Cooperativa Consumo de Envigado: los cambios que se avecinan

Cooperativa Consumo de Envigado: los cambios que se avecinan

Fuente: Periodico El Colombiano.com.co, 29 enero 2020. En su sede de Envigado, se esta estudiando la posibilidad de adelantar la construcción de soluciones de vivienda y de oficinas, además de mantener su punto de venta.

Desde el 2015 fue intervenida forzosamente por la Superintendencia de la economía solidaria, por conflictos de gobernabilidad, falta de liquidez, falta de claridad en los inventarios y cesación parcial de pagos respecto a los proveedores. El año pasado dio perdidas, pero este año, se encamina a su recuperación este año.

Según explicó el agente especial de la Cooperativa, Gustavo Alberto Escobar, para este año se asumirá la operación autónoma de siete puntos: Belén, Envigado, Floresta, Laureles, Pedregal, San Joaquín y La América. Recordemos que la figura de Escobar es designada por la Supersolidaria para que se cumplan los objetivos de la intervención.

El año pasado, los puntos de venta solo generaban ingresos a la compañía a partir de concesiones y arrendamientos, a causa de una alianza comercial que tenían con Merkepaisa.

No obstante Escobar, que aseguró que se mantiene una buena relación con la marca, enfatizó en que “queremos desarrollar proyectos puntuales con Merkepaisa (…) Es posible que nos presentemos en iniciativas especiales para poder encontrar soluciones comunes”.

Además, entre los planes para este año de la Cooperativa Consumo, se quieren integrar nuevas propuestas, iniciando por la sede en La América. Allí se construirán soluciones de vivienda y de oficinas, con el retail ya existente como ancla. Este proceso después se haría en la sede de Belén y se estudia la posibilidad de que el tercer punto que se modifique sea el de Envigado. Esta operación se hará en alianza con Macca e Hitos Urbanos.

Finanzas sanas
Hernando Loaiza Gallego, director administrativo y financiero de Consumo, destacó una estructura sana de las finanzas de la cooperativa para ejecutar este tipo de inversiones.

“La pérdida de 1.569 millones de pesos se sustentó en dos cosas: subsanar un problema que se traía desde 2004 y no haber recibido el pago de seis meses de arriendo, por un acuerdo que se hizo con Inversiones Río Gallego, dueños de la marca Merkepaisa”.

Loaiza también aseguró que todavía hay 5.500 millones de pesos de deuda pero que se cuenta con un respaldo de 53.000 millones para responder por ese dinero.

Vale la pena recordar que los activos, calculados en 53.704 millones para cierre de 2019, presentaron un crecimiento de 0,51 % comparados con 2018. Por otra parte, los pasivos vieron un aumento de 4,85 % y llegaron a 11.835 millones, por las razones que dio el directivo. El patrimonio tuvo una variación de -0,65 % en el mismo lapso, con lo que se situó en 41.869 millones.

Consumo cuenta con 17 entidades asociadas del sector cooperativo, que aportarán al capital de la empresa y está trabajando para conseguir 21 aliadas más.

Según Escobar, si bien la fecha límite que tiene la Supersolidaria para normalizar la operación de Consumo es diciembre de 2021, “la estabilización de la cooperativa, con toda seguridad, se hará este año” y “el año entrante ya podrá salir completamente de su intervención”.