‘Alfredillo’, hijo del Chapo Guzmán, también delinquió en Medellín: tenía hasta laboratorios de coca y paseaba en Envigado

fuente: https://www.infobae.com/america/colombia/2023/01/06/alfredillo-hijo-del-chapo-guzman-tambien-delinquio-en-medellin-tenia-hasta-laboratorios-de-coca-y-paseaba-en-envigado/

A propósito de la detención del narco conocido como alias El Ratón, capturado en las últimas horas en un cinematográfico operativo en México, se conoció que uno de sus hermanos pasó un tiempo en Antioquia, escondiéndose de sus enemigos.

Luego de conocerse la recaptura, este jueves 5 de enero, de uno de los hijos del narcotraficante mexicano Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, conocido como alias ‘El Ratón’ y cuyo nombre de pila es Ovidio Guzmán, empezaron a salir públicos varios detalles de su vida. Uno de ellos fue que uno de sus hermanos, Jesús Alfredo Guzmán Salazar, alias ‘Alfredillo’, también tuvo un amplio trasegar criminal que, inclusive, lo llevó a la segunda ciudad más importante en Colombia, Medellín.

Ovidio Guzmán es uno de los máximos cabecillas del Clan de Sinaloa, de México, y fue aprehendido este jueves en un operativo como de película, que incluyó a varios miembros de las fuerzas militares del país azteca: hubo ráfagas de disparos desde el cielo, soldados, la Fuerza Aérea desplegada por Culiacán y otros sectores de esa nación.

Dentro del múltiple material probatorio en contra del sujeto, se conoció que su hermano, alias Alfredillo, se refugió en la capital de Antioquia durante el 2018 y adquirió lujosos predios en el Valle de Aburrá e, incluso, en el Poblado, que es uno de los sectores más exclusivos de Medellín.

El hermano de El Ratón, que actualmente tiene 32 años, y recientemente fue incluido en la lista de los 10 más buscados por la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA), también compró varios apartamentos, lujos y otras excentricidades en Envigado y otros sectores de la región antioqueña; todas esas opulencias las patrocinó con el dinero del narcotráfico que lidera.

Hay que mencionar que ‘Alfredillo’ no solo es otro sanguinario capo de la droga, sino que con varios de sus hermanos lidera al frente “Los Menores”, que es una disidencia del Cartel de Sinaloa, uno de los más temidos no solo de México, sino también de todo el continente americano.

De hecho, varios informes policiales de México, y que fueron difundidos por la prensa de ese país, revelan que Alfredillo llegó al departamento colombiano luego de que fuera secuestrado en Puerto Vallarta, una ciudad de México, mientras estaba en un restaurante en el 2016.

Para pasar desapercibido por las autoridades, aseguran las investigaciones, Alfredillo arribó a Medellín con la venia de otros sanguinarios maleantes mexicanos conocidos como “La Terraza”, que lo habrían ayudado no solo a pasar a Colombia sin ser identificado sino que, además, propendieron por su seguridad para que no lo mataran.

Inclusive, en su corta pero polémica estadía en territorio colombiano, el hijo de uno de los narcos más poderosos del mundo se paseó, como Pedro por su casa en camionetas blindadas y se daba la vida de un rey en uno de los atractivos turísticos de la nación cafetera.

El secuestro, del que tiempo después fue liberado, y que lo llevó a buscar su regfugio en Medellín, fue perpetrado en agosto de 2016 a manos de otro tenebroso cartel conocido como Jalisco Nueva Generación. Allí, Alfredillo y uno de sus hermanos, Iván Archivaldo Guzmán, fueron retenidos por sus adversarios luego de los enfrentamientos y disputas por el control territorial y el envío de estupefacientes a América del Norte.

Es más, para que las autoridades colombianas no lo detectaran, Alfredillo se cambió el nombre, lo que permitió que entrará sin problemas a Colombia. Incluso, se dice que llegó a conocer varios sectores antioqueños como San Jerónimo y toda el área metropolitana de ese departamento.

Sin embargo, su llegada a Colombia no solo fue con fines turísticos sino que, inclusive, este siguió delinquiendo en el territorio nacional y montó un laboratorio de procesamiento de cocaína que en las zonas más apartadas de Envigado, que queda a escasos minutos de Medellín. Allí, se estima, alcanzaba a producir, junto a sus secuaces, hasta 100 kilos del alcaloide cada semana.

Tras varias investigaciones, se evidenció que ‘Alfredillo’ no solo se gastaba el dinero financiando a equipos de fútbol en los barrios de la mencionada ciudad, sino que también se hizo conocer como alias El Charro. Luego, el FBI y otras autoridades lo identificaron y le tocó esconderse por varios meses.

Por ahora, ‘Alfredillo’, uno de los hijos del criminal más poderoso de México, sigue prófugo de la justicia y, luego de incluso mandar coca a la ciudad colombiana de Buenaventura y robustecer sus actuaciones delincuenciales tras la recaptura de su padre, Estados Unidos le sigue la pista y ofrece hasta 5 millones de dólares de recompensa para quien ayude a encontrar su paradero.

ver tambien: ¿qué papel juega Alfredillo en el cartel de Sinaloa?

Total Page Visits: 71 - Today Page Visits: 1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *