Audiencia por Túnel Verde a segunda sesión

  • Dentro y fuera del recinto, los activistas desplegaron carteles alusivos a la salvaguarda de la naturaleza en el municipio de Envigado. FOTO Manuel Saldarriaga

    Dentro y fuera del recinto, los activistas desplegaron carteles alusivos a la salvaguarda de la naturaleza en el municipio de Envigado. FOTO MANUEL SALDARRIAGA

  Con reclamos por parte de la ciudadanía, culminó ayer la Audiencia Pública que realizó el Área Metropolitana, por el tramo 2B del Túnel Verde, en la que se expusieron las preocupaciones frente a la licencia ambiental que tramita esa entidad.

Según los asistentes, el horario, el lugar y la participación no fueron acordes con la problemática que afronta la comunidad de Envigado con la obra, que ya ajusta cuatro años sin avanzar.

Desde las 9 a.m. y ante un auditorio parcialmente lleno, varios ponentes entre ciudadanos, abogados, ambientalistas y propietarios de negocios, hablaron de los perjuicios que tendría la tala de 115 árboles, contemplado en la nueva licencia de aprovechamiento que gestiona el Área Metropolitana.

No obstante, los miembros del colectivo Túnel Verde mostraron su descontento con el carácter del encuentro, en el que se aclaró por parte de los organizadores, que solo sería para escuchar argumentos y no debatir.

Además, señalaron, la Audiencia no se realizó en la zona directamente afectada (Envigado), ni en horarios accesibles para la comunidad, lo que llevó a que algunos inscritos no alcanzaran a exponer.

Los problemas siguen

Según David Araque, vocero del colectivo, los problemas de participación ciudadana persisten al no garantizar un espacio deliberativo entre la comunidad afectada y las autoridades ambientales.

“Estamos estupefactos porque se está pidiendo otro permiso y, como saben, el proceso está en el Concejo de Estado. Corantioquia no ha desistido de esa apelación, por el lado jurídico le vemos algunas dificultades”, aseguró Araque.

Y es que el lío legal en el que se encuentra la primera licencia que tramitó la Corporación Autónoma Regional del Centro de Antioquia (Corantioquia), finalizó en una medida cautelar que protege los árboles de la carrera 43A, entre las calles 21 sur y 29 sur.

Respetar la decisión

Por su parte, César Hernández Correa, gerente de Metroplús, aseguró que la empresa se mostrará respetuosa de la decisión que emita la autoridad ambiental y señaló que hay total confianza en las condiciones técnicas del estudio que realizó la Universidad Nacional, sobre el tramo en cuestión.

“Es un concepto técnico. Nosotros esperaremos y si la decisión es positiva reactivamos el contrato”, agregó.

Ante las quejas de los asistentes, el director del Área Metropolitana, Eugenio Prieto, recalcó la importancia del espacio para ser escuchados y aseguró que habrá otra audiencia pública, posiblemente el 21 de octubre, para escuchar a las personas que no alcanzaron a participar.

 CONTEXTO DE LA NOTICIA: RADIOGRAFÍA DE UN PROYECTO CONGELADO
 El 4 de julio de 2013, el Tribunal Administrativo de Antioquia decretó la suspensión de tala de árboles en la carrera 43, entre las calles 21 sur y 29, donde se adelantaba la construcción del tramo 2B. Para ese entonces, la Corporación Autónoma Regional del Centro de Antioquia (Corantioquia) estaba a cargo de la licencia ambiental para la construcción del proyecto. Con el ingreso del municipio de Envigado al Área Metropolitana del Valle de Aburrá, el 10 de julio de 2016, la entidad pasó a ser la autoridad ambiental encargada de otorgar la licencia para la continuación del proyecto. En julio de este año el proyecto ajustó cuatro años congelado, debido a las acciones legales que ha interpuesto el colectivo Túnel Verde. La autoridad ambiental tendrá entre 90 y 180 días para emitir un juicio sobre la obra y continuar o retener el proceso.