El mal momento de la política en Envigado

El mal momento de la política en Envigado

FUENTE: el Colombiano.com.co POR JUAN CAMILO MONTOYA E. | PUBLICADO HACE 10 HORAS

46 años lleva en el poder la dinastía liberal en Envigado, desde Jorge Mesa en 1972.

Todavía hay remezón por los actos de corrupción denunciados por la Fiscalía contra el alcalde de Envigado Raúl Cardona y algunos de sus funcionarios, y el municipio sigue recibiendo noticias que cuestionan a sus líderes representativos.

El jueves, el Consejo de Estado anuló la elección de José Ignacio Mesa, representante a la Cámara por Cambio Radical y uno de los políticos más influyentes de Envigado.

Según el alto tribunal, se presentaron diferencias injustificadas en formularios de las elecciones de marzo de 2018 al Congreso de la República, por lo cual, la curul será tomada por Mauricio Parodi, demandante y excongresista.

Mesa tiene en Envigado su fortín electoral. Por su cercanía con los liberales, pactó un acuerdo programático con el diputado Braulio Espinosa, quien será el candidato para continuar la dinastía liberal en poder de la Alcaldía.

Sobre la salida de Mesa del Congreso, Espinosa declaró que es “lamentable” y que su alianza se mantiene. “Él sigue con injerencia en el municipio. Tiene al concejal Juan José Orozco y su influencia es de muchos años de historia y dedicación con resultados. Mi compromiso es con ‘Nacho’ como gran líder y no por su curul”, explicó Espinosa.

Braulio representa la continuidad de gobiernos liberales que comenzaron justamente con el padre del excongresista sancionado esta semana, Jorge Mesa,en 1972.

En el uribismo no escampa

A los problemas que ha tenido que afrontar el equipo político liberal por la detención del alcalde Cardona, se suma que en el Centro Democrático, partido rival para las elecciones, no se han puesto de acuerdo con el mecanismo de selección del candidato.

En ese proceso hay hasta el momento seis precandidatos: Juan Guillermo Tamayo, Andrés Torres, Carlos Manuel Uribe, Juan Uribe, Eliana Valencia y Jhony Vélez.

Según fuentes consultadas en el partido, Torres y Valencia cuentan con el respaldo de Luis Alfredo Ramos y Fabio Valencia, mientras los demás se reparten el apoyo entre los congresistas uribistas.

Las mismas fuentes le dijeron a EL COLOMBIANO que el malestar aumentó porque Torres, con pasado en el Partido de la U, goza de aceptación en un sector, pero no representa las tesis uribistas. “Acaba de entrar al partido y no tiene méritos. Ha estado en contra de las políticas del Centro Democrático y fue promotor del Sí en el plebiscito”, denunció un militante.

Según Fabio Valencia, integrante de la mesa directiva del Centro Democrático, están presionando para que en el municipio no se realice una encuesta que defina el candidato. “Como no hubo consenso, Uribe pidió hacer entrevistas con unos validadores y eso ya se hizo. La decisión de la dirección departamental es que se haga una encuesta que defina el candidato”, indicó.

Pero, los estatutos del partido establecen que si no se acuerda ningún mecanismo, el máximo líder tendría que inclinar la balanza. Es decir, al expresidente Uribe lo presionan por un lado para que haga encuesta y, por el otro, para que no tenga en cuenta a un aspirante por tener supuestamente pasado “santista”.

También están en la contienda Ana Carolina Arboleda y José Hilario López, precandidatos de la Alianza Verde y del Polo, respectivamente, que buscan encarnar el cambio político en el municipio, que no se da hace casi medio siglo….

CONTEXTO DE LA NOTICIA

RADIOGRAFÍA¿DE QUÉ SINDICAN A RAÚL CARDONA?

El 22 de noviembre de 2018, la noticia de la captura del alcalde de Envigado, Raúl Cardona, sacudió no solo el entorno político del municipio, sino que tuvo alcances de varios sectores que provocaron incluso manifestaciones en las vías. Cardona tiene detención domiciliaria, mientras es juzgado por la “feria de contratos” que también salpicó a varios funcionarios de su administración y al contralor municipal, José Conrado Restrepo. El presunto tráfico de influencias en favor de un concejal y un acuerdo suscrito con un funcionario del Ministerio de las TIC a cambio de un contrato, lo tienen alejado del cargo.