de 1929 mediante acuerdo número 9 se compró también otra faja de terreno situada en el mismo paraje de ancón para el paso del agua y el tanque de presión de la nueva planta eléctrica se adquirió el terreno al señor Ramón Vélez por valor de $100.
Otra acción para ejecutar la construcción de la línea en Envigado fue la apertura de algunas calles públicas, porque la línea del tranvía en el casco urbano de la ciudad de Envigado, ocupó una de las calles vitales para el tránsito de vehículos (Cra. 43), con el fin de redistribuir la circulación de vehículos de ruedas ya que se van a ocupar por el tranvía: la prolongación de la calle José Manuel Restrepo y la calle Miguel Uribe Restrepo.   (acuerdo No. 16 del 22 de abril de 1929).

 -prolongar la calle “José Manuel Restrepo” hasta empalmarla con la carretera que conducía a Medellín.

-abrir calles transversales que se unan con esa calle y la de “Miguel Uribe Restrepo”.

-ensanchar la calle Miguel Uribe Restrepo, entre la portada andalucía y la Plazuela “Chinquinquirá”.

Su construcción

Se inició su construcción en febrero de 1925 y se finalizó en marzo de 1929. y según la ley (?) era una obra subvencionada por la nación, por ello los gastos de la obra fueron rigurosos. El servicio del tranvía a Envigado, se iniciaba en el cruce entre la calle San Juan con la Carrera Palacé y finalizaba en el “extremo de los rieles de la plaza del municipio, 10,40 mts hacia el norte del costado sur  de esta plaza. Pendiente máxima de 8%, a una velocidad de 30 km por hora”, Según informes del ingeniero Hermógenes Trujillo y el técnico Camilo Villa (Informe de 1930 al Concejo de Medellín. Ficha No. 408363 Archivo Histórico de Medellín). Se construyeron varios pontones o puentes de maderos, en las quebradas “Poblada”, “La Presidenta” y la “la Aguacatala”, con reforzamiento en su piso con baldosa de concreto, mientras los puentes en “La Zuñiga” y “La Ayurá”, fueron en arco de ladrillo. En “La Madre Vieja” fue un puente de concreto reforzado.

La línea atravesaba las calles y la plaza de “la fracción de El Poblado, en una longitud de 546 metros, entre las quebradas “La Poblada” y “La Presidenta”, y que en las calles de Envigado, los rieles del tranvía atraviesan en 450 metros.

Inicialmente el tranvía fue trazado hasta la “fracción El Poblado”, iniciándose en febrero de 1925 y al terminarse la línea, se dio al servicio con carros “Edwards de gasolina”, construidos especialmente. Más tarde y resuelta la electrificación de la vía, se prolongó la vía hasta el Club Campestre. Luego por medio de un contrato suscrito entre el Municipio de Medellín y el Municipio de Envigado, según Acuerdo No. 47 del 26 de marzo de 1928, el tranvía se prolongó hasta su cabecera

 Después de terminada la obra y puesta al servicio, se iniciaron las gestiones para reclamar la subvención a que le daba derecho la ley por valor de $340.501.35 de pesos. En el valor estaba incluido el valor de un “rectificador de mercurio”, que hubo necesidad de instalar en “La Aguacatala”, para transformar y convertir la corriente de alimentación para la línea del tranvía, a las inmediaciones de Envigado.

En los gastos de construcción estaba el ensanche de la carretera “del sur o del Poblado” indispensable para su uso y de vehículos particulares, y fue realizada entre la empresa del tranvía y la Junta Municipal de Caminos de Envigado.

Para el servicio inicialmente se utilizaron cinco carros, aunque la línea tenía capacidad para diez carros más. Este material rodante fue pedido a la Compañía “Internacional General Electric Co”, de Estados Unidos, y manufacturados por la casa J.G. Brill Co, y eran carros en acero, cerrados, con truck doble 35 pies y 2 pulgadas de longitud, tipo 177 S-I-X, cada uno con motores General Electric tipo G.E. 258-C, equipo doble de control de aire, iluminación y con capacidad de 40 pasajeros sentados.

DISTRIBUCIÓN DE LOS GASTOS DE CONSTRUCCIÓN EN EL TRANVÍA INTERMUNICIPAL DE MEDELLÍN A ENVIGADO.

Gasto Monto

En Superestructura

En Equipo Eléctrico

En Explanación

En Obras de Arte

En Ensanche Carretera

En Ingeniería

En Gastos Generales Administrativos

En Edificio y Montaje Rectificador de

Mercurio

En Varios

Valor 5 Carros a $ 16.347.16

Suma Total

$ 99.459.96

35.972.27

25.370.14

19.066.05

20.865.80

1.199.29

2.459.81

25.825.73

26.526.50

81.735.80

$ 340.501.35

 

 

Imagen de un tranvía de mulas, conocidos también como tranvías de sangre, comenzaron a transportar pasajeros el 23 de octubre de 1887 en la ciudad de Medellín. La primera línea a lo largo de la Carrera 52, desde el cementerio al norte, hasta el puente del Guayaquil al sur, y desde la plaza de San Ignacio, al oriente hasta el puente del Alameda al occidente. Se observa el tranvía N° 2 en su recorrido hacia el sur.

Mapa obtenido de:  Allen Morrison (2008) Los Tranvías y los Trolebuses de Medellín. http://www.tramz.com/co/me/mes.html

Fuentes de Imágenes: Imágenes de Envigado. 1850-2000. Volumen 2, Alcaldía de Envigado. Enero de 2015.