El Liberalismo en Envigado

“Liberal no comió liberal”: Julián Peinado Ramírez.

fuente: periódico El Mundo, periodista: Nacho. 11 junio de 2017 – 02:00 PM

El muy duro, pero realista refrán de “liberal come liberal” no operó en Envigado y el liberalismo de esta ciudad, con otros socios, quiere recuperar su espacio en la Cámara.

Medellín Colombia

El caso del abogado en derecho administrativo y también en contratación estatal, Julián Peinado Ramírez, sólo lo cuenta él o muy pocos en la política antioqueña. Para el cuatrienio 2012 – 2015 se lanzó solito por un movimiento cívico al Concejo de Envigado y se ganó el apoyo de 915 sufragantes, pero se quemó.
Sin embargo, ese primer intento fue la carta de presentación para su segundo desafío a ese mismo Cabildo en el actual periodo y ya dentro de la lista liberal, su concepción ideológica, y obtuvo la mayor votación con 4.200 electores a su favor por encima de curtidos políticos que han hecho la vida política y administrativa envigadeña.
Y el hecho, con pocos antecedentes, es que hoy es el rutilante candidato por el prestigioso y organizado Liberalismo de Envigado a la Cámara de Representantes.
Esta ciudad fue quizás la primera en Antioquia, que mediante un proyecto político propio municipal terminando la década de los años ochenta del siglo pasado, tuvo representación en el Congreso de Colombia, unas veces en el Senado, otras en la Cámara y varias veces en ambos cuerpos legislativos. Eran los tiempos de los jefes políticos liberales René Mesa Arango y Jorge Mesa Ramírez, quienes lograron que en esta municipalidad del Aburrá Sur dominaran unas mayorías liberales, superando a la estirpe conservadora que se asentó allí mucho antes de que se segregara de Medellín y comenzara su periplo como municipio independiente.
Pero el reto de Julián Peinado es aún más grande, pues asumió la responsabilidad de volverle a dar un espacio legislativo a Envigado, que lo perdió en el 2014 al no alcanzar su reelección el médico Víctor Yepes, por errores y recelos entre la clase política local.
En su historia electoral hacia el Congreso no fue ésta la primera y no será la última derrota que han tenido los envigadeños, los cuales han sabido reponerse de las lecciones que les han propinado las urnas y en ese plan anda la aspiración del joven abogado, que debuta en una elección nacional, muy competida en el caso de Antioquia, como es conseguir un cupo en la Cámara.

La candidatura
¿Y cómo logró este casi desconocido y novato político la nominación al Legislativo dentro del muy intenso y politizado liberalismo de Envigado y entre los socios de otras vertientes?
Él mismo cuenta su inédita historia: “Siempre se ha dicho que liberal come liberal, pero en el caso de nosotros hay que decir que el liberalismo de Envigado ha sido absolutamente disciplinado”.
Consideró que es un equipo político que ha puesto  los intereses de la ciudadanía por encima de los intereses personales.
Tampoco, acepta, se puede negar que existió competencia y en ella cada uno trazó su derrotero y sus estrategias.
Pero aseguró que fue con mucho respeto y con hidalguía como logró ser el escogido al tampoco fácil compromiso que significa una candidatura al Congreso.
“Cuando arranqué mi campaña con los concejales liberales, siempre mostré una postura a favor de la bancada, con un ejercicio político y de ideales, y hoy en día hay un consenso sobre la candidatura que represento y por eso no hablo nunca de Julián Peinado, sino a nombre de un equipo político, que hoy enarbola las banderas del Partido Liberal dentro del liberalismo envigadeño”.
En concepto de este muy seguro, formado, entusiasta, renovador y fogoso líder político, la organización o fuerza liberal en esa ciudad ha estabilizado la administración pública del municipio, porque siempre ha sido muy constante y ha sido una administración que ha sido premiada innumerables veces y con todos los galardones.
Es humilde y generoso en su actual condición de aspirante y no tiene problema en reconocer que de todos sus compañeros en el Concejo, tiene mucho que aprender.

Sinceridad
Pero dudando como periodista de tanta belleza y poesía liberal, en un partido en el que de verdad liberal sí come liberal, le preguntamos si de verdad hay sinceridad para que no vaya a ocurrir los sucedido con Víctor Yepes en el 2014 y Envigado vuelva a carecer de tener un vocero en un escenario de grandes debates y definiciones nacionales como el Legislativo.
No se altera y responde y repite que “sí, sí, sí, sí hay sinceridad entre la clase política de la ciudad. Este equipo tiene todas las posibilidades de hacer un ejercicio muy importante en los ámbitos nacional y regional”.
Recalca que hoy lo están haciendo con el diputado Braulio Espinosa, quien ha hecho quedar extremadamente bien a los políticos de Envigado en la Asamblea Departamental, porque es un hombre valioso, de avanzada y a quien se le reconoce su lucha por Belén de Bajirá.
Julián Peinado explicó que esta misma camada de políticos es la que está generando en Envigado una buena trayectoria, para dar un salto y lograr ser representativos en lo nacional.
Reveló que su aspiración fue acogida en forma unánime por el Liberalismo de Envigado, el cual tiene quizás el Directorio Municipal de esta colectividad más organizado de Colombia.
A su nombre se llegó tras un arduo proceso, durante el cual se llevó a cabo una consulta interna para definir quiénes serían las personas  que podían hacer ese ejercicio.
Además se sentó con cada uno de los concejales del partido y sus aliados, a quienes preguntó qué opinaban si presentaba su nombre a la Cámara y también por qué ellos no lo hacían.
En términos generales respondieron que el propósito era sacar una figura nueva, con una connotación diferente y que era la hora que le tocara esa responsabilidad a otra persona.
”Entonces fue un acto de hidalguía de ellos, mis compañeros en el Concejo y en el Directorio por esta candidatura”.
Así las cosas, Julián Peinado sabe muy bien lo que tiene que hacer para recuperar la curul de Envigado, perdida en el 2014.
En ese sentido, sabe que tiene que volver a tomar las banderas, recuperar el poder regional y seguir consolidando la alianza en la que está sostenida su aspiración.


Las alianzas
Luego de definir la opción electoral a la Cámara con Julián Peinado con el visto bueno de la dirigencia de Envigado, bajo la conducción y orientación del jefe político liberal y excalde cuatro veces Héctor Londoño Restrepo, la candidatura se globalizó y desde el 2016 constituyeron el muy interesante bloque liberal con otros dos grupos de esa colectividad en el panorama regional.
Es así como apoyarán al Senado la aspiración del abogado y docente Iván Agudelo, junto a la aspiración a la Cámara por el Liberalismo de Bello de John Jairo Roldán.
En Envigado le apuntan a repetir los 18.000 votos que logró en octubre del 2015 Braulio Espinosa para la Asamblea.
Ese es el capital electoral con el cual ya están recorriendo a Antioquia, incluyendo a Medellín, para completar la meta de los 35.000 sufragios que se impusieron como meta para que Envigado vuelva a tener un escaño en la Cámara.