Alias ‘Sebastián’ comenzó su carrera criminal con el hurto callejero

fuente El Espectador. Judicial8 ago. 2012 –

Con el tiempo, Erickson Vargas Cardona llegó a ser el máximo cabecilla de la “Oficina de Envigado”.

Erickson Vargas Cardona, uno de los jefes mafiosos más buscados en Colombia, inició su carrera criminal con el hurto callejero en la ciudad de Medellín. Hoy la Policía puso fin a la vida delincuencial del máximo jefe de la temible “Oficina de Envigado”.

A comienzos de los noventa, Vargas ingresó a la banda “La Milagrosa”, donde se destacó por su solvencia como ‘raponero’ y en el hurto de apartamentos. Luego, siendo tan solo un adolecente, comenzó a incursionar en actividades de piratería terrestre y halado de vehículos.

A los 18 años se convirtió en uno de los sicarios más experimentados y de confianza de Diego Fernando Murillo Bejarano, alias ‘Don Berna’, cuando hacía parte de los llamados “PEPES” o “Perseguidos por Pablo Escobar”.

En mayo de 2008, tras la captura y posterior extradición de Diego Fernando Murillo, alias ‘Don Berna’, la disputa por el trono de la “Oficina de Envigado” se hizo aún más notoria.

Entre 2009 y 2011 libró una confrontación a sangre y fuego con su rival Maximiliano Bonilla Orozco, alias ‘Valenciano’, dejando cientos de muertos en las comunas centro-oriental y nororiental de Medellín.

Esta sangrienta guerra terminó con la captura de ‘Valenciano’ en Maracay, Venezuela, el pasado 27 de Noviembre de 2011, donde se escondía de las autoridades colombianas. En el momento de su captura se le incautaron documentos venezolanos y varios millones de bolívares.

Desde entonces, Vargas Cardona se convirtió en el máximo jefe del temible grupo de sicarios urbanos y exparamilitares que combatía a las guerrillas y lideraba el tráfico de drogas a Centroamérica y Estados Unidos.

‘Sebastián’, cuyo hermano Franklin Vargas Cardona cayó en otro operativo de la inteligencia policial el 17 de febrero de este año en Medellín, controlaba el 90 por ciento de las organizaciones criminales que delinquen en el Valle de Aburrá, a la vez que extendió sus tentáculos como narcotraficante a San Andrés, Estados Unidos y Europa, a partir de grandes extensiones de producción de estupefacientes en Antioquia, Córdoba y el Magdalena Medio, apoyándose además en una estrecha alianza con el Cartel de Los Zetas en México.

Este miércoles las autoridades pusieron fin a su carrera delictiva. La Operación “Esparta” se llevó a cabo en una finca del corregimiento El Salado, donde el señalado capo fue sorprendido en compañía de su esposa y varios escoltas que reaccionaron, presentándose un enfrentamiento que concluyó con la neutralización de uno de sus lugartenientes.

Contra alias ‘Sebastián’, cuyo aspecto físico había cambiado notoriamente para facilitar su movilidad y evadir la persecución de la Policía, pesan dos órdenes de captura emanadas de la Fiscalía Tercera Especializada contra las Bacrim, por los delitos de concierto para delinquir agravado con fines de homicidio, desplazamiento forzado, extorsión y tráfico de estupefacientes.

Erickson Vargas Cardona, por quien el gobierno ofrecía una recompensa de 1.200 millones de pesos, será extraditado en los próximos meses a Estados Unidos.