El Centro Democrático por dentro

Periodico El Mundo. Autor: Nacho 12 abril de 2018 – 04:02 PM

Recorrido por las entrañas de este partido en Antioquia, para establecer cómo quedaron establecidas las diferentes tendencias de poder.

El Partido Centro Democrático en Antioquia sigue de moda en esta región por segunda elección consecutiva del Congreso.

En el 2014 no sólo fue una revelación, sino que fue la estrella y el gran triunfador en las urnas antioqueñas al obtener cinco senadores antioqueños y seis representantes a la Cámara con más de 380.000 sufragantes.

Y ahora en el 2018 no sólo confirmaron ese estrellato, sino que la sacaron del estadio al incrementar la votación a más de 550.000 sufragios, aumentar una curul de Cámara y quedar con siete, y también podrían ratificar sus cinco senadores de origen en este territorio, en caso que los escrutinios nacionales confirmen el ingreso a ese cuerpo legislativo de José Obdulio Gaviria.

Hace cuatro años no se pudo conocer las entrañas del poder en ese partido en esta región, pues las listas al Congreso fueron cerradas o sin voto preferente.

Pero tras la campaña y las recientes elecciones para el Senado y la Cámara del 11 de marzo, en la cual se utilizaron listas abiertas o con voto preferente, quedaron al descubierto los hilos del poder en ese partido y las diferentes tendencias que se movieron en la disputa por las curules.

Obviamente está fuera de concurso el expresidente y senador reelegido Álvaro Uribe Vélez, máximo jefe y director de orquesta de su partido y quien al aceptar que abrir las listas, automáticamente facilitó que se formaran matices, corrientes, grupos y facetas dentro de esa triunfadora colectividad en busca del electorado.

Con sus 57.000 votos Paola Holguín fue la senadora más votada en el CD después de Uribe Vélez  (la mayoría de votos de Sabaneta) y por eso es hoy la cabeza de un sector de ese partido en Antioquia que podría denominarse el mayoritario a su interior, y que quedó bautizado como “Los Paolos”.

Pero a ellos le podría competir el grupo del otra vez representante a la Cámara, Óscar Darío Pérez Pineda, con sus increíbles casi 86.000 votos, guarismo electoral que nunca sacó en sus mejores momentos cuando perteneció al ramismo conservador.

El caso de Pérez Pineda, ya pensionado, lo analizó un observador interno del propio CD y dijo que “él sigue cercano al doctor Ramos y aunque ha sido ramista siempre toma sus propias decisiones. Sobre su votación hay que decir que el haberle correspondido la primera casilla en el tarjetón de la Cámara, con el 101, ayuda demasiado y eso está más que comprobado. En la elección de la Asamblea de Antioquia en el 2015, Ana Cristina Moreno era la primera en la lista, con el 51, y se disparó con 40.000 votos. Ellos dos trabajaron pero esa posición en el tarjetón ayuda demasiado, cuándo se iba a sacar Óscar Darío, con un trabajo normal, esa votación, lo ayudó que era el primero y lo relacionaron con el uno de Álvaro Uribe”.

Pues si nos atenemos a esas anteriores elucubraciones, el equipo de Paola Holguín es desde ahora uno de los más fuertes, pues además puso la tercera votación para la Cámara con el debutante Juan Espinal con más de 44.000 sufragios.

Y de esta tendencia hacen parte dos dirigentes que darán mucho que hablar en las elecciones territoriales del 2019. Por un lado Rosa Acevedo y por el otro Johnny Vélez, quienes seguramente serán candidatos a las alcaldías de Itagüí y Envigado, donde podrían dar gran batalla al trujillismo conservador y al liberalismo envigadeño.

Y además Los Paolos cuentan con diputado y concejal de Medellín. La primera curul encarnada por Wilson Gómez y la segunda por Simón Molina.

Óscar Darío Pérez hizo fórmula para el Senado con el debutante y desconocido Nicolás Pérez, cuya única carta de presentación es ser sobrino del gobernador Luis Pérez, parentesco sobre el cual se sigue especulando mucho y sobre todo porque logró salir electo al Senado, pero no con la alta votación de su pareja electoral y es posible que llegue a los 30.000 votos cuando concluyan los misteriosos escrutinios nacionales.

Podría ser la cuarta o la quinta votación entre los senadores uribistas antioqueños, puestos que se los disputaría con José Obdulio Gaviria, en caso que éste salga elegido.

Tremendo matiz 

Las elecciones del Congreso dejaron en el CD de esta región la conformación de un muy interesante equipo de trabajo político que eligió dos representantes a la Cámara, Esteban Quintero y John Jairo Bermúdez.

Para lograr esa dupleta de legisladores se distribuyeron el trabajo la diputada Ana Ligia Mora y la concejal Paulina Aguinaga, quienes ya están trabajando juntas, en lo que se podría denominar una unión muy linda.

Mientras la concejala volverá a aspirar al Cabildo Municipal, a la diputada se le metió a la cabeza un proyecto muy viable y que tiene que ver con su vocación ambientalista.

Este grupo dentro del CD lo complementan Óscar Andrés Pérez, quien volverá a disputar la alcaldía de Bello y el dirigente de Itagüí, el exalcalde de esa ciudad Carlos Arturo Betancur.

Para el Senado unos apoyaron a Nicolás Pérez y otros a Santiago Valencia.

Algo cerquita de ese matiz trabaja un dueto en forma independiente que integran el dirigente político Hernán Gómez, a quien le cerraron injustamente el paso como candidato a la Cámara, sobre todo por culpa de Los Paolos, y la hermosa concejal de la ciudad Nataly Vélez, quienes electoralmente apoyaron a Nicolás Pérez y a Esteban Quintero.

El otro senador antioqueño que eligió el CD es Santiago Valencia, quien hace parte, junto a su padre Fabio Valencia, de lo que en ese partido podríamos denominar el Coraje o la valenciocracia uribista, que complementa el también rutilante y electo representante a la Cámara, John Jairo Berrío, equipo que tiene como concejal a Jaime Mejía y como diputado a Roque Arismendi.

El ramismo uribista fracasó con las quemadas de Regina Zuluaga y Magnolia Giraldo.

Otras dos tendencias del uribismo antioqueño son las que conforman el elegido representante a la Cámara, César Eugenio Martínez, con el chamuscado para el Senado, Fabio Aristizábal, más el diputado Jorge Iván Restrepo, pero sin concejal de Medellín, candidatura que para el 2019 le propondrían al comerciante en carros Carlos Franco o al exconcejal Nicolás Duque. De este equipo se dice que es amigo el diputado Jorge Honorio Arroyave.

Y la última tendencia sería la del posible senador José Obdulio Gaviria y la meritoria representante a la Cámara, Margarita Restrepo, la cual tiene como concejal a Héctor Preciado.

Andrés Guerra, quien será candidato a la Gobernación, no milita en ninguna de las anteriores tendencias del CD antioqueño